La tecnología como aliada de la eficiencia

0 32

En un mundo tan activo y globalizado como el actual, las empresas han de ser rápidas y eficientes con todos sus recursos. La tecnología ha llegado para resolver los problemas que puedan surgir en las organizaciones, y se ha convertido en un aliado indispensable para lograr una mayor eficiencia y mejorar los procesos. Las grandes compañías son conscientes de ello. El Grupo CLH, empresa líder en su sector, ya está tomando medidas en este sentido

El Grupo CLH ha invertido más de 22 millones de euros en proyectos de Investigación, Desarrollo e Innovación en los últimos tres años, con el objetivo de mejorar la eficiencia de sus actividades y reforzar la calidad de sus servicios.

Una de las señas de identidad del Grupo CLH, que preside José Luis López de Silanes, es su alto nivel tecnológico. La compañía utiliza los más modernos desarrollos informáticos y sistemas para realizar sus actividades logísticas, lo que le permite gestionar en remoto sus 4.000 kilómetros de oleoductos o realizar un gran número de procesos de forma automatizada. Para mantenerse a la vanguardia tecnológica, CLH impulsa de forma permanente la realización de proyectos de I+D+i.

Entre los proyectos más ambiciosos en marcha, la compañía trabaja desde hace años en reforzar la digitalización de sus instalaciones de almacenamiento, gracias a la progresiva implantación de diferentes mejoras tecnológicas que posibilitan un funcionamiento más eficiente de las plantas.

Una de las más recientes actuaciones dentro de este capítulo es el nuevo Centro de Control de Instalaciones, desde el que es posible supervisar y gestionar en remoto las plantas de la compañía, lo que garantiza la seguridad de las operaciones y favorece una respuesta ágil e inmediata cuando sea necesario.

Para lograrlo, CLH ha reforzado los sistemas de comunicación y control de 25 instalaciones, mediante la implantación de nuevos dispositivos, equipos y cámaras de seguridad. Esta renovación tecnológica se irá extendiendo gradual-mente al resto de centros, con el objetivo de que la mayor parte de las 40 instalaciones de CLH puedan ser operadas a distancia en 2020.

También la gestión de los activos ha mejorado impulsada por la digitalización. Gracias a la implantación de sensores y sistemas de monitorización, la política de mantenimiento dejará de estar basada en actuaciones con una frecuencia de tiempo fija, para evolucionar hacia un mantenimiento personalizado para cada equipo, ajustado a su uso y funcionamiento dentro de las operaciones logísticas.

Además, la compañía está ultimando el desarrollo de un nuevo dispositivo móvil para gestionar el mantenimiento de los equipos de una forma más ágil, ya que permitirá introducir cualquier incidencia o petición en el momento y desde cualquier punto de la planta, sin necesidad de estar en una oficina.

La nueva herramienta también reducirá el trabajo administrativo y dotará a todo el proceso de una mayor inmediatez. El proyecto piloto se está probando actualmente en dos instalaciones, con la idea de implantarlo en el resto de las plantas durante este año 2019.

Mejores sistemas informáticos

De acuerdo con esta filosofía de mejorar la eficiencia e implantar una forma de trabajar más eficaz, el Grupo CLH también está desarrollando un importante plan de mejora de sus sistemas informáticos.

El plan se inició hace un año con el objetivo de localizar acciones de mejora que generaran utilidad para la compañía, especialmente en forma de ahorro de costes o de tiempo. Este proceso duró unos tres meses, en el que la dirección de Sistemas de Información se reunió con el resto de las direcciones, para conocer sus necesidades y analizar de qué forma podían optimizar sus tareas con ayuda de la informática.

Al final, se detectaron más de 200 puntos de mejora que se han agrupado en una decena de proyectos. Las soluciones planteadas son muy diversas y consisten, básicamente, en incrementar la automatización de algunas tareas que actualmente se hacen de forma manual, homogeneizar procesos e incluso reforzar los tutoriales, para ayudar a los usuarios a sacar un mejor provecho de las aplicaciones.

Entre las principales acciones en marcha, la compañía está estudiando una mejor integración de los sistemas que gestionan los equipos de las instalaciones y de los oleoductos con los sistemas que planifican las operaciones, para lograr una sincronización más rápida y una compartición más rápida de la información.

También se han introducido mejoras en algunas herramientas de uso cotidiano, para lograr un manejo más fácil e intuitivo, y se están llevando a cabo diferentes iniciativas para eliminar el papel e implantar la firma digital.

Este proyecto es un primer avance del futuro Plan Estratégico de Sistemas Corporativos, el ambicioso programa en el que está trabajando la compañía para integrar los diferentes sistemas del Grupo CLH.

El objetivo de este plan es lograr una organización más homogénea y unida, que utilice los mismos programas y herramientas informáticas, lo que permitirá aprovechar sinergias y crear una manera de trabajar común.

El cerebro del sistema se renueva

Otra de las actuaciones tecnológicas más ambiciosas que el Grupo CLH ha emprendido recientemente ha sido la renovación de su sistema SCADA, la potente herramienta informática que per-mite a la compañía gestionar vía satélite, desde el Centro de Control de Oleoductos, sus más de 4.000 kilómetros de conducciones. Han sido necesarios cinco años de intensos trabajos de desarrollo e ingeniería, que han dado como resultado una aplicación más ágil, flexible y segura.

El nuevo SCADA es un sistema abierto, compatible con otros programas informáticos, lo que ha permitido integrar dentro de la plataforma aplicaciones y herramientas de gestión que antes estaban dispersas. De este modo, los especialistas pueden realizar un gran número de tareas desde sus propias pantallas, sin necesidad de abrir otros programas, ganando así en agilidad.

Una de las materias que más atención ha requerido ha sido la ciberseguridad. Esta nueva versión incorpora firewalls de última generación, que se actualizan de forma permanente, lo que protege al sistema ante intromisiones externas.

El sistema SCADA envía unos 70.000 datos de la red de CLH que se actualizan cada cinco segundos. Por razones de seguridad y también para realizar estudios o consultas, el sistema graba esta información. La anterior versión guardaba un año de datos y, sobrepasado este tiempo, se almacenaban en una unidad externa. Ahora es posible grabar directamente cinco años de información en tiempo real y acceder a ella on-line, lo que otorga una mayor rapidez en las consultas.

Además, incluye herramientas avanzadas para gestionar de manera más eficiente esta amplia base de datos, permitiendo, por ejemplo, realizar seguimientos sobre el número de maniobras y horas de funcionamiento que soportan los equipos.

El nuevo SCADA también ofrece más posibilidades a la hora de organizar el trabajo. Es posible configurar qué información puede recibir y gestionar cada especialista desde su puesto de la sala de control y limitarla, por ejemplo, a un único tramo del oleoducto o a la supervisión de unas maniobras concretas, lo que permite focalizar mejor las tareas.

Este proyecto integral de modernización ha tenido en cuenta otros aspectos relevantes, como la salud laboral. Por eso, los gráficos del programa se han renovado con colores más relajantes, pensados para no cansar a la vista y facilitar el trabajo. Además, los especialistas pueden regular en altura el tablero de sus mesas y los monitores, lo que les permite trabajar sentados o incluso de pie en algunos momentos del día, para combatir el sedentarismo.

Acerca de CLH

El Grupo CLH es la empresa líder en el transporte y almacenamiento de productos petrolíferos en el mercado español, y es también el segundo operador logístico más importante en Europa por extensión de red de oleoductos y capacidad de almacenamiento.

En España, el Grupo CLH dispone de una red de oleoductos de más de 4.000 kilómetros de longitud y 40 instalaciones de almacenamiento con una capacidad de 8 millones de metros cúbicos, así como con 28 instalaciones aeroportuarias, situadas en los principales aeropuertos.

A nivel internacional, la compañía está desarrollando un ambicioso plan de expansión y está ya presente en cuatro países: Reino Unido, Omán, Irlanda, Panamá, y recientemente anunció un acuerdo para desarrollar también un nuevo proyecto en México.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...