El espectrógrafo criogénico infrarrojo, nueva tecnología para estudiar el espacio

0 37

Astrónomos europeos han descubierto monóxido de carbono en la atmósfera de Tritón, el mayor satélite de Neptuno. El descubrimiento se debe a una nueva tecnología que ha permitido realizar el primer análisis de infrarrojos de la atmósfera de dicho satélite. El equipo realizó estos descubrimientos gracias al nuevo espectrógrafo criogénico infrarrojo de alta resolución de Echelle (CRIRES), situado en el VTL (Very Large Telescope, el telescopio óptico más grande del mundo) del Observatorio Europeo Austral (ESO). El análisis en la banda de los infrarrojos demostró que los efectos del Sol aún se aprecian en Tritón, aunque la temperatura media de su superficie se mantenga a -235 °C. La medición de la atmósfera de Tritón no es sencilla, pues el satélite está 30 veces más alejado del Sol que la Tierra. En la década de 1980, una teoría astronómica mantenía que la atmósfera de Tritón podría ser tan densa como la de Marte (7 milibares). No obstante, con el paso de la sonda Voyager 2 en 1989, se registró una atmósfera de nitrógeno y metano de 14 microbares de presión, una densidad 70.000 veces menor a la de la atmósfera terrestre.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.