Las redes sociales y su futuro

0 75

Los medios y la fuerza de Internet es impresionante. Sin embargo, gracias al triunfo electoral en EE.UU. de Barack Obama se ha redescubierto. La clave de su éxito se debe al uso de la red Internet. Al difundirla en el contexto social, se apoyó en la red social permitiendo movilizar activa e interactivamente a más de tres millones de ciudadanos, a través del PC.

Con sólo crear su página web, contar como base la red social Facebook y otros, tener su página personal Myspace, usar Youtube como vídeo, utilizar los blog, correo electrónico, interconexionados entre ellos y ahí está el resultado: creación de la red social del nuevo presidente de EE.UU.

En este caso, el uso de la red social ha sido noble y correcto, sin vulnerar derechos a los ciudadanos. ¿Qué pasaría si se usara esta potente arma para movilizar a los ciudadanos con fines ilícitos o fraudulentos?

Participación por el móvil

En el mundo de las telecomunicaciones la primera red social fue la radio, que no era interactiva. La segunda, la televisión, sí aportaba una escasa interacción con el vidente. La tercera es Internet, que va camino de crear una interactividad total de todos con todos, a través de los ordenadores u otros terminales. Sin embargo, el teléfono móvil se convertirá en los próximos cinco años en el principal medio social de participación en Internet. Este hecho le dará más movilidad, facilidad, mayor número de usuarios a la red social, vía móvil que vía PC, por tanto, más potente.

La red social on-line se ha transformado en el fenómeno más llamativo de la «Web Social». Son comunidades virtuales en las que los usuarios construyen un espacio personalizado, definiendo sus gustos, características, ideas políticas, recomendaciones, impulsando la participación en causas diversas (políticas, culturales, etc.) o como entretenimiento; es lo que distinguen entre sí a dichas redes sociales.

Sólo en España existen en estos momentos entre 1.000.000 y 2.500.000 de personas registradas en redes sociales en Internet (Fundación BBVA, 2008).

La cuarta revolución de las redes sociales está llegando gracias al móvil internet, por el poder de su movilidad y la ubicuidad del acceso. Las claves son:

Aspectos tecnológicos. La aparición del IMS (Subsistema Multimedia IP) nos permite fusionar las telecomunicaciones (vía radio y cable), Internet y los medios de comunicación en un mundo multimedia e interconectado.

De esta forma proporciona interoperabilidad a través de las redes posibilitando crear, fundir a partir de sesiones de vídeo o voz en tiempo real; la habilidad de crear y transmitir mensajes diferidos SMS o MMS; la realización de textos, voz o vídeo a un grupo de receptores como si se tratara de Walkie-Talkies que emitieran en la misma frecuencia; gestión de grupos, localización o presencia del usuario, el perfil y manejo de las identidades de usuario.

Aspectos sociales. Los usuarios de móviles son nativos de la era digital, buscan canales de comunicación (e-mail, SMS, voz, etc.), le dan más importancia a las «relaciones sociales».

¿QUÉ PASARÍA SI SE USARAN LAS REDES SOCIALES PARA MOVILIZAR A LOS CIUDADANOS CON FINES ILÍCITOS O FRAUDULENTOS? ¿EN QUÉ MEDIDA SE VULNERARÍAN LOS DERECHOS DE LOS CIUDADANOS?

El grupo de edad, en el uso del móvil a redes sociales, es de jóvenes de entre 18 y 24 años (buen potencial de votantes). Las mujeres son usuarios más intensivas, aunque el hombre representa el 60%. El segmento adulto (entre 30 y 60 años), que representa el 20% del total es, sin embargo, el que cuenta con mayor capacidad de gasto en productos y servicios a través de las redes sociales. Todo ello, unido a la casi saturación en el uso de móviles por los ciudadanos, lo convierten en un arma de doble filo si se tiene en cuenta que su uso está generalizado entre jóvenes a partir de 14 años.

Consecuencias y aspectos legales

Hasta ahora la protección de los niños en Internet a través del PC ante contenidos obscenos y pornográficos, ante los depredadores sexuales y pederastas, ante redes sociales (Tuenti, Fotolay o Metrofloy) peligrosas, etc., es relativamente controlable (uso de filtros, congelación HD, etc.). Sin embargo, todas estas aplicaciones y sus contenidos, en el caso de su uso en el móvil, no podremos controlarlas como ocurría con el PC, debido a su propia movilidad.

Tendencias ideológicas

Además, se crearán nuevas plataformas y redes sociales para móviles. ¿Qué tendencias ideológicas, políticas, culturales, etcétera, se ocultan en los «dueños» o creadores de dichas redes?

Los partidos políticos, vía organizaciones, podrían crear, incentivar, patrocinar ciertas conductas éticas, ocultar la realidad, decir mentiras como si fueran verdad, etcétera, de tal forma que eduquen (y no los padres) de pequeños a sus esquemas y patrones. Estaríamos ante un impacto muy superior al que está produciendo la asignatura de Educación para la Ciudadanía, interviniendo tendenciosamente en la educación de los adolescentes, con lo que, al no poder hacer nada los padres, sería peor. De esta forma se aseguraría su voto a partir de los 18 años.

Todo ello, unido a la evolución vertiginosa de los móviles para grandes capacidades de almacenamiento, alta resolución en su videocámara, compatibles con los sistemas operativos, su gran facilidad en el manejo de cientos de herramientas, etc., hará que el uso sea masivo para la banda ancha en dos o tres años.

Me pregunto si la ley sobre protección civil al derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen (ley orgánica 1/1982); la ley de servicios de la sociedad de la Información y de comercio electrónico; la ley de protección de datos; las leyes de protección al menor, etcétera, que protegen algunos derechos de los ciudadanos recogidos en la Constitución, serán suficientes para garantizar los derechos de los ciudadanos ante las cuestiones aquí planteadas.

Mi opinión es que no se puede garantizar lo suficiente ante las redes sociales debido al poder del móvil por su movilidad y ubicuidad del acceso.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.