RAIMUNDO GONZÁLEZ BURON

0 655

“HASTA HACE UNOS AÑOS, LLEVAR LA ENERGÍA LIMPIA AL MEDIO RURAL ERA MÁS FÁCIL QUE HACERLO EN LOS NÚCLEOS URBANOS, CON IMPORTANTES LIMITACIONES ARQUITECTÓNICAS Y URBANÍSTICAS. PERO ESTO VA A EMPEZAR A CAMBIAR”

La actividad comercial de la editorial Progensa (Promotora General de Estudios) se centra en la publicación de textos cuya temática gira entorno a las aplicaciones técnológicas de la energía solar. Un recurso inagotable que sigue siendo un gran desconocido. Raimundo González Burón, director técnico de Progensa desde hace 23 años, considera que lejos de la ambiciosa declaración de intenciones de Kioto, en nuestro país, lo verdaderamente necesario para lograr el despegue definitivo en el aprovechamiento de la energía solar es acercar la mayor información posible sobre esta materia, tanto a los profesionales como al público en general. Esto es así porque, como él señala, lo que no se conoce bien se tiende a infravalorar o, simplemente, se ignora. ¿Y quíén no sabe que la tierra gira alrededor del sol?

¿Por qué una editorial decide especializarse en temas relacionados con las energías alternativas, principalmente la solar?

Hoy día, en que la difusión de la información es, podría decirse, casi agobiante, la especialización en una materia determinada se hace imprescindible, ya que es preciso conocerla en profundidad si se desea transmitir los conocimientos de una forma precisa, rigurosa y comprensible. Para ser competitiva, una editorial técnica debe contar con un equipo altamente cualificado en las diferentes áreas de trabajo, y esto incluye especialistas con suficiente criterio como para discernir las obras con originalidad y calidad entre la gran cantidad de material susceptible de formar parte de un proyecto de edición. A menos que se disponga de una gran cantidad de recursos, es decir, que se trate de grandes grupos editoriales, la única oportunidad para las pequeñas y medianas empresas editoriales de material científico y técnico es la especialización, y aun la sub-especialización, en una determinada área, perfectamente acotada. En nuestro caso, hemos elegido las aplicaciones tecnológicas de la energía solar por contar con especialistas líderes, a nivel nacional e internacional, en este campo.

España no se caracteriza precisamente por el alto nivel de lectura de sus ciudadanos ¿Cree que la publicación de libros especializados contribuirá a pro-mover entre la población una mayor sensibilización respecto a las ventajas que conlleva el uso y aprovechamiento de los recursos renovables?

Por supuesto, ya que lo que no se conoce bien se tiende a infravalorar, o simple-mente se ignora. Aparte de una buena y constante labor de difusión de base, labor de la que se encargan diversos organismos, instituciones y publicaciones de carácter más divulgativo, es preciso llegar también al lector cualificado, que busca saber más y tener las herramientas necesarias para evaluar por sí mismo las posibilidades de un determinado recurso o de un proyecto de energía renovable concreto.

¿Recomendaría a los responsables políticos directamente relacionados con esta materia (Industria y Medio Ambiente) leer alguno de los títulos publicados por la editorial que usted dirige?

Evidentemente, pues difícilmente se puede opinar, y mucho menos legislar, sobre lo que no se conoce a fondo. A menudo se delega esa labor en personal técnico de los diferentes ministerios. Dichos técnicos, para poder desarrollar su trabajo eficientemente y con garantías, deberían previamente recibir una formación adecuada, lo cual puede lograrse también de forma autodidacta, mediante el estudio de monografías técnicas que recojan la tecnología actual y las experiencias recientes.

En estos días se ha producido la entrada en vigor del Protocolo de Kioto. ¿Piensa que este hecho marcará un antes y un después en el despegue de las energías alternativas?

Personalmente creo que no, puesto que el Protocolo de Kioto es algo de mucho más alcance, pero también más difuso. Nosotros preferimos aportar nuestro grano de arena de una forma más específica y práctica, en un área mucho más reducida, como es la de la energía solar desde un punto de vista estrictamente técnico.

¿Se actúa con suficiente energía para lograr incrementar, de manera sensible, el uso de un recurso tan abundante en nuestro país como es la energía solar?

Esta es una pregunta que se viene haciendo desde hace más de un cuarto de siglo, y la respuesta que seguimos dando, de forma objetiva y fácilmente justificable, es obvia: no. Aunque últimamente se habla mucho sobre las ayudas e incentivos a la energía solar, cuando se comparan las cifras absolutas con las destinadas a otros sectores energéticos convencionales o al desarrollo de otras ramas industriales, la desproporción es realmente enorme. Es justo mencionar, no obstante, que es cierto que ahora se están desarrollando normativas a nivel estatal que serán de obligado cumplimiento y que contemplan la incorporación masiva de la energía solar en el sector de la construcción, como es el caso del Código Técnico de la Edificación, de próxima publicación.

“RECOMENDARÍA A LOS POLÍTICOS LEER ALGUNOS DE NUESTROS TÍTULOS PUES DIFÍCILMENTE SE PUEDE OPINAR Y, MUCHO MENOS LEGISLAR, SOBRE LO QUE NO SE CONOCE A FONDO”

Quién es más reticente a su implantación ¿el sector industrial o el consumidor particular?

Posiblemente el primero, porque todavía mira con cierto recelo a lo que cree que podría suponer un cambio no exento de riesgos (de índole económica) para sus negocios, por la poca o nula experiencia que la mayoría del sector tiene.

Usted conoce el mundo editorial. ¿Cómo se trata esta materia en los libros de texto de los escolares? ¿Piensa que se incide lo suficiente en la problemática medioambiental que ha generado el uso indiscriminado de combustibles fósiles?

Como ya le he dicho, nosotros únicamente estamos especializados en información y formación técnica de grado medio y superior, no realizamos apenas textos para escolares, o de divulgación para el público en general. Pero, sin duda, esta tarea educativa de sensibilización medioambiental en los niveles primarios es de trascendental importancia y debe llevarse a cabo con las máximas garantías, preferiblemente mediante la puesta en marcha de programas diseñados a nivel estatal. No debería dejarse en manos de iniciativas demasiado localistas o conyunturales.

¿Los profesionales relacionados con el sector de la construcción están concienciados de las ventajas que ofrece emplear energías alternativas frente a los sistemas tradicionales? ¿Lo proyectan en sus edificaciones?

Ahora empiezan a tomar tímidamente conciencia, pero a corto o medio plazo, forzados por la legislación y normativas que irán entrando en vigor, es seguro que tendrán que tomarse muy en serio la presencia de las energías renovables en la mayor parte de sus futuros proyectos.

¿El medio rural es más susceptible que el urbano al aprovechamiento de la energía solar mediante la instalación de paneles en viviendas particulares y edificios dedicados a la actividad comercial?

Hasta hace unos años sí, ya que llevar energía limpia a una zona rural era, en general, más fácil que hacerlo en los medios urbanos, con importantes limitaciones arquitectónicas y urbanísticas, fruto de una concepción de ciudad desfasada, pero esto va a empezar a cambiar.

La inversión inicial necesaria para realizar una instalación fotovoltaica en una edificación parece ser el aspecto que frena su expansión en mayor medida. ¿Qué dicen los libros editados por Progensa a este respecto?

Nosotros facilitamos las herramientas precisas para que el proyectista pueda evaluar por sí mismo los costes de la inversión necesaria y calcular la viabilidad de los proyectos. La decisión de realizarlos o no, no es, por otra parte, una cuestión de pura rentabilidad económica, ya que también intervienen otros motivos y razones no menos importantes, como la ausencia de contaminación, ya que la energía solar es una energía limpia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.