Fieltro de lamelas para aislamiento de conductos metálicos

0 218

Rockwool Peninsular, empresa líder en la fabricación de lana de roca volcánica, material aislante acústico, térmico y de protección contra incendios dispone del fieltro 133 EF, adecuado para el aislamiento de conductos metálicos. Este fieltro está formado por bandas de lana de roca con fibras perpendiculares encoladas al soporte. Una de sus caras está reforzada por una lámina de aluminio, y la otra revestida por una superficie autoadhesiva protegida por un film plástico extraíble. Los fieltros de lamelas 133 EF se han desarrollado para su aplicación en el aislamiento térmico y acústico de conductos metálicos cilíndricos o rectangulares. Garantizan un espesor de aislamiento constante incluso en las esquinas de los conductos. Están provistos, en una de sus caras, de una capa autoadhesiva aplicada en línea. Esta capa está revestida por una lámina de protección formada por un polietileno ecológico, que se arranca para la instalación del fieltro. La fuerza de adherencia de la capa autoadhesiva es garantía de una excelente fijación de larga duración, aplicado sobre conductos de aire. El envejecimiento de los materiales, tras ser sometidos a períodos de condiciones climatológicas extremas, como la humedad y el polvo, no deterioran la capa autoadhesiva, que conserva sus características funcionales a lo largo del tiempo. Para obtener una buena fijación mecánica, no se precisa tomar medidas especiales, ni puntas adhesivas o soldadas, ni malla de gallinero ni flejes alrededor del conducto. El tiempo de montaje necesario para revestir un conducto se reduce considerablemente, comparado con los aislamientos tradicionales. La capa autoadhesiva permite la instalación en el rango de temperaturas ambiente de + 5 ºC y + 35 ºC y a humedades relativas altas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.