El ser o no ser de la Ingeniería Técnica Industrial

0 1.186

“Ser o no ser, esa es la cuestión” es la primera frase del soliloquio del personaje Hamlet de la obra de teatro Hamlet, príncipe de Dinamarca, del dramaturgo inglés William Shakespeare, y que se ha convertido en una referencia universal más allá del simple cuestionamiento existencial (existir o no existir), que nos lleva a la reflexión sobre cómo actuar, tomar medidas o posicionarnos o no ante los diferentes acontecimientos.

Ser, o no ser, ésa es la cuestión. ¿Cuál es más digna acción del ánimo, sufrir los tiros penetrantes de la fortuna injusta, u oponer los brazos a este torrente de calamidades, y darlas fin con atrevida resistencia?…

Así continúan los versos que pronuncia el príncipe Hamlet, sumido en un conflicto interno ante la fatalidad de los hechos y las dudas que le asaltan tras el “fallecimiento inusual” de su padre y los acontecimientos que le suceden, y no cabe duda, de que en mayor o menor medida, hemos experimentado todos y cada uno de nosotros ante situaciones adversas, inciertas o simplemente evolutivas.

Y esto es algo en lo que nuestra profesión, pese a estar inmersa de forma prolongada en estas situaciones, no ha tenido ninguna duda sobre la actitud que hay que adoptar para afrontar todo tipo de situaciones, y todo ello, fruto de las esencias que definen la Ingeniería Técnica Industrial, que no son otras que las de solucionar los problemas, mejorar lo existente y crear evolución.

Somos una profesión a la que nunca nadie ha regalado nada y siempre hemos tenido que demostrar con hechos nuestra solvencia y propiciar nuestra evolución de forma conjunta a la de la sociedad, enfrentándonos al conservadurismo propio de las sociedades y a los anhelos de quienes pretenden mantener privilegios propios del siglo XIX.

Pero el resultado está ahí, y debemos estar orgullosos de formar parte de una profesión que sigue contribuyendo de forma esencial en la prosperidad y el desarrollo de nuestra sociedad, que no se amilana ante las dificultades y que confía firmemente en los valores sobre los que se ha cimentado nuestra profesión.

Somos la más numerosa de todas las profesiones técnicas (Ingeniería y Arquitectura), con 74.000 colegiados, y la que más colegios profesionales tiene (49 Colegios).

Realizamos más del 80% de los proyectos y direcciones técnicas de las instalaciones industriales (líneas y redes de alta y baja tensión, centros de transformación, instalaciones eléctricas, naves industriales, estaciones de servicio, plantas fotovoltaicas y eólicas, instalaciones térmicas, de protección contra incendios, instalaciones de gas, licencias de apertura, instalaciones industriales, APQ, reformas de vehículos, estudios de impacto ambiental, acústica, certificaciones, mediciones, peritaciones, etc.).

El 65% de nuestros colegiados participa en las empresas industriales y de servicios, mejorando, modernizando y propiciando la competitividad y el desarrollo sostenible. Estando muchos de nosotros al frente de compañías muy importantes, no solo por tamaño y facturación, sino además altamente estratégicas.

Participamos de forma muy directa (7% de nuestros colegiados) en el sistema educativo, tanto en el universitario como en la educación secundaria, Bachillerato y Formación Profesional.

Estamos presentes tanto de forma directa como indirecta en la práctica totalidad de los municipios españoles, participando de forma activa en la concesión de licencias de actividad, mantenimiento de instalaciones, redacción de proyectos, direcciones de obra, seguridad y salud, en todos los servicios públicos (AP, agua, residuos, saneamientos, etc.) y por supuesto en urbanismo, medio ambiente.

Y tenemos también un gran espíritu emprendedor, con casi un 4% de empresarios en todos los sectores y, sobre todo, en el ámbito de las instalaciones y construcciones.

Pero además somos la profesión que tiene una mayor cantera, dado que las titulaciones de Grado en Ingeniería del ámbito industrial (Mecánica, Eléctrica, Química Industrial, Electrónica y Automática, …), que dan acceso a nuestra profesión, son las que más alumnos tienen en España dentro de las del ámbito técnico. Y todo ello es porque nuestra profesión es la que más salidas profesionales tiene, es una profesión multidisplinar, que abarca numerosas materias y proporciona una versatilidad muy importante que es lo que necesita el mercado.

Por todo ello, por nuestro pasado, pero sobre todo por nuestro futuro, debemos sentirnos privilegiados por poder disfrutar de nuestra profesión y seguir escribiendo la historia de superación y éxitos que hemos heredado.

José Antonio Galdón Ruiz
Presidente del Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España y de la Fundación Técnica Industria

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.