Gama completa de generadores de nitrógeno y oxígeno

0 23
Atlas Copco presenta tres gamas de generadores de nitrógeno y oxígeno para la generación de gas in situ. Con estos innovadores generadores de gas, las empresas pueden ampliar su instalación de aire comprimido existente para generar su propio nitrógeno y oxígeno. Un suministro independiente de gas in situ puede generar considerables economías de escala al tiempo y ahorrar costes operativos. La nueva gama de generadores de gas in situ de Atlas Copco está diseñada para cumplir las normas más estrictas de pureza y ofrecer un funcionamiento económico en aplicaciones grandes y pequeñas.

El gas generado in situ es más sostenible y rentable que el suministrado en botellas o a granel, ya que elimina los costes operativos y administrativos relacionados con la tramitación de pedidos, transporte, almacenamiento y entrega de las botellas o entrega a granel en tanques criogénicos.

Gracias a su alta eficiencia y fiabilidad, el generador de nitrógeno de membrana (el NGM) de Atlas Copco es ideal para aplicaciones como prevención de incendios, inflado de neumáticos, limpieza de tanques y tuberías y muchas otras aplicaciones marinas, petróleo, gas y minería. El NGM emplea la separación de aire por membrana para producir el nitrógeno. Un haz de fibras de polímero actúa como membrana que permite que pase el nitrógeno y que se infiltren otros gases (como el oxígeno, vapor de agua y dióxido de carbono). El aire comprimido se dirige a la entrada y el nitrógeno enriquecido sale por el otro extremo del generador. La tecnología de membrana genera nitrógeno con una pureza ajustable y caudales de hasta 500 m³/h.

Para las aplicaciones que exigen un alto grado de pureza del nitrógeno (hasta el 99,999%), el generador de nitrógeno (NGP) con tecnología PSA es la solución recomendada. Conforme a la tecnología de adsorción por cambio de presión (ACP), los tamices moleculares de carbón adsorben las moléculas de oxígeno del aire comprimido. El generador de nitrógeno tiene dos torres conectadas que funcionan juntas para producir un caudal casi continuo de gas nitrógeno. El resultado: unos niveles de pureza del nitrógeno de hasta el 99,999 % para caudales de hasta 1.100 Nm³/h. Las aplicaciones típicas del NGP son el embalaje, moldeo de plástico, metalurgia, analizadores de purga, electrónica, almacenamiento de frutas así como la elaboración de alimentos y bebidas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.