V Barómetro Industrial: complicada recuperación si los fondos europeos no se emplean de manera eficiente

0 173

El Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España (COGITI) ha presentado su V Barómetro Industrial del COGITI-Cátedra Internacional COGITI de Ingeniería y Política Industrial (UCAM), correspondiente a 2021, que como ya hiciera en la edición anterior, ha contado de nuevo con la colaboración del Consejo General de Economistas de España (CGE), cuyo Servicio de Estudios (Cátedra EC-CGE) ha elaborado el informe Una perspectiva económica de la situación de la industria en España (2021), incluido en el informe nacional del Barómetro Industrial, que ha contado una vez más, como en cada edición, con la colaboración de la Fundación Caja de Ingenieros.

En la presentación y rueda de prensa, realizada de forma telemática el pasado 28 de enero, participaron representantes de ambas organizaciones. Por parte del COGITI, su presidente, José Antonio Galdón, y la coordinadora del Barómetro, Mónica Ramírez, que presentó las principales conclusiones del informe nacional del V Barómetro Industrial; y por parte del CGE, su presidente, Valentín Pich, y el director de la Cátedra EC-CGE y coordinador del Informe, Salvador Marín. En el acto también participó César Nicolás, director Ejecutivo del Instituto Tecnológico de Murcia de la UCAM, que destacó la importancia de la industria para la actividad económica de un país.

El Barómetro Industrial es un estudio sociológico en el que, a través de las respuestas ofrecidas por más de 3.500 Ingenieros Técnicos Industriales y Graduados en Ingeniería de la rama industrial de todos los ámbitos productivos y de toda la geografía española, se valora la situación actual del sector en España y su evolución –tanto a nivel nacional como regional–, así como una serie de temas de actualidad, como la incidencia de la crisis generada por la Covid-19 en la economía de las empresas industriales, cómo está afectando el incremento del precio de la energía a la actividad industrial o la repercusión de los fondos Next Generation EU en el crecimiento del sector.

El Barómetro Industrial es un estudio sociológico en el que se valora la situación actual del sector en España y su evolución

El presidente de COGITI, José Antonio Galdón, ha señalado que “el V Barómetro Industrial refleja la evidente mejoría de las condiciones globales del sector en relación al caótico año 2020, pero a su vez, pone de manifiesto la alta incertidumbre que existe en el sector, y los numerosos problemas a los que ha de enfrentarse en el corto plazo sin que exista una estrategia clara para dinamizar este importantísimo sector productivo y estratégico”.

Para Galdón, “el encarecimiento y desabastecimiento de materias primas, los altos costes energéticos, las numerosas inversiones a realizar, la dificultad de las pymes para el acceso a los fondos, y la propia situación de inestabilidad que estamos viviendo, están afectando de forma especial al tejido industrial, que sin duda está más necesitado de estímulos que nunca. Pero también hay muchas oportunidades y retos para el sector que no podemos dejar escapar y por las que hay que apostar decididamente, y es que debemos ser capaces de liderar las tecnologías y crear el entorno productivo, con las que realizar la transición energética y sostenible de nuestra economía, porque serán el eje del desarrollo de los próximos años”.

Por su parte, el presidente del CGE, Valentín Pich, ha afirmado que “este informe pone de manifiesto que, a día de hoy, la contribución de la industria española al PIB no solo no sigue sin alcanzar el objetivo marcado por la Comisión Europea, igual que sucedía en años anteriores, sino que retrocede, y más teniendo en cuenta que todavía persisten los efectos generados por la pandemia mundial de la COVID-19 y sus diferencias de gestión”.

Según Pich, “en el análisis de la situación de la industria en España que hemos realizado, se indica que se muestran claramente los efectos de la COVID-19 en el sector. En nuestra opinión, su duración y efecto final dependerá mucho de las medidas adoptadas, teniendo en cuenta dentro de estas el uso que se haga de los fondos europeos destinados a ello, si se aprovechan o no para generar economías de escala con un efecto tractor que financie reformas estructurales y actuaciones pendientes necesarias para la modernización de la industria española, así como del resto de sectores productivos”.

Por último, Salvador Marín, director del Servicio de Estudios CGE y coordinador del Informe Una perspectiva económica de la situación de la industria en España: actualización 2021, ha explicado la información sobre el estado de la industria en las comunidades autónomas. Marín ha centrado su intervención en destacar, por un lado, la posición de la industria española en comparación con otros países de su entorno. Así, ha remarcado que “España está en una modesta 6ª posición en cuanto a número de empresas industriales, y 5ª en relación a cifra de negocios y VAB, por detrás de países como Italia, Alemania, Francia, UK, entre otros”; por ello, ha indicado que “queda mucho ámbito de mejora, sobre todo si vemos los números absolutos con diferencias de casi el 50% menos en relación a los países citados en el número de empresas y aún mayores –muy considerables– en relación a la cifra de negocios y VAB”.

Por otra parte, ha señalado que en el análisis de las comunidades autónomas “este es el primer informe que hemos clasificado a estas por grupos, siendo las comunidades autónomas de Navarra, La Rioja, País Vasco, Aragón, Cantabria, Cataluña y Castilla y León las que tienen un PIB Industrial superior al Nacional”. Para concluir, Salvador Marín ha afirmado que “el desarrollo y resultados de este barómetro nos lleva a continuar abogando por políticas activas que doten de mayor peso al sector industrial. En este sentido, y para que la industria española mejore su competitividad, se considera necesario priorizar las políticas de I+D+i; favorecer que las empresas españolas ganen en tamaño, ya que el porcentaje de empresas españolas no ha variado significativamente desde el último barómetro (99,47% son pymes, y de ellas un 84,84% son microempresas, un 12,83% son pequeñas empresas y un 2,33% medianas); e incentivar que se transforme o adapte la oferta industrial, la cooperación público-privada y la formación profesional”. Más información en www.cogiti.es.

Presentaciones en los Colegios de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales

Por otra parte, además del informe nacional, también se han elaborado informes provinciales y autonómicos, con las conclusiones y los datos específicos de la región en cuestión. En este sentido, algunos Colegios han llevado a cabo actos de presentación de sus informes del V Barómetro Industrial.

El Barómetro pone de manifiesto la alta incertidumbre que hay entre los profesionales y los problemas a corto plazo

Sevilla
El Colegio de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de Sevilla (COGITISE) ha presentado, un año más, un informe detallado de la situación de estos profesionales. Para la presentación del documento, se ha contado con la presencia del decano del Colegio Profesional de Economistas de Sevilla, Francisco José Tato Jiménez, que ha acompañado a la decana de COGITISE, Ana Mª Jáuregui Ramírez, a lo largo de todo el acto.

Mientras que la tasa de desempleo del colectivo ha mejorado en Sevilla, igualándose a los datos nacionales, en un 9%, existe un descontento generalizado respecto a la gestión de los Gobiernos nacionales y regionales en materia de industria. Un 74% de los ingenieros sevillanos encuestados creen que las medidas del Gobierno de España son insuficientes, y un 68% también califica de negativas las andaluzas.

Ana Jáuregui ha señalado “la importancia de involucrar a todos los agentes posibles en la mejora del sector industrial en Andalucía y Sevilla, así como la disposición de su colectivo como valedor, altavoz y ejecutor de las medidas y acciones necesarias en colaboración con las administraciones para tal fin”, poniendo como ejemplo “un reciente protocolo de colaboración firmado con la Agencia Andaluza de la Energía para el impulso de las renovables y la formación en dicho ámbito”.

Por su parte, Francisco José Tato Jiménez ha querido destacar la importancia de contar con un sector industrial fuerte: “La industria crea empleo de calidad. Por eso, aunque tengamos un sector de turismo o agroalimentario fuerte, hemos de reforzar la apuesta por la industria, que es más fuerte y menos susceptible que otros sectores”.

La Rioja
Jesús Velilla, decano del Colegio Oficial de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de La Rioja (COGITIR), y Ernesto Gómez Tarragona, decano del Colegio de Economistas de La Rioja, presentaron la V Edición del Barómetro Industrial. El acto reunió a un buen grupo de periodistas de la Comunidad, y en él se detallaron los indicadores más significativos del informe.

En palabras de Jesús Velilla, de entre todos los datos, sobresale «la contribución del PIB Industrial de La Rioja al PIB industrial nacional. Destaca en este sentido el buen desempeño del sector industrial de La Rioja, donde superamos el umbral establecido por la Unión Europea del 20%, casi multiplicando por dos la media nacional, situada en torno al 11,16%. Con estos datos, La Rioja se sitúa en la segunda Comunidad donde la industria tiene mayor peso, solo superada por Navarra y seguida muy de cerca por el País Vasco».

Más allá de este dato, Velilla señaló que este V Barómetro «refleja la evidente mejoría de las condiciones globales del sector con relación al caótico año 2020, pero a su vez, pone de manifiesto la alta incertidumbre que existe en el sector y los numerosos problemas a los que ha de enfrentarse en el corto plazo, sin que exista una estrategia clara para dinamizar este importantísimo sector productivo y estratégico».

Cantabria
El Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Cantabria (COITIC) presentó el pasado mes de febrero el informe del Barómetro Industrial correspondiente a su Comunidad Autónoma. Las principales conclusiones fueron presentadas por el vicedecano COITIC, Luis Miguel Muñiz González, y el decano-presidente del Colegio de Economistas de Cantabria, Fernando García Andrés. Ambos coincidieron en resaltar el interés de este informe, dada la actual coyuntura de crisis generada por la pandemia.

El vicedecano de los Ingenieros Técnicos Industriales señaló en su intervención que Cantabria es la quinta región industrial en porcentaje del PIB, con más del 15%, por encima de regiones como Asturias, Castilla y León, la Comunidad Valenciana, Cataluña o Madrid, y que mantiene con cierta estabilidad este porcentaje desde 2009 gracias, esencialmente, a los sectores alimentario, metalúrgico y del vehículo motor.

Por su parte, el decano-presidente de los Economistas destacó que “hay que perseverar en la especialización industrial, reforzando sectores fuertemente industriales como el químico y el metalúrgico, el sector agroindustrial y los de naturaleza logística”, refiriéndose al proyecto de La Pasiega.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.