Sensores más cortos y con menor zona ciega para detectar mejor objetos próximos

0 17

La división Industry Automation de Siemens ha desarrollado una nueva generación de detectores ultrasónicos de proximidad Simatic PXS. Comparados con sus predecesores, los nuevos sensores de la línea compacta en formato M30 tienen una menor zona ciega y son más cortos. Esto les permite detectar mejor objetos próximos y, además, reducir el espacio necesario para su instalación. Por otro lado, la nueva interfaz de parametrización permite leer información de estado y diagnóstico sobre la marcha. Ello facilita la adaptación de los parámetros al entorno operativo con el fin de optimizar el proceso.

El espacio necesario para instalar un sensor ultrasónico en una máquina o línea depende principalmente de la zona ciega del mismo. Para poder detectar con seguridad objetos próximos, el sensor deberá instalarse desplazado hacia dentro en el importe de la zona ciega. Dicho espacio «muerto» se ha reducido en más del 50 por ciento en la nueva generación de sensores ultrasónicos Simatic PXS, medida en la que puede acortarse la máquina o línea. El cono ultrasónico extremadamente agudo y la funcionalidad de supresión de perturbaciones permite detectar objetos incluso bajo condiciones ambientales difíciles, con el consiguiente efecto positivo sobre la disponibilidad de la máquina. La transferencia, libre de efectos colaterales, de los datos durante la medición permite adaptar exactamente el sensor a la aplicación. Esto mejora la calidad de la señal del sensor. Los sensores en formato M30 están disponibles en cuatro modelos con diferente alcance, hasta seis metros. La variante K1 tiene una salida lógica; la K2, dos. K3 dispone de varias variantes: con una salida lógica y una analógica, con un canal IO-Link o con homologación Atex para atmósferas potencialmente explosivas de zona 2/22. Los sensores K2 y K3 están también disponibles en variantes con cabezal orientable o con transductor separado.

Los sensores se parametrizan usando el potenciómetro incorporado o desde la cómoda herramienta informática al efecto que, además, permite acceder en tiempo real, y sin efectos colaterales ni necesidad de interrumpir el servicio, a datos detallados del sensor. Con ella es posible representar varios ecos con sus separaciones temporales y amplitudes con el fin de optimizar los parámetros para la aplicación. La conexión para ello necesaria se establece mediante un adaptador infrarrojo, lo que hace innecesario deshacer las conexiones existentes.

Los nuevos detectores ultrasónicos de proximidad Simatic PXS pueden detectar cualquier objeto que refleje los ultrasonidos. Las posibilidades de aplicación abarcan desde detección de nivel, apilado y altura hasta medidas de separaciones. Los sensores detectan objetos de la naturaleza más diversa, líquidos, sólidos, pulverulentos, al igual que transparentes. Lo mismo es aplicable a su superficie: áspera o lisa; limpia o sucia; mojada o seca. También son insensibles a efectos externos como luz o temperatura. Destacan además por su gran fiabilidad en presencia de condiciones ambientales cambiantes y rudas. Los sensores emiten cíclicamente impulsos ultrasónicos. Si un objeto refleja un eco, éste es transformado en una señal eléctrica que sirve para obtener la separación midiendo el tiempo que media entre el impulso emitido y el eco resultante.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...