La química de la radiación de microondas

0 72

Este artículo trata sobre una de las técnicas energéticas ecológicas que se aplica en el marco de la nueva filosofía que ha surgido dentro del mundo de la química, la denominada «química verde», o química sostenible, respetuosa con el medio ambiente. Dicha técnica es la denominada radiación por microondas. Se define el fundamento de esta técnica y el mecanismo de actuación de la radiación para el calentamiento de sistemas y para la promoción de reacciones químicas. Asimismo, también se presentan los modelos y diseños de reactores químicos empleados en la aplicación de microondas, los tipos más importantes de las reacciones que tienen lugar y los productos obtenidos. Por último, se relacionan las ventajas prácticas de esta técnica.

Introducción

Actualmente, dentro del mundo de la química, existen innumerables reacciones en las cuales se llevan a cabo procedimientos poco ecológicos y, por consiguiente, perjudiciales para el medio ambiente. En este sentido, una nueva filosofía ha surgido dentro del mundo de la química, la denominada «química verde». La química verde se basa en una serie de principios orientados hacia el diseño de productos y procesos químicos que impliquen la reducción o eliminación de productos químicos peligrosos (para los materiales, las personas y el medio ambiente). Por lo tanto, la química sostenible se centra en las reacciones y procesos que se llevan a cabo en la industria química e industrias afines. Entre los doce principios que constituyen la química verde, el incremento de la eficiencia energética mediante el empleo de técnicas renovables y ecológicas es el que presenta un mayor interés dentro de la comunidad científica. Por esta razón, en los últimos años diversas técnicas energéticas más ecológicas que las convencionales han sido desarrolladas de forma exitosa, concretamente, la electroquímica, la fotoquímica, la sonoquímica y la radiación por microondas.

En este trabajo se pretende llevar a cabo un estudio sobre el empleo de la radiación de microondas para la síntesis de compuestos, en concreto, sobre dos de los materiales más empleados en la industria plástica, el nailon 6 y la caprolactona.

Fundamento

La radiación por microondas es una forma de energía electromagnética situada en el rango de frecuencias (300-300.000 MHz) correspondiente a una longitud de onda (1m – 1mm). En la figura 1 se puede ver el rango correspondiente a esta radiación dentro del espectro electromagnético.

Al incidir sobre un cuerpo la radiación de tipo microondas, se ve afectada la rotación de las moléculas de la sustancia que lo forma, mientras que su estructura molecular se mantiene inalterable.

La energía microondas consiste en un campo eléctrico y un campo magnético (figura 2), aunque solamente el campo eléctrico transfiere energía en forma de calor a la sustancia con la que dicha radiación entra en contacto.

Mecanismo de calentamiento

Mientras que en un proceso convencional, por ejemplo empleando un baño de aceite, el calentamiento es dirigido a través de la sustancia pasando primeramente a través de las paredes del recipiente para finalmente llegar al disolvente y los reactivos, en el caso de la radiación microondas el acoplamiento con las moléculas se lleva a cabo directamente en el interior del medio, que puede ser un alimento, una disolución acuosa, o por extensión un determinado medio de reacción. La figura 3 ilustra esquemáticamente este mecanismo.

Dado que el proceso no es dependiente de la conductividad térmica del recipiente del material, el resultado es un supercalentamiento localizado de forma instantánea. Los dos mecanismos de transferencia de energía de la radiación microondas para conseguir el calentamiento de la muestra son la rotación dipolar y la conducción iónica.

Rotación dipolar. La rotación dipolar es una interacción en la cual las moléculas polares intentan alinearse sobre sí mismas a medida que el campo eléctrico de la radiación microondas cambia (figura 4). El movimiento rotacional de la molécula intenta orientarse en la dirección del campo, consiguiendo de esta forma una transferencia de energía

Conducción iónica. La conducción iónica se da cuando hay especies iónicas libres o iones libres presentes en la disolución. El campo eléctrico genera un movimiento iónico mediante el cual las especies intentan orientarse al cambio del campo eléctrico de la radiación microondas, y de forma análoga a la rotación dipolar se produce un supercalentamiento.

La temperatura de la sustancia también afecta a la conductividad iónica, dado que la temperatura incrementa y la transferencia de energía llega a ser más eficiente (figura 5).

La radiación microondas no afecta a la energía de activación, pero proporciona la suficiente energía (casi de forma instantánea) para superar esta barrera (figura 6) y completar la reacción más rápidamente y con un mayor rendimiento respecto a los métodos de calentamiento convencionales.

La radiación microondas no influye en la orientación de las colisiones, ni en la energía de activación. Sin embargo, la energía microondas afecta a los parámetros de temperatura descritos en la ecuación de Arrhenius ( 1 ) :

Un incremento de la temperatura (debido al alto calentamiento instantáneo de las sustancias) causa un movimiento molecular más rápido, lo que repercute en un mayor número de colisiones.

Modelos y diseños de reactores basados en la radiación microondas

Los reactores basados en la radiación microondas son sistemas monomodales o multimodales que difieren según el tamaño de la cavidad y la manera de la orientación del campo. Estos reactores comerciales se encuentran equipados mediante controladores directos de temperatura basados en sensores. La figura 7 muestra algunas imágenes ilustrativas.

Tipos de reacciones más importantes promovidas por microondas

La radiación por microondas ha sido estudiada en los últimos años de forma efectiva en las siguientes reacciones, en la representadas de forma esquemática figura 8:

1. Polimerizaciones de crecimiento (step-by-step).

2. Polimerizaciones por apertura de anillo.

3. Polimerizaciones radicalarias.

4. Modificaciones de polímeros.

5. Resinas termoestables.

Entre las diferentes reacciones descritas anteriormente, las basadas en apertura de anillo han despertado un gran interés sobre todo en dos compuestos muy comerciales, la caprolactona y la caprolactama de gran uso mundial.

Policaprolactona

La policaprolactona (PCL) se prepara mediante la polimerización por apertura de anillo de la ε-caprolactona. El polímero es semicristalino, presenta un punto de fusión de 59-64 ºC y una temperatura de transición vítrea de -60 ºC. Además, se comporta como material biocompatible y utilizado como sutura biodegradable. Debido a que la PCL tiene un intervalo de degradación elevado, del orden de dos años, se han preparado copolímeros con D,L-láctico para aumentar la velocidad de bioabsorción. También se utilizan copolímeros en bloque de PCL-co-PGA (MONOCRYL@), por ofrecer una menor rigidez comparado con el homopolímero PGA puro. La figura 9 muestra la ecuación estequiométrica general de la reacción.

Poli-caprolactama o nailon 6

Uno de los principales procesos donde se emplea la polimerizacion por apertura de anillo es en la sintesis de nailon 6. El nailon 6 se obtiene a partir de una sola clase de monomero, la ε-caprolactama, cuya formula estructural se muestra en la figura 10.

El nailon 6 es uno de los mayores plasticos consumidos dentro del mundo de la ingenieria, dados su excelente resistencia a la tensión, resistencia a agentes químicos y a su elevado balance en sus propiedades. Las aplicaciones se encuentran en:

1. Partes internas de motores.

2. Tanques radiadores, depósitos para líquidos de frenos, sujetacables, etc.

3. Hilos para pescar.

4. Medias para damas.

5. Prendas para vestir.

6. Ventiladores para radiadores.

La tabla 1 resume de forma muy clara el incremento de la demanda de este material.

La aplicación de la radiación de microondas ofrece la posibilidad de polimerizar con eficacia la caprolactama, como se muestra en la figura 11.

Las mejorías en las propiedades de los polímeros obtenidos empleando este método se reflejan sobre todo en las propiedades mecánicas, tiempo de reacción y pureza de los productos. La tabla 2 muestra una comparativa entre las propiedades mecánicas de la policaprolactona (a) y la policaprolactama (b) convencionales, con respecto a las de los polímeros sintetizados empleando la radiación microondas.

Ventajas de la aplicación de la radiación de microondas en reacciones químicas de aplicación industrial

Las ventajas prácticas de la aplicación industrial de esta técnica se pueden resumir en la lista que se relaciona a continuación:

1. Tiene lugar un mecanismo de transferencia de energía en lugar de transferencia de calor, con las correspondiente ventajas económico-ecológicas.

2. Se produce un calentamiento selectivo y orientado del material.

3. El calentamiento es rápido, ya que se alcanzan mayores temperaturas, y por consiguiente velocidades de reacción más elevadas.

4. El calentamiento afecta directamente a las moléculas, lo que asegura una reducción de las reacciones secundarias, la síntesis de productos más puros y, por tanto, rendimientos más altos.

5. Los efectos térmicos son reversibles, ya que el calentamiento empieza desde el interior del material, lo que permite que la radiación microondas presente una mejor eficiencia que los métodos de calentamiento convencionales.

6. Los líquidos iónicos solubles en agua absorben radiación microondas de forma muy efectiva y, por consiguiente, reacciones basadas en este tipo de sustancias pueden ser calentadas rápidamente mediante radiación microondas.

7. El calentamiento por radiación microondas resulta una eficaz vía alternativa a los métodos convencionales respecto al ahorro energético, mejor rendimiento de las reacciones y mayor pureza de los productos. Este proceso representa un sistema basado en la química verde adaptado a la sostenibilidad del medio ambiente.

Bibliografía

Dariusz Bogdal, Aleksander Prociak (2007). «Microwave Enhance Polymer Chemistry and Techonology». Blackwell Publishing.

James Clark, Duncan Macquarrie (2002). «Handbook of Green Chemistry & Techonology» Blackwell Science Ltd.

X. Fang, C. D. Simone, E. Vaccaro, S. J. Huang y D.

A. Scola (2002). «Ring-Opening Polymerization of Caprolactam and Caprolactone via Microwave Irradiation». Journal of Polymer Science: Part A: Polymer Chemistry, 40. pp. 2264-2275.

R. Hoogenboom, U. S. Schubert (2007). «Microwave-Assisted Polymer Synthesis: Recent Developments in a Rapidly Expanding Field of Research». Macromol. Rapid Commun, 28, pp. 368-386.

S. Sinnwell, H. Ritter (2007). «Recent Advances in Microwave-Assisted Polymer Synthesis» Austr. J. Chemistry 60, pp. 729-743.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.