La revista implanta el peer review

0 54
Técnica Industrial, la revista de la Ingeniería Técnica Industrial, acaba de implantar el sistema peer review. Traducido al español como «revisión por pares» o «arbitraje», este sistema de control de calidad editorial es el que mejor garantiza el rigor y la credibilidad de los artículos técnicos publicados en una revista. El peer review no es un sistema perfecto, pues adolece de cierta lentitud y no es inmune a los errores, pero con él ocurre como con la democracia como sistema de gobierno: es el mejor de los conocidos.

Las publicaciones de más prestigio en todas las ramas de las ciencias someten la publicación de los manuscritos que reciben a una revisión por pares antes de decidir si los rechazan o aceptan, con o sin enmiendas. Los «pares» son expertos en la materia de la que trata el artículo, lo que les confiere autoridad para realizar una evaluación crítica y sugerir una decisión sobre su publicación. Habitualmente cada artículo es revisado por dos expertos, que pueden ser más en caso de discrepancias. Esta revisión por expertos, unida a otros controles en el proceso de edición, es lo que garantiza un mínimo de calidad y rigor, tanto editorial como científico.

En general, sólo se considera válida una publicación cuando los artículos que publica han pasado por un proceso de revisión por pares. Pues bien, Técnica Industrial, el órgano de comunicación preferente de más de 100.000 profesionales, es ya desde este primer número de 2011 una revista arbitrada a todos los efectos. La adopción del sistema peer review era uno de los objetivos que se propuso hace unos meses el recién constituido consejo de redacción de la revista para mejorar la calidad de sus trabajos y el reconocimiento externo de los artículos publicados. Como escribieron los miembros de este consejo en el editorial del número 288 (agosto 2010), «este impulso a nuestra revista Técnica Industrial en una época de crisis e incertidumbre permitirá proyectar la profesión con éxito desde su sólida posición actual, contribuyendo al desarrollo e innovación técnica que la sociedad demanda».

Todos los artículos que se publiquen en la revista a partir de ahora habrán sido evaluados al menos por dos expertos en la materia y habrán superado, por tanto, una criba en aspectos tales como originalidad; rigor técnico y científico; interés y utilidad para el lector, y calidad redaccional. Junto al resumen del artículo se indica, además, las respectivas fecha de recepción y de aceptación del manuscrito. Y, cuando proceda, la fecha de publicación online, si el artículo ha sido publicado con anterioridad en la versión digital de la revista.

Desde hace unos meses, todos los artículos técnicos se publican con su título, resumen y palabras clave traducidos al inglés.

«ESTE HITO ES SÓLO EL PRIMER PASO DE UN LARGO CAMINO DE EXIGENCIA Y SUPERACIÓN PARA QUE LA REVISTA TÉCNICA INDUSTRIAL SE CONVIERTA EN LA PRINCIPAL PUBLICA-CIÓN DE REFERENCIA EN INGENIERÍA, INDUSTRIA E INNOVACIÓN EN ESPAÑOL»

Asimismo, para facilitar la indexación y la acreditación de los auto-res, llevan también a partir de ahora un membrete bibliográfico en el margen inferior de todas sus páginas con la fecha de la publicación, el número de la revista y la primera y última página del artículo, además del título y nombre de sus autores en cada doble página. Esta es la norma habitual en las revistas que aspiran a ser indexadas en las mejores bases de datos, para garantizar así la máxima visibilidad e impacto de los artículos publicados.

Las normas de publicación de la revista han sido revisadas y actualizadas para adecuarlas a las nuevas exigencias editoriales. Siguiendo las principales recomendaciones para la publicación de revistas científicas y técnicas, todos los manuscritos deben cumplir una serie de normas que afectan a su estructura, redacción y otros pormenores, como requisito previo para su evaluación por expertos. La revista ya cuenta con un amplio plantel de revisores, coordinados por la figura del secretario de redacción, y ha implantado además un nuevo software de edición y revisión para realizar con eficacia esta tarea. Con todo, hay que tener presente que la calidad de la revista depende esencialmente de la calidad de los manuscritos recibidos. Al ser una revista arbitrada, Técnica Industrial será, sin duda, una publicación más atractiva para los autores a la vez que un mejor estandarte de la profesión.

La implantación del peer review llega cuando la revista está a punto de entrar en su sexagésimo año de edición ininterrumpida (el primer número apareció en marzo de 1952). Pero este hito es sólo el primer paso de un largo camino de exigencia y superación para que la revista se convierta en la principal publicación de referencia en ingeniería, industria e innovación en español». Técnica Industrial pretende ser eco y proyección del progreso de la ingeniería industrial en España y Lationoamérica, pero para conseguirlo es necesario el apoyo continuado del Cogiti y de los colegios, así como la confianza renovada de sus lectores y autores técnicos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.