Museo Nacional de Ciencias Naturales

0 191

Con más de seis millones de especímenes conservados, el MNCN es un centro que integra la investigación, la conservación de las colecciones y la divulgación científica

Todas las generaciones que han pasado por el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid se han fascinado con su sección de Paleontología, eso antes de la película Jurasic Park. Está compuesta por casi dos millones de ejemplares que, por su antigüedad, naturaleza e importancia científica, se encuentra dividida en tres grandes colecciones: paleontología de vertebra-dos, paleontología de invertebrados y paleobotánica.

Cada una de ellas y todas en su con-junto componen, con gran diferencia, la colección paleontológica más rica e importante de España, en la que muchos de sus ejemplares y grupos taxonómicos son cita obligada de referencia mundial. Como obligada es la visita a ver sus réplicas o reproducciones con magníficos ejemplares como el esqueleto de Diplodocus carnegiei, réplica del original que se encuentra en Pittsburg y que fue donado por Andrew Carnegie al rey Alfonso XIII a principios de 1900. Tal vez por su visión, este museo permanece en la memoria de muchas generaciones como ningún otro, por lo que significó en su infancia y juventud.

Pero este museo tiene otros sellos de identidad: las importantes investigaciones que se desarrollan dentro de él y la gran labor que realiza para divulgar las ciencias naturales tanto en su sede de Madrid como con sus exposiciones itinerantes por España.

Así como sus colecciones tienen muchas historias que contar, hasta llegar a su configuración actual, este museo ha tenido que pasar también una larga historia. Así como por el Museo de la Ciencia Valladolid planea la figura de Pío del Río Hortega, éste tiene mucho que agradecer a la dedicación de uno de sus directores, Ignacio Bolívar. Pero la historia de este museo comienza antes. Hay que remontarse a 1772, año en el que Carlos III crea el Real Gabinete de Historia Natural y le da por sede el edificio diseñado por Villanueva y que hoy es el Museo del Prado. Este Real Gabinete nació, en gran parte, de la donación de un comerciante español, natural de Guayaquil, esa perla del Pacífico situada en Ecuador, que fue Pedro F. Dávila, quien cedió su importante colección y su biblioteca. En 1815 pasa a denominarse Real Museo de Ciencias Naturales.

En 1901 Ignacio Bolívar es nombrado director. Con Bolívar el museo encontró nueva sede, aunque compartida con la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales, en el Palacio de Exposiciones de las Artes y la Industria construido en 1887 en el Alto del Hipódromo, que es su situación actual. Desde 1913 ostenta la denominación actual: Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN). Después de los avatares que sufrió la ciudad de Madrid, incluida la guerra civil, avatares que también sufrió el museo, por fin ya en los años 80 del siglo pasado y después de su reestructuración se configura su actual dedicación como un centro nacional unido inseparablemente a la conservación de fondos objetivos y documentales de la naturaleza, al avance de su conocimiento por la investigación, y a la extensión de estos conocimientos mediante las exposiciones y cursos.

Perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), tiene más de 300 personas trabajando en la-bores de investigación, exposición y guía. De puertas adentro, el museo se centra en la investigación, descripción y conservación de la diversidad biológica y geológica de todo el mundo, para lo cual cuenta con cinco departamentos especializados: biodiversidad y biología evolutiva; ecología evolutiva; paleobiología; vulcanología y geología.

El MNCN Integra tres facetas que se complementan y le dotan de unas características únicas: la investigación sobre recursos naturales y medio ambiente, la conservación y gestión de las colecciones de Historia Natural más importante de nuestro país, y la divulgación científica a través de la elaboración de exposiciones y del desarrollo de actividades educativas como cursos y talleres.

Biblioteca y mediateca

Además integra un servicio de documentación, biblioteca y archivo y una mediateca. Esta última, inaugurada en el año 2003, es un lugar de difusión de la cultura científica para todos los ciudadanos y una herramienta imprescindible para investigadores y docentes, además de un lugar de promoción de todo tipo de producciones de carácter científico. Actualmente, quienes visiten el MNCN pueden acceder gratuitamente en la mediateca científica del CSIC a más de 15.000 imágenes, 3.000 documentales y parte de los sonidos de la Fonoteca del Museo. Estos documentos abordan todo tipo de áreas científicas, destacando los recursos disponibles sobre etnografía, flora y fauna de diferentes hábitats, el aprovechamiento de los recursos energéticos o la anatomía del cuerpo humano. La tecnología emplea da convierte a la mediateca en uno de los pocos centros con fondos accesibles desde el ordenador, sin necesidad de recurrir a soportes físicos.

En la actualidad el museo posee una superficie de 12.000 metros cuadrados, de los cuales una tercera parte está dedicada a las exposiciones tanto permanentes como temporales. Recibe anualmente más de 300.000 visitantes, cifra que se puede duplicar fácilmente con motivo de exposiciones temporales y con aquellas actividades que las complementan y amplían como son talleres, conferencias, seminarios, dirigidas tanto a escolares y profesores como a público en general.

Las exposiciones permanentes se han agrupado en tres grandes apartados: uno dedicado a la historia natural (en el que se muestran diversos aspectos de la evolución biológica, incluida la humana y la relación actual del ser humano con su ambiente); otra sección está dedicada al mar Mediterráneo (abarcando tanto los aspectos biológicos o ecológicos, como culturales) y una sección donde se reúnen las piezas históricas más emblemáticas del museo, por lo que recibe el nombre de Real Gabinete de Historia Natural. El total de ejemplares conservados (entre invertebrados, aves, mamíferos, reptiles, anfibios, paleontología, etc.) supera los seis millones de especímenes.

Las últimas muestras realizadas se inscriben en esta línea de desarrollo de temas directamente relacionados con la investigación que se desarrolla en el MNCN y con la puesta en valor de sus importantes colecciones. Entre éstas hay que destacar la exposición Atapuerca: nuestros antecesores, sobre los importantes hallazgos paleoantropológicos de estos yacimientos de Burgos; Viviendo con Volcanes, que recoge los trabajos de investigación que realiza el Departamento de Vulcanología del Museo en los principales volcanes activos del mundo y particularmente en Canarias; o Mitología de los dinosaurios, una exposición en la que se analizan los diferentes aspectos del mito dinosauriano: su origen y desarrollo histórico y su presencia en el cine o el cómic

Próximamente este museo tendrá la exposición Pueblos que viven con leones, tigres o lobos, que trata de reflejar la coexistencia entre las sociedades humanas y la biodiversidad en Níger, India y la Península Ibérica. Está basada en los trabajos de instituciones de investigación y organizaciones de los cinco continentes. Esta exposición describe tres sociedades tradicionales de distintas civilizaciones de nuestra época y su coexistencia con la biodiversidad. Estas sociedades tienen la particularidad común de haber conservado la estructura funcional de sus ecosistemas intacta al mantener grandes carnívoros y herbívoros salvajes en su entorno.


MÁS INFORMACIÓN


Museo Nacional de Ciencias Naturales

Dirección:
José Gutiérrez Abascal, 2. 28006 Madrid

Internet:
www.mncn.csic.es

Teléfono:
914 111 328

Horario general:
Martes a viernes, de 10 a 18 horas. Sábados, de 10.00 a 20.00 h. (excepto julio y agosto que será de 10:00 a 15:00 h.). Domingos y festivos, de 10.00 a 14.30 h. Cierra todos los lunes del año, el 1 y 6 de enero, el 1 de mayo y el 25 de diciembre.

Precio:
Entrada individual: 5 euros. Entrada reducida: 3 euros (estudiantes, desempleados y niños de 4 a 14 años). Entrada en grupo: 2,10 euros por persona (de 10 a 15 h) y 1,50 euros por persona de 15 a 18 h.

Inauguración:
1772, como Real Gabinete de Historia Natural. 1815 como Real Museo de Ciencias Naturales

Director:
Alfonso Gabriel Navas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.