La NASA y la ESA facilitan datos y herramientas para lograr mejores resultados científicos

0 158
Las herramientas y los datos de la NASA y la ESA ayudan a que muchos proyectos financiados con fondos europeos generen resultados en el ámbito de la ciencia espacial. Uno de los proyectos es desarrollar simulaciones más detalladas de la interacción entre el viento solar y la magnetosfera para estar preparados ante las tormentas solares. Durante las tormentas solares, la intensidad de las partículas energéticas puede aumentar drásticamente, causando estragos en las comunicaciones en la Tierra y en las redes de distribución de energía.

El proyecto SHOCK se puso en marcha para aumentar la comprensión de los cambios cinéticos a pequeña escala en el viento solar, con el objetivo último de avanzar en la predicción del clima espacial. Las simulaciones tradicionales de la interacción entre el viento solar y la magnetosfera se basan en modelos de magnetohidrodinámica en los que el plasma espacial se trata como un fluido. Sin embargo, puesto que las magnetosferas están dominadas por los efectos cinéticos de los iones, pueden desarrollarse modelos mucho más realistas tratando los iones como partículas. Los resultados de estas simulaciones se pueden comparar, a continuación, directamente con las observaciones desde naves espaciales.

Los científicos de SHOCK compararon los resultados de dichas simulaciones realistas de la interacción entre el viento solar y la magnetosfera de Mercurio con las observaciones de la misión Messenger. También se ha investigado la estructura del arco de choque de la Tierra, ya que se reproduce en las simulaciones de la interacción del viento solar con la magnetosfera. Para todo ello de desarrolló un laboratorio virtual de misión para visualizar los resultados de las simulaciones cinéticas de los plasmas espaciales en un formato adecuado para la comparación con los datos de misiones espaciales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.