Fósiles para calcular el cambio climático

0 26
Expertos del CSIC trabajan con fósiles para calcular el impacto que tendrá el cambio climático en la biodiversidad. Esta técnica, denominada hindcasting, reconstruye cuál era la distribución de una especie determinada en el pasado a través de su registro fósil, y la compara con la distribución actual. De esta forma, se puede obtener información sobre el efecto que han tenido los cambios del clima sobre esa especie y, por tanto, lograr una referencia independiente que permita calcular cómo puede afectarle en el futuro el calentamiento global. Conjuntamente la aplicarán con la evaluación de los modelos con distribuciones en otras regiones para obtener datos más precisos. Esta segunda solución ha sido aplicada con éxito en el estudio de las plantas de los Alpes austríacos, cuya distribución, relacionada con el clima de los Alpes suizos, ha sido calculada por un grupo de científicos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.