‘Software’ abierto para evaluar la eficiencia energética de las pymes agroalimentarias

0 13

El objetivo de este proyecto europeo es que las pequeñas y medianas empresas alimentarias puedan evaluar diferentes alternativas de optimización y la posibilidad de uso de energías renovables

Greenfoods brach concept es un software abierto y gratuito que sirve para ayudar a las empresas del sector de la alimentación a hacer un balance energético de sus instalaciones industriales. Principalmente está dirigido para industrias lácteas, cárnicas, de elaboración de pan, transformados de productos del mar, alimentación infantil, bebidas (zumos, cerveza) y alimentación animal. Esta herramienta combina la experiencia tecnológica en la producción alimentaria con el conocimiento en eficiencia energética y energías renovables, y representa una guía dirigida principalmente a responsables de la gestión de la energía de las industrias y a consultores energéticos para identificar soluciones adaptadas a las pymes para optimizar sus procesos y su suministro de energía.

El servicio dispone de una aplicación
de cálculo para cuantificar y optimizar los
flujos de energía y materiales, el uso de
energía primaria, las emisiones de CO2, el
uso de energías renovables y la evaluación
técnica y económica de las tecnologías
idóneas. La herramienta se complementa
con guías de apoyo para la implementación
y la gestión de la energía en las pymes.
El software forma parte de una de
las iniciativas de valor relacionadas con
la mejora de la eficiencia energética y la
reducción de emisiones, que se han desarrollado
en el marco del proyecto europeo
Greenfoods y se han puesto a disposición
de las empresas del sector alimentario. El
objetivo general del proyecto es asegurar
y promover la competitividad, la seguridad
del suministro energético y garantizar la
producción sostenible en Europa utilizando
otras energías alternativas.

El centro tecnológico AINIA ha sido
uno de los socios que ha participado en
este proyecto, junto con tres socios españoles,
FIAB, ESCAN y AIGUASL, y 14 socios
europeos de Alemania, Polonia, Austria
y Reino Unido. Además, este proyecto
ha promovido la creación de un Centro de
Competencia Energética (CCE) por cada
uno de los seis países participantes en el
proyecto (España, Austria, Polonia, Alemania,
Francia y Reino Unido). Estos centros,
que funcionan ya como ventanillas
de información y apoyo para las pymes,
estarán conectados en forma de red europea.
AINIA centro tecnológico ha sido
designado como CCE para España.

El proyecto ha desarrollado dos iniciativas,
una Wikiweb en la que se recogen
los procesos productivos y las operaciones
unitarias relevantes desde el punto de
vista energético en los principales sectores
de la industria alimentaria.

Esta aplicación permite al usuario encontrar
información específica sobre las
operaciones unitarias de los procesos
productivos, incluyendo diagramas de
flujo básico, tecnologías de proceso, parámetros
de proceso, buscar información
sobre alternativas de recuperación de
calor e integración de renovables como
esquemas de implantación de energía
solar térmica, biogás, etc. Y, también información
sobre tecnologías emergentes.
También hay información sectorial, sobre
eficiencia energética y valorización de
subproductos y un listado con más de 78
programas nacionales de financiación de
los países participantes en el proyecto.

La tercera herramienta es una base
de datos que recoge 36 casos reales
de aplicación de mejoras e ideas innovadoras
en eficiencia energética y de la
integración de energías renovables en la
industria alimentaria, como la integración
de energía solar térmica u optimización
de procesos y tratamientos de aguas
residuales en la industria cárnica; la integración
de energía solar térmica en la
industria láctea o la producción de biogás
en el sector hortofrutícola.

Ahorro de energía

El sector agroalimentario europeo
podría ahorrar más de 4.400 Gwh
al año, según los resultados de las
204 auditorías energéticas realizadas
en 2014 en el proyecto europeo
Greenfoods. Esta energía equivaldría
a la retirada de la circulación
de 30.000 coches, la instalación de
44 turbinas eólicas o el ahorro en
el consumo de 350.000 barriles de
petróleo. Estos datos se han obtenido
durante el desarrollo de este
proyecto, orientado a la mejora de
la eficiencia energética de pymes
agroalimentarias, en el que participa
AINIA junto con 17 socios europeos.
El proyecto está cofinanciado
por el programa Intelligent Energy
de la Unión Europea.

Fuente: AINIA

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...