JOSÉ ENRIQUE BORRELL ANDRÉS

0 70
 

“SER MÁS EFICIENTE ENERGÉTICAMENTE REDUCE LOS COSTES ENERGÉTICOS Y MEDIOAMBIENTALES, CON LO CUAL EL COSTE DE PRODUCCIÓN DISMINUYE Y CABE LA POSIBILIDAD DE SER MÁS COMPETITIVO Y GENERAR EMPLEO”

Los efectos derivados del cambio climático obligan, a la sociedad en general y a la industria en particular, a adoptar una serie de medidas que permitan reducir el gasto energético. El Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (IDAE) trabaja desde diferentes frentes con el fin de impulsar un nuevo modelo energético que, basado en criterios de sostenibilidad y respeto medioambiental, promueva el crecimiento y desarrollo de la economía española, un ambicioso objetivo que descansa directamente sobre la mejora de la eficiencia energética. José Enrique Borrell Andrés, jefe del departamento de Industria del IDAE, habla en estas páginas acerca de los factores que intervienen en este proceso y afirma con contundencia que el ahorro de energía es el ahorro de todos y para todos.

El IDAE tiene, entre sus cometidos, la difícil tarea de convencer al sector industrial de que el ahorro y la eficiencia energética producen beneficios. Una dura asignatura, máxime cuando el logro de este objetivo final supone realizar elevadas inversiones que permitan optimizar el rendimiento de los procesos productivos y reducir el consumo de las instalaciones. ¿Qué argumentos de peso utilizan desde el IDAE para llevar al empresariado a su terreno?

Lo primero es decir que no llevamos a nadie a nuestro terreno, ya que nuestro terreno, el ahorro de energía, es el ahorro de todos y para todos. Los argumentos que utiliza el IDAE para realizar inversiones en eficiencia energética no se apartan mucho de los que tiene el propio industrial, dado que hablamos de reducir los costes de producción, aumentar el rendimiento de las instalaciones y, en definitiva, aumentar la competividad de la industria. No obstante, el IDAE pone a disposición del industrial, además de asesoramiento a nivel técnico, una serie de mecanismos de financiación, que pueden ayudarle a realizar inversiones en ahorro de energía utilizando un mínimo de recursos. Es el IDAE quien se encarga de todo el proyecto, desde sus primeros pasos hasta la aceptación de la instalación donde deben cumplirse las garantías establecidas con los diferentes suministradores.

Mejorar la eficiencia energética de la industria española ¿es una cuestión puramente económica ?

No sólo es una cuestión económica, sino también de visión de futuro en un mercado altamente competitivo, donde, además del respeto al medio ambiente, es necesario disponer de tecnologías que puedan adaptarse a los retos que presenta la demanda de productos.

El crecimiento económico de nuestro país se ha basado en una continua explotación de los recursos naturales por parte de la industria. ¿Se puede decir que hoy en día se ha invertido este comportamiento y que el sector industrial sabe conjugar la expansión de sus negocios con criterios de desarrollo sostenible?

Creo que no se puede realizar esa afirmación únicamente sobre la industria. El crecimiento económico de nuestro país se ha producido por tener una sociedad dinámica capaz de crecer por encima de la media europea. No obstante, desde hace tiempo sectores intensivos en el consumo de energía ya utilizan productos reciclados como materias primas, con la consiguiente reducción de utilización de recursos naturales. También es necesario indicar que, además de la sustitución de materias primas por productos reciclados, se sustituyen combustibles convencionales por otros, tal como sucede, entre otros, en el sector cementero.

El impacto ambiental que provocan los procesos productivos empleados en la industria química, papelera o de la alimentación varía de unas actividades a otras. Esta diversidad de escenarios ¿complica la adopción de medidas destinadas a mejorar los índices de eficiencia energética o existe una estrategia común aplicable a todas ellas?

Existe la estrategia común de aumentar la eficiencia energética en los procesos productivos. Cuanto mayor es el con-sumo de energía por unidad producida, aparentemente la posibilidad de ahorro de energía parece mayor, pero esto no es del todo cierto, ya que, al tener una importante incidencia en los costes de producción, el propio industrial ya ha realizado medidas para la reducción de consumo de energía. Por otra parte, si se entra a analizar cada proceso en cada fábrica, evidentemente, aunque pueda haber soluciones comunes, cada proyecto es un traje a medida.

A la hora de asumir un compromiso con el ahorro y la eficiencia energética, ¿existe diferencia entre los dirigentes de las grandes industrias y quienes están al frente de las pymes?

Hay que tener en cuenta que en el sector industria el 99,6% aproximadamente de las empresas son pymes. En una gran empresa suele ser común que existan departamentos o personas que se dediquen a labores de Ingeniería, donde se contempla, entre otros, la eficiencia energética. De modo general, en las pymes esta figura no existe, por lo que el asesoramiento en acciones para reducción de consumo de energía suele ser más común que para grandes empresas.

“LOS ARGUMENTOS QUE UTILIZA EL IDAE PARA REALIZAR INVERSIONES EN EFICIENCIA ENERGÉTICA NO ESTÁN LEJANOS DE LOS QUE TIENE EL PROPIO INDUSTRIAL”

¿Podría decirnos, a grandes rasgos, qué ventajas competitivas reportará a la industria la puesta en marcha del Plan de Acción 2008-2012 de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética E4, y qué novedades introduce para este sector respecto al Plan del periodo 2005-2007, actualmente en vigor?

La ventaja competitiva que reportará el Plan de Acción 2008-2012 debe ser la de reducir los consumos específicos de energía y con ello el coste de producción, es decir, hacer que las industrias sean más competitivas. Por otra parte, además de reducir el consumo de energía, se reducirán las emisiones de gases de efecto invernadero. En relación con el Plan de Acción 2005-2007 no hay ninguna novedad en lo referente a las medidas que puedan producir ahorro de energía; no obstante, se introduce una nueva medida: “Inclusión de una evaluación específica de impactos energéticos”, que se pretende incluir dentro del estudio de impacto ambiental que se realiza en proyectos industriales.

¿Piensa que desde las administraciones públicas se impulsa debidamente la innovación y el desarrollo tecnológico necesarios para hacer que nuestra industria esté en condiciones de competir en los mercados internacionales?

Existen, tanto en la Administración central como en la autonómica, programas de ayudas a proyectos de I+D+i. Por otra parte, desde el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio en 2008 se destinarán 4.724 millones de euros, un 13,4% más que el año anterior, a las políticas de investigación y desarrollo.

¿Existe relación directa entre ahorro, eficiencia energética y generación de empleo?

No existe una relación directa. No obstante, al ser más eficiente energéticamente se reducen los costes energéticos y medioambientales con lo cual el coste de producción disminuye y cabe la posibilidad de ser más competitivo, existiendo la posibilidad de generar empleo.

No quiero terminar sin hacer referencia al Protocolo de Kioto. ¿Cree que España podrá cumplir con los compromisos contraídos? Y por último, ¿qué opina del comercio de derechos de emisión?

Se mantiene la tendencia en el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero. En el período 1990-2005 el incremento ha sido de 52,2%, un 37,2% por encima de lo que señala el compromiso de Kyoto. Es necesario señalar que la aplicación del comercio de derechos de emisión del PNA 20052007 se cerró en mayo de 2007, es decir, es una aplicación con una corta historia y además una cierta complejidad. No obstante, se puede considerar que en estos primeros años de aplicación el funcionamiento ha sido razonablemente satisfactorio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.