Manuel Hita Romero

0 14

“Aunque se ignore, España ha sido puntera en aviación, aeronáutica y astronáutica”

La industria aeronáutica española tiene un pasado glorioso. Hace tan solo un siglo comenzaba a despegar y, hoy en día, las empresas y los profesionales que trabajan en ellas han logrado situarse en los niveles más altos y consolidar un sector que compite con éxito en el ámbito mundial. Nuestro país ha sido puntero en aviación, aeronáutica y astronáutica y, quizá sea esta herencia la que está permitiendo que las empresas tengan un buen comportamiento ante la crisis. Sin embargo, los grandes avances realizados y quienes los protagonizaron apenas son conocidos, como reconoce Manuel Hita Romero, exdirector general de Airbus España, recientemente nombrado miembro de la Real Academia de Ingeniería y presidente de la Sociedad Aeronáutica Española (SAE), una organización que nace con el propósito de dar a conocer a la sociedad la historia del apasionante y desconocido mundo de la aviación.

Tras un siglo de historia de la aviación en nuestro país ¿por qué se crea la Sociedad Aeronáutica Española precisamente cuando el sector y la economía no pasan por sus mejores momentos?

La organización nace a finales del pasado año con el objetivo de transmitir a la sociedad civil los logros de la aeronáutica nacional. El aeronáutico y astronáutico en España es un colectivo glorioso en su historia y su cultura, en sus profesionales y en sus empresas. Este país ha sido puntero en aviación, aeronáutica y astronáutica y eso es un hecho desconocido en nuestra cultura que muchos e ignorado en nuestra vida cotidiana. Hemos construido infraestructuras de primer nivel mundial, hemos creado sistemas de transporte, hemos inventado autogiros, hemos construido aviones, hemos diseñado cohetes, hemos lanzado satélites y hemos situado hombres en el espacio… y creo que muy poca gente lo sabe. La Sociedad Aeronáutica Española quiere llevar a la sociedad civil española todo lo mejor del pasado de la historia, de la cultura y de la ciencia aeronáutica, recoger su presente y proyectarlo a las generaciones futuras.

¿Quiénes integran la SAE?

La asociación está integrada por profesionales de toda índole. Ingenieros, pilotos, médicos, periodistas, tripulantes, empresarios, historiadores… en definitiva, por todas aquellas personas amantes de la aeronáutica. Es una organización que pretende darlo todo a cambio de nada, una asociación sin ánimo de lucro, totalmente alejada de visiones localistas y partidistas. Esta vocación de difusión de nuestra cultura aeronáutica se traduce en una organización abierta en la que caben todos aquellos cuyo denominador común sea el interés por la actividad aeroespacial en España.

¿Cómo desarrollan su trabajo?

Estamos creando equipos de trabajo especializados en diferentes temas. Tenemos un grupo de juristas, otro de historiadores, otro dedicado a la difusión aeronáutica, otro las relaciones con la sociedad y uno más centrado en la industria y la tecnología. Las personas que integran cada uno de estos equipos aportan su saber y deciden las actividades que podemos organizar para acercar la aeronáutica al público en general, de una forma clara y sencilla.

“ESPAÑA NECESITA UN CAMPEÓN NACIONAL EN EL SECTOR AERONÁUTICO, QUE SUPERE LOS MIL MILLONES DE FACTURACIÓN Y QUE SEA CAPAZ DE ASUMIR GRANDES CARGAS DE TRABAJO”

Su larga trayectoria profesional, primero en Construcciones Aeronáuticas (CASA) y más tarde en Airbus España le per-mite conocer como nadie esta industria. ¿Cómo cree que está siendo el comportamiento de las empresas aeronáuticas y aeroespaciales españolas ante la crisis?

España está teniendo un buen comportamiento, producto de buenas carteras de pedidos y una gran capacidad, gracias a años de innovación anticipada en el tiempo. La industria aeronáutica española, afortunadamente, es una de las que menos ha notado la crisis. El año pasado, a pesar de ser un año terrible, seguimos vendiendo aviones, proyectando aviones… y la previsión de tráfico aéreo continúa con un incremento anual del 4%, lo cual implica que en 2020-2025 el tráfico aéreo mundial va a ser el doble de lo que tenemos ahora y en 2050 el doble otra vez. Esto supone multiplicar por cuatro lo que tenemos ahora. Por ello, todos los profesionales de la aeronáutica estamos obligados a dar respuesta a esta demanda de la sociedad. Recientemente, Airbus ha realizado una encuesta mundial, focalizada en el público joven para conocer su opinión y su percepción acerca del tráfico aéreo. La conclusión es que toda la población consultada piensa volar más, volar más barato y de forma más cómoda. Con ese aumento de tráfico que se prevé, los constructores de aviones, las aerolíneas, los aeropuertos, los sistemas de control tienen que saber dar respuesta a esta demanda de la sociedad. Ahí tenemos un reto terrible en todos los campos.

La estructura y el tamaño de las empresas que operan en este sector ¿supone un lastre al generar competitividad entre las zonas productivas españolas? ¿Sería más conveniente unirse para competir en el exterior?

España necesita un campeón nacional en el sector aeronáutico, que supere los 1.000 millones de euros de facturación y que sea capaz de asumir grandes cargas de trabajo, tal como reclama el fabricante europeo EADS. La SAE ve con buenos ojos la posible fusión de los tres mayores proveedores españoles, Aernnova, Alestis y Aciturri, para dar respuesta a la demanda de EADS y su filial Airbus de contar, en cada país, con un potente suministrador de primer nivel (tier one) en lugar de tener que entablar negocios con varias compañías (menores) a la vez. España debe caminar hacia el modelo que triunfa en otros países como Alemania y Reino Unido. En ellos hay un solo proveedor de primer nivel, mientras que en España hay tres; son demasiados.

En relación con este entorno al que usted hace referencia, ¿cómo calificaría la industria aeronáutica?

De primer nivel y ¡ojo! en todo el mundo. Evidentemente, no en todas las tecnologías, pero en las tecnologías en las que nos hemos especializado somos de primer nivel. Construcciones Aeronáuticas y luego Airbus España, gracias al apoyo de todas las instituciones (locales, regionales, estatales) y gracias al apoyo y entusiasmo de los profesionales que hemos tenido la suerte de disfrutar de esta época, le hemos dado un avance tecnológico a la industria aeronáutica española. Concretamente, entrando en el tema de Airbus España, en una tecnología, la de fibra de carbono para proyectar y diseñar componentes estructurales de alta resistencia, tanto estática como en fatiga y poco peso. Es la fibra de carbono, ahí somos los líderes mundiales. Hemos innovado, hemos desarrollado máquinas para el tratamiento de la fibra de carbono que se venden por todo el mundo, que las compran los otros fabricantes de aviones, y hemos creado en Illescas el mayor centro mundial de producción de grandes componentes por medios automatizados. Y pienso que todo esto es algo que la gente desconoce.

¿Logrará la innovación tecnológica minimizar el impacto ambiental que genera el sector aeronáutico y encontrar nuevos biocombustibles que reduzcan la dependencia del petróleo?

Sí, de hecho, España en una alianza de Repsol, el Ministerio de Fomento, Senasa e Iberia ha formalizado un acuerdo de investigación para el uso futuro de biocombustibles. Por cierto, también esto se ha exportado a Italia. La SAE se congratula por ello.

¿Qué avances y desarrollos tecnológicos de la industria aeronáutica española de los últimos años destacaría?

La gran participación en el programa Airbus y el liderazgo en fibra de carbono, la gran innovación en el sector de las pymes aeronáuticas, y las empresas punteras en sistemas de control aéreo, en transporte aéreo e ingeniería. Pero no nos podemos ni debemos olvidar de nadie, pues los clústeres, la Universidad y todos profesionales de la Aeronáutica y la Astronáutica son el pilar de nuestra industria.

¿Cómo pretenden difundir la Sociedad Aeronáutica entre la población?

La SAE quiere transmitir el conocimiento y cultura aeronáutica a la sociedad. A modo de ejemplo, quiere que el colectivo de estudiantes conozca cuestiones como ¿por qué vuela un avión? ¿Cómo se vuela un avión? ¿Cómo se hace un aeropuerto? Y que el mayor colectivo estudiantil posible acceda a estos conocimientos en su etapa de infantes. La SAE quiere estar en los medios de comunicación proyectando el saber de sus miembros y, repito, sin partidismos ni ideología, pero dando valor a una sociedad que, sin duda, merece la mejor opinión profesional y técnica ante un acontecimiento de tipo colectivo.

Por último, deje volar un momento su imaginación ¿cómo imagina el trans-porte aéreo del futuro?

Ah, eso es parte de la próxima conferencia organizada por la de SAE bajo el título Volar entre cenizas, ¿pudo hacerse mejor? Es un acto al que invitamos a todos los lectores de revista Técnica Industrial.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...