Gafas inteligentes, tablets y ‘beacons’ se abren paso en el sector industrial

0 40
La tecnología inteligente se está comenzando a implantar en las maquinarias y en los procesos industriales. La consultora TIC Setesca ha presentado las últimas soluciones tecnológicas aplicadas a este sector. Entre las principales aplicaciones se encuentran: la geolocalización y prevención de riesgos laborales.

Las nuevas tecnologías están suponiendo un cambio sustancial en la gestión de los procesos industriales. La consultora TIC Setesca está realizando una serie de pruebas piloto de la implantación de tecnologías de sensores personales ligados con tablets y gafas inteligentes en el sector industrial. Son numerosas las aplicaciones que se consiguen con dicha implantación pero entre ellas destacan la prevención de riesgos laborales y la visión remota para ahorrar en gastos de viajes en mantenimiento de infraestructuras lejanas.

Las gafas inteligentes permiten ahorrar en gastos de desplazamiento de técnicos ya que posibilitan poder ver lo que ve un operario en una instalación remota y desde una central poder ofrecer instrucciones por un técnico especializado que de otra forma debería desplazarse al lugar donde efectuar el mantenimiento.

Los beacons son unos dispositivos que se colocan en la ropa del operario y que tienen una función de geolocalización. Emiten una señal muy similar a la del GPS pero con mucha más precisión. De esta manera, en todo momento el trabajador está localizado. Del mismo modo, unidos a las tablets, tienen la función de la seguridad y prevención de accidentes. Por ejemplo, cuando un empleado se acerca a manipular cualquier máquina, la tablet detecta si el operario lleva el equipamiento de seguridad necesario o si se acerca a una zona peligrosa. Pudiendo según la situación detener el proceso de trabajo.

Por otro lado, otras de las tecnologías que se están implantando en las empresas son los «gadgets» enfocados a la mejora del bienestar. La aplicación en el mundo industrial tiene que ver también con la prevención de accidentes, incluso, dirigido a trabajadores que se encuentren fuera de la empresa. Por ejemplo, es posible medir el ritmo cardiaco de un transportista con el fin de que, si sufre un infarto, se pueda emitir una señal de alarma a la central y se intente reanimarlo cuanto antes. Setesca está realizando diversos análisis y pruebas de concepto en de este tipo de tecnologías en empresas españolas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.