El nuevo detector Crowcon de gases individuales logra la certificación Atex

0 397

Recién lanzado, el detector Gasman de gases individuales, fabricado por Crowcon, ha logrado plena certificación Atex (directiva de la UE que cubre equipos para uso en ambientes potencialmente explosivos) para ser usado en áreas peligrosas. Este sensor está disponible para gases inflamables, oxígeno y gases tóxicos y cuenta con códigos ATEX para temperaturas ambientales de -20oC hasta +65oC, por lo cual es apropiado para ser usado aún en las condiciones más severas. Con sus sensores intercambiables “i-module” para una gama cada vez mayor de gases exóticos, el Gasman ofrece operación fácil con un solo botón. Todo el conjunto sólo pesa 80 gramos. A pesar de su tamaño compacto, esta unidad viene con protección IP67 contra agua y polvo. Su carcasa hecha de policarbonato resistente con una moldura superior completa de elastómero garantiza gran resistencia contra impactos fuertes. En caso de detectarse algún peligro, este detector da aviso con una señal audible de 95dBA, dos llamativos diodos luminosos de color azul y rojo, y un vibrador interno. Se pueden fijar dos niveles de alarma, y también lecturas instantáneas. Para los modelos diseñados para detectar gases tóxicos, también se ofrece una alarma de promedio ponderado en relación al tiempo. Además de una gran pantalla para visualización numérica del nivel del gas. El panel LCD iluminado indica claramente la vida que le queda a la pila y el modo de visualización. Durante la fase inicial, el Gasman señala el tipo de sensor que lleva, y demuestra si se debe calibrar el aparato dentro de 30días, si la calibración se ha atrasado o si se necesita mantenimiento rutinario. Se ofrecen modelos recargables para gases de todo tipo, y en el caso de sensores de gases tóxicos y oxígeno, también se pueden facilitar modelos con pila seca cambiable.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.