José Manuel Andújar Márquez

0 17

“Ahora es el momento de crear una potente industria robótica en nuestro país”


Mónica Ramírez José Manuel Andújar Márquez (Huelva, 1962) no ha perdido el tiempo. Al leer su prolífico y brillante currículo, encontramos múltiples motivos para realizar esta entrevista, a propuesta del Colegio de Huelva, donde está colegiado. Nuestro entrevistado es ingeniero técnico industrial por la Universidad de Sevilla (número 1 de su promoción), licenciado en ciencias físicas por la UNED (premio extraordinario al mejor expediente académico) y doctor ingeniero por la Universidad de Huelva (sobresaliente cum laude). Ha trabajado los últimos 26 años como profesor, primero en la Universidad de Sevilla (1987 a 1993) y después, coincidiendo con su creación, en la de Huelva (1994 a 2010). Actual-mente es catedrático de Ingeniería de Sistemas y Automática. Y por si esto fuera poco, en su trayectoria universitaria ha recibido 17 premios y distinciones académicas.

Al repasar su currículum, no cabe duda de que ha aprovechado muy bien el tiempo: catedrático de universidad, coordinador nacional del Grupo Temático de Control Inteligente del Comité Español de Automática (CEA), investigador, articulista, empresario y miembro de la Comisión de Expertos del Ministerio de Economía y Competitividad para la evaluación de proyectos de investigación del Plan Nacional de I+D+i, entre otras facetas. Si tuviera que elegir una de ellas, ¿con cuál se quedaría?

Por diversos motivos, tanto personales como laborales, cada una tuvo y tiene interés para mí. He tenido la inmensa fortuna de hacer lo que me gusta, de modo que difícilmente me puedo decantar por alguna de las actividades que he hecho y hago. No obstante, si tengo que situar alguna por encima de las demás me quedaría con mi labor de profesor.

Su área de conocimiento es la ingeniería de sistemas y automática. ¿Qué perspectivas de desarrollo tiene la robótica en España a corto, medio y largo plazo?

El Comité Español de Automática agrupa a la mayoría de los investigadores españoles en el área de robótica. A estos organismos de fuerte perfil investigador habría que añadir la Asociación Española de Robótica, con marcado carácter empresarial. A día de hoy hay un buen número de grupos de investigación en España, en el campo de la robótica, con reconocimiento internacional y capaces de realizar transferencia tecnológica a nuestras empresas. Por tanto, creo que es el momento de crear una potente industria robótica en nuestro país. Si no lo hacemos seguiremos, probablemente, siendo punteros en investigación, pero dependientes tecnológicamente en nuestro tejido industrial, con la pérdida de oportunidades y beneficios socioeconómicos que ello supone.

Ha participado en más de 30 proyectos de investigación ¿Cuáles son actual-mente sus líneas de investigación?

Sistemas de control inteligente; ingeniería de control; control no lineal; diseño, monitorización y control de sistemas de energías renovables; eficiencia energética; sistemas de adquisición y distribución de señales, y educación en ingeniería.

En la actualidad, es director del pro-grama de doctorado con mención de calidad en ingeniería de control, informática y electrónica. ¿Qué tendencias que se aprecian en este sector?

Hasta no hace mucho tiempo las ingenierías no tenían la tradición de las ciencias en el ámbito del doctorado. Sin embargo, actual-mente cada vez más ingenieros e ingenieras se incorporan a la investigación. La asignatura pendiente está en las empresas, donde se debe hacer un esfuerzo mucho mayor en I+D+i, bien incorporando doctores en ingeniería en sus plantillas o externalizando sus departamentos de I+D+i tras llegar a convenios con Universidades y Centros Tecnológicos. Ambas cosas son habituales en los países tecnológicamente más avanzados del mundo.

En el ámbito empresarial, posee siete patentes, háblenos de ellas.

La vocación del grupo de investigación que dirijo es generar transferencia de tecnología a las empresas. Por ello, nuestra investigación es fundamentalmente aplicada. Las patentes son un simulador de soldadura, que permite aprender a soldar (TIG y MIG/MAG) sin usar la máquina de soldar habitual; procedimiento y dispositivo de medida de las curvas características en sistemas fotovoltaicos; dispositivo para captar la temperatura superficial de un objeto; piranómetro, que permite medir a muy bajo coste radiación solar; sistema para la neutralización de aguas ácidas de mina y recuperación de su carga metálica; sistema robótico para la caracterización de la respuesta angular en instrumentos radiométricos, que es un sistema muy específico desarrollado para los laboratorios del Instituto Nacional de Técnica Aerospacial (INTA), y equipo automático de exposición biológica a la radiación ultravioleta y método para realizar dicha exposición, que permite detectar daños a nivel de eritema (enrojecimiento de la piel) y fue desarrollado junto con el INTA.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...