Nueva grasa lubricante más ecológica cuya base es el aceite de ricino y la celulosa

0 581

Un equipo de investigadores de la Universidad de Huelva ha desarrollado una grasa lubricante ecológica a partir de aceite de ricino y derivados de la celulosa, según ha publicado la revista Green Chemistry. La nueva formula no incluye ninguno de los componentes contaminantes usados en la fabricación de los lubricantes industriales tradicionales. Es por tanto, 100% biodegradables, explica José María Franco, ingeniero químico de la Universidad de Huelva.

Los lubricantes que se emplean en la industria se elaboran a partir de componentes no biodegradables, como aceites sintéticos o derivados del petróleo, y espesantes fabricados con jabones metálicos o derivados de la poliurea (una familia de polímeros sintéticos). Hoy por hoy son los que mayor rendimiento proporcionan, pero también los que plantean más problemas desde un punto de vista medioambiental.

Cada año millones de toneladas de aceites hidráulicos, industriales y procedentes de maquinarias se vierten en ríos, mares y campos. Los aceites basados en minerales llegan a contaminar las aguas subterráneas durante más de cien años, y pueden inhibir el crecimiento de los árboles y ser tóxicos para la vida acuática. Hasta ahora, se habían encontrado soluciones parciales a este problema, como sustituir el aceite mineral de los lubricantes por otro vegetal, pero no se habían descubierto alternativas a los espesantes metálicos, también de alto poder contaminante. La nueva grasa ecológica aporta una solución, aunque los científicos reconocen que hay que seguir investigando para perfeccionar su comportamiento como lubricante y su efecto anti-desgaste.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.