Rosas azules

0 38
El genio y la creatividad al servicio de la innovación es una de las máximas de toda sociedad opulenta o con ganas de serlo. España asume esta apreciación, eso sí, parece que más de palabra que de hechos. Se llenan muchas bocas con argumentaciones tecnológicas, pero el riesgo no parece que vaya con los españoles. “España no debería utilizar la crisis económica como excusa para acabar con su proyecto científico”, advierte en un artículo la revista Nature. Asimismo, aconseja que imite a otros países como Alemania, “un país rico que va a recortar el presupuesto en todos los sectores excepto en Investigación y Educación”, áreas en las que va a aumentar su inversión enormemente. La revista augura un lúgubre futuro a la ciencia española: “A principios del XIX España vivió un período intelectual brillante, conocido como la Edad de Plata. Hasta hace poco, los científicos españoles se mostraban optimistas y pensaban que iban en buen camino para conseguir que este período se repitiera. Ahora bromean con que España se dirige hacia una Edad de Bronce, pero no se ríen”, concluye.

Según Nature vamos por mal camino. Por suerte, para reconducirlo ha estado en España John Kao, considerado una autoridad mundial en innovación, también médico psiquiatra, músico profesional, jazzista, productor de películas y profesor universitario. Se describe a sí mismo como un “instigador de nuevas cosas” y la revista The Economist lo llamó “Mr. Creativity” e “innovador en serie”. Calificado por algunos comouna especie de Leonardo da Vinci moderno que crea empresas y negocios, su discurso es que compañías y gobiernos incorporen la innovación a todo nivel, tal como él lo ha hecho en su vida y su trabajo. Su último libro, Innovation Nation, fue seleccionado por Business Week como uno de los diez mejores libros de negocios de 2007. En él describe los desafíos que enfrenta EE UU, para reinventar su liderazgo mundial en un entorno donde muchos otros países están alcanzando altos niveles de innovación. Otro de sus libros Jamming: El arte y la disciplina en la creatividad de los negocios, ha sido traducido a 12 idiomas.

Kao define la creatividad como la habilidad de los individuos, de las empresas y los países de crear continuamente su futuro deseado. “Una innovación que cambie las reglas del juego requiere asumir un nivel de riesgo muchísimo mayor. No sabes cómo las cosas van a terminar”. Sostiene que el grado de innovación no es proporcional ni al número de habitantes ni a la extensión de un territorio y que no estamos en un cambio de ciclo económico, sino en un nuevo punto de partida. Los que lo entiendan, prosperarán. Los que no, se hundirán.

Según una fábula china, la rosa azul representa la esperanza de los amores no correspondidos, y es altamente demandada y de ahí los numerosos intentos de los cultivadores por conseguirla. Hasta ahora, se habían tintado de azul las rosas blancas, pero no se había conseguido cultivarlas por métodos convencionales. Los avances de la biotecnología han permitido modificar genéticamente las rosas, insertándoles el gen que sintetiza el pigmento azul en las petunias, creando así rosas azules naturales. Demos a nuestra invención una rosa azul para que ésta no sea siempre un amor imposible, ya que, según Kao, la creatividad no sólo es posible, sino que es inevitable.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.