Los cambios que están por venir

0 108

Después de 33 años de pertenencia de España a la Unión Euro-pea, podemos decir que los cambios más importantes en la Ingeniería son los que están por venir. La heterogeneidad tanto en las titulaciones como en el ejercicio profesional de Ingeniería en los diferentes Estados Miembros, unido a las enormes reticencias al cambio que se plantean desde algunas organizaciones profesionales, están dificultando en exceso la implantación de un modelo de Ingeniero europeo homogéneo y adaptado al orden mundial, que vaya acorde con el alto nivel de movilidad que presenta la profesión de Ingeniero.

Y es que la movilidad internacional es fundamental. Solo facilitando la movilidad de los profesionales se conseguirá una economía europea pujante, dinámica y competitiva. Desde nuestras organizaciones, hace tiempo que fuimos conscientes de ello, y en este sentido, hemos realizado numerosas actuaciones. Una de ellas nos lleva a hablar de la Tarjeta Profesional Europea, pues consideramos que la respuesta a las necesidades de los ingenieros españoles, con relación a su movilidad europea y la libre prestación de servicios, está en reforzar los instrumentos puestos en marcha a día de hoy por la UE para lograr el reconocimiento de sus cualificaciones profesionales. Por el momento, la TPE no es extensiva a los ingenieros, pero desde el COGITI hemos mantenido reuniones y realizado gestiones con varios eurodiputados para aprovechar la competencia del Parlamento Europeo, en lo que respecta a la petición de elaboración de propuestas a la Comisión Europea, y exigir, junto a ellos, la extensión de la Tarjeta Profesional Europea a la profesión de Ingeniería. El primer paso ya se ha dado al solicitar dicha extensión durante la reunión de la Comisión de Mercado Interior y Protección al Consumidor el pasado 22 de noviembre.

Por otra parte, desde el COGITI, también hemos participado en el estudio para la puesta en marcha de otra herramienta que puede resultar muy útil para lograr la convergencia de las profesiones reguladas: los principios comunes de formación. Este concepto fue introducido por la Directiva 2013/55/UE/, que modifica otra anterior en su artículo 49. En concreto, nuestra organización ha participado en las diferentes consultas que se han realizado en el marco del estudio que la Comisión Europea encargó al Consejo Europeo de Cámaras de Ingenieros (ECEC).

En este contexto, tenemos que seguir trabajando para conseguir una Directiva Europea en el ámbito de la Ingeniería, que recoja lo más común y lo mejor de los modelos existentes. Con este objetivo, desde nuestro Consejo General no solo se ha participado en los estudios y encuestas que se han llevado a cabo en el seno de la Comisión Europea, sino que además hemos firmando convenios de colaboración con Asociaciones de Ingenieros de otros países, como Irlanda, Italia, Francia, Dinamarca…, y está previsto suscribir acuerdos con asociaciones profesionales de otros Estados.

Además, nuestro compromiso con Europa ha quedado también patente con la incorporación del COGITI en la Asociación Europea de Jóvenes Ingenieros (EYE), el pasado mes de mayo. Y es más, las organizaciones de jóvenes ingenieros procedentes de toda Europa se darán cita el próximo mes de octubre de 2019 en Madrid, por primera vez, en el marco de las Conferencias que periódicamente lleva a cabo EYE, y que en esta ocasión organizará el Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España (COGITI). Se trata de un encuentro muy importante, que acogeremos con gran entusiasmo e interés, y que supondrá sin duda un gran espaldarazo para la Ingeniería Técnica Industrial española.

No hemos de olvidar que nuestra economía necesita aún los cuidados necesarios para que realmente pueda abrirse el camino hacia un crecimiento sólido, en gran parte auspiciado por los ingenieros, ya que somos el signo evidente de la competitividad que necesita un país para generar riqueza, y entrar así en una nueva etapa de prosperidad.

Sin embargo, las atenciones que necesita nuestra economía parten de la base de que la Industria es la única actividad capaz de aunar el modelo de crecimiento necesario. No obstante, para ello, es imprescindible llevar a cabo una adaptación constante de los estudios universitarios a las necesidades de las empresas, impulsando el espíritu emprendedor, la movilidad internacional y la competitividad. Además, la Industria es el sector más innovador y de ahí que requiera también una formación continua eficiente, ya que los conocimientos adquiridos exclusivamente en la enseñanza reglada no bastan para desarrollar toda una vida profesional.

Al mismo tiempo, es necesario hacer un esfuerzo para atraer a los jóvenes hacia una formación técnico-científica, y garantizar de este modo que las competencias profesionales satisfagan las necesidades de la Industria. Los estudiantes de Ingeniería han de ser conscientes de que, gracias a los conocimientos que van a adquirir durante su carrera, estarán contribuyendo a sacar a flote la economía. También han de saber que en este arduo camino no están solos: cuentan con el respaldo y el apoyo de los Colegios Profesionales, cuyo objetivo en definitiva es servir a la sociedad. En nuestro caso, a través de las iniciativas que estamos llevando a cabo en los últimos años, y que junto con el Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España (COGITI), han contribuido a mejorar la empleabilidad de los Ingenieros.

Desde nuestra profesión no solo estamos de acuerdo con el concepto de la Unión Europea en sí, sino que creemos firmemente que significará una evolución necesaria en el ámbito de la Ingeniería española, que sin duda alguna mejorará la competitividad de los profesionales y de la sociedad en su conjunto, así que nos felicitamos por ser parte integrante y auguramos un futuro prometedor, para el que mostramos nuestro compromiso más firme.

Además, desde nuestras posiciones, continuaremos trabajando con más fuerza, si cabe, para los muchos ingenieros/as que a día de hoy siguen sin empleo, reforzando nuestras virtudes profesionales en las empresas, y potenciando el sector industrial que nos define, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.