En recuerdo de Edmundo Varela Lema

0 21

Las noticias tristes siempre llegan de madrugada y de puntillas, como un susurro queatraviesa los rincones del alma. La madrugada del 24 de octubre fue una de esasnoches que traía un mensaje funesto. Fallecía nuestro querido compañero EdmundoVarela Lema, decano del Colegio Oficial deIngenieros Técnicos Industriales A Coruña(Coeticor). Como toda despedida repentinanos cogió a todos por sorpresa, dejando uninmenso vacío y un hondo pesar en su familia, amigos y compañeros. Al sepelio que tuvolugar al día siguiente de su fallecimiento enA Coruña, asistió el presidente del Cogiti,José Antonio Galdón Ruíz, acompañadode un grupo de decanos y representantesde colegios. Asimismo mostraron sus condolencias a su familia y los miembros de lajunta de gobierno de Coeticor.

Con su muerte, se marcha un gran hombre, pero también una de las figuras másrelevantes de la ingeniería en A Coruña, enparticular, y en Galicia y en el ámbito nacional. Edmundo fue un hombre comprometido y un auténtico luchador en loprofesional, social y en lo político. Su trayectoria viene avalada por su formación académica, su dilatada experiencia y su amplioperfil profesional.

Nació en A Coruña el 30 de agosto de1947. Ingeniero técnico industrial, licenciado en derecho, euroingeniero y gestormedioambiental. Desde 1995 asistíacomo ponente a diversas jornadas, cursos y congresos en materia de medioambiente, desarrollo sostenible y prevención de riesgos laborales. Prestó servicios como funcionario contratado en losAyuntamientos de Arteixo, Oleiros y Culleredo, todos ellos del área metropolitana de A Coruña. En este último era jefe delÁrea de Medio Ambiente y Servicios. Fue,además, responsable de Calidad y MedioAmbiente y presidente del Comité de Calidad y Medio Ambiente de ese Ayuntamiento. Fue nombrado responsable deprevención de riesgos laborales en 1998y director de los trabajos de implementación del sistema de prevención de riesgos laborales en 2003. Desde 1992 fuedecano de Coeticor. En este organismotuvo a su cargo la ponencia de la Comisión de Medio Ambiente y Sostenibilidad.Fue, además, portavoz de la Comisión deMedio Ambiente del Consello Galego deEnxeñeiros Técnicos Industriais (CGETI),entidad creada en 1994 y cuya presidencia inauguró y ejerció durante el período 1994-1995. Tuvo de nuevo este cargode presidente del CGETI durante los años 2002-2003. Formó parte también de laMesa Nacional de Calidad, MedioAmbiente y Sostenibilidad del Cogiti.Desde 2000 prestó servicios de asesoramiento en materia de medio ambientepara la FEGAMP. En 2003 creó la Fundación Galicia Innova, de la que era presidente. Formó parte del comitéorganizador de los encuentros de desarrollo local y empleo, desarrollado por elAyuntamiento de Culleredo y del comitéorganizador en las Jornadas de medioambiente industrial en Galicia.


Como se puede observar en este resumen de su currículum, su quehacer profesional tiene distintas etapas que, enconjunto, enriquecen su biografía. Pero traslas hojas de un currículum están las hojasde vida, las del ser humano, esas que enEdmundo Varela Lema, son sin duda lasmás importantes. Su calidad humana eraun sello inconfundible en él: cercano en eltrato, de conversación agradable, con ungran sentido del humor y una sutil y fina ironía, rasgos que caracterizaban su marcadapersonalidad.

“Nuestra condición humana nos hacebuscar la soledad para escucharnos, conocernos y enriquecernos a nosotros mismos”,decía Julio Cortázar, y eso creemos quehizo Edmundo Varela: escucharse a símismo en el silencio para poder escuchara los demás y ofrecerles su hombro.

Rememorar a un amigo como Edmundoinevitablemente aflora las emociones. Escribirle es como hablarle y entonces losrecuerdos se me agolpan. Me vienen imágenes de cuando nos conocimos hace 30años, momentos vividos con él en estosaños en los que la amistad entre ambosadquirió la fuerza de la sinceridad y la lealtad. Pero hay un momento que me llegaintensamente. Es verano, julio, los días 14y 15 de julio de 2009, A Coruña. Yo habíaido invitado por la junta de gobierno deCoeticor para impartir una conferencia titulada Humanismo e ingeniería. Esos díasfueron mágicos para mí, horas de charlascon el amigo Edmundo, sobre la profesión,lo divino y lo humano, algo habitual en nuestros encuentros.

Este final es solo el final de unas palabras, las mías, porque Edmundo no se haido, Edmundo estará siempre en nuestrorecuerdo si seguimos el ejemplo de sulegado de tolerancia, solidaridad, generosidad, responsabilidad y compromiso.

Hasta siempre, amigo Edmundo VarelaLema, estás en nuestro emocionadorecuerdo. Descanse en paz.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...