El efecto Aharonov-Bohm permite medir las deformaciones del grafeno

0 122
Una investigación del Consejo Superior de Invetigaciones Científicas (CSIC) ha diseñado un experimento que permite medir el efecto que las deformaciones existentes en una estructura de grafeno producen sobre los electrones que discurren por él. Estas deformaciones generan un efecto similar al que causa un campo magnético.

El trabajo se basa en el efecto AharonovBohm, descrito en 1959, y permite detectar la presencia de un campo magnético en una región del espacio sin medir directamente sobre ella. La investigación, que ha sido publicada en la revista Nature physics, propone un camino cerrado para los electrones mediante dos impurezas y un microscopio de efecto túnel que es capaz de medir estas interferencias. Dichas perturbaciones cambian cuando en el interior de la región delimitada por el camino hay deformaciones elásticas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.