La onerosa factura del humo industrial

0 15

191 complejos industriales europeos, cuatro de ellos en España, son responsables de la mitad del coste por daños a la salud y el medio ambiente, cifrado en hasta 169.000 millones de euros anuales

Los ciudadanos de la Unión Europea ya sabemos lo que nos cuesta la contaminación industrial. Según un reciente estudio publicado por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), el coste por daños a la salud y el medio ambiente causado por la contaminación atmosférica procedente de las 10.000 plantas industriales más grandes de Europa fue de entre 102.000 y 169.000 millones de euros en 2009. Es decir, cada europeo tuvo que pagar de su bolsillo una media de entre 200 y 330 euros para hacer frente a la emisión de sustancias nocivas, tóxicas o peligrosas al medio natural.

En su informe, dado a conocer a finales del pasado año y titulado Los costes de la contaminación atmosférica procedente de las plantas industriales en Europa al descubierto (Revealing the costs of air pollution from industrial facilities in Europe), la AEMA revela que la mitad de esta onerosa factura, entre 51.000 y 85.000 millones de euros, fue ocasionada por solo 191 complejos industriales, y que poco más de 600 de estas plantas (el 6% del total) generan las tres cuartas partes de toda la contaminación atmosférica de todo el continente.

En esta lista negra destacan los perjuicios originados por las emisiones de las grandes centrales eléctricas, a las que este organismo europeo imputa unos costes estimados de entre 66.000 y 112.000 millones de euros. Pero no son las únicas culpables. En su análisis, del que la AEMA excluye el transporte, los hogares y la mayor parte de las actividades agrícolas, también hay otras contribuciones significativas, como las procedentes de los procesos de producción, responsables de entre 23.000 y 28.000 millones de euros, y de la combustión en los procesos de fabricación, que por su parte ocasionaron unos daños medioambientales evaluados en entre 8.000 y 21.000 millones de euros.

Este informe destaca, asimismo, que las emisiones de dióxido de carbono (CO2) fueron las que en mayor medida contribuyeron a estos costes totales, con alrededor de unos 63.000 millones de euros, sin desdeñar, eso sí, los daños ocasionados por otros contaminantes atmosféricos –dióxido de azufre (SO2), amoniaco (NH3), partículas (PM10) y oxido de nitrógeno (NOX)–, que contribuyen a la lluvia ácida y pueden ocasionar problemas respiratorios y cuyos daños han sido valorados en entre 38.000 y 105.000 millones de euros anuales.

EN 2009, CADA EUROPEO PAGÓ ENTRE 200 Y 330 EUROS PARA HACER FRENTE A LA EMISIÓN DE SUSTANCIAS TÓXICAS AL MEDIO NATURAL

Obviamente, no todos los países europeos contaminan por igual. Para la AEMA, los mayores contaminadores son Alemania, Polonia, Reino Unido, Francia e Italia, que son los que albergan la mayor parte de las plantas de gran tamaño objeto de este estudio. Sin embargo, si estos costes se ponderan en función de la productividad de cada economía nacional, esta clasificación varía considerablemente y pasa a estar encabezada por Bulgaria, Rumanía, Estonia, Polonia y la República Checa.

El caso de España

En el caso de España, la AEMA estima que la contaminación industrial cuesta entre 6.451 y 10.182 millones de euros al año, un precio al que contribuyen de manera especial cuatro plantas españolas a las que este estudio coloca entre las 100 cuya contaminación resulta más perjudicial para la salud y el medio ambiente. Se trata de la central térmica Litoral de Almería, en Carboneras, que ocupa el puesto 57 en la clasificación de la UE; la central térmica de Aboño, en Gijón, que aparece en el puesto 70; la central de As Pontes, en A Coruña, que está en el 83, y la planta siderúrgica de Arcelor Mittal, en Avilés, que se sitúa en el puesto 89.

Este estudio, realizado a partir de los datos sobre emisiones notificados por las propias industrias pero que gracias a otras herramientas de análisis ha dejado al descubierto algunos de los costes ocultos de la contaminación atmosférica, tal como han destacado los responsables de la AEMA, no ha hecho sino poner de relieve lo que para muchos expertos es uno de los mayores problemas de salud de la actualidad: que la contaminación mata. Y mucho. Según datos de la UE, 370.000 personas mueren prematuramente al año en Europa a causa de la contaminación del aire, 16.000 de ellas en España. Esta es una cifra que la Organización Mundial de la Salud (OMS) elevaba hace unos años hasta los dos millones de personas en todo el mundo.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...