El colegio celebra su encuentro anual con el nombramiento de Manuel León Cuenca como ‘decano honorífico’

0 18

El Colegio de Peritos e Ingenieros Técnicos Industriales de Badajoz (Copitiba), celebró el pasado 17 noviembre su trdicional encuentro anual de hermandad, en el Parador de Mérida, con la asistencia de numerosos colegiados y la presencia de diversas autoridades relacionadas con el mundo colegial y la política.

El encuentro se inició con un acto institucional, el cual estuvo presidido por la decana del colegio, Vicenta Gómez Garrido, acompañada por Francisco Quintana Gragera, director de la Escuela de Ingenierías Industriales de la Universidad de Extremadura; Gerardo Arroyo, secretario del Cogiti, y por Fernando Molina Alen, portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Mérida, quien clausuró el acto.

La decana del colegio, en la apertura del acto institucional, manifestó su gran preocupación por la actual situación de crisis por la que están pasando las economías de Europa, España en general y Extremadura en particular. “No nos podemos abstraer de la situación, ni mirar para otro lado, la crisis la vemos, la oímos, la leemos en todos los medios de comunicación y está presente en todas partes. Cifras de paro creciendo de una forma imparable, cierre de empresas, ERE, desahucios, subida de impuestos, jóvenes sin salidas laborales, primas de riesgo, deuda nacional, huelgas y un largo etcétera de situaciones cada vez más preocupantes”, indicó.

La situación de Extremadura

Dentro de la actual situación y en el contexto de Extremadura, Vicenta Gómez hizo un extenso y detallado análisis de esta situación económica y la relacionó con temas fundamentales de la región, como son las energías renovables, el eje 16, así como la negativa, bajo criterios medioambientales, a la ejecución de la refinería Balboa. La decana expresó su confianza en el potencial que tiene la región y el de sus ciudadanos, empresas y profesionales para superar la actual situación. “El sector agroindustrial puede impulsar en un futuro el desarrollo económico de Extremadura, pero para ello es necesaria una buena legislación que facilite la competitividad y los apoyos institucionales precisos”.

La incidencia de la situación económica es manifiesta en todos los ámbitos de la sociedad; en el caso de los ingenieros técnicos industriales, aunque comparativamente con otras profesiones es menor, se ha experimentado un incrementado considerable de las cifras del paro entre nuestro colectivo. En este sentido, Vicenta Gómez apuntó: “Quizás los más afectados sean los compañeros más jóvenes, y también aquí se repite la historia, en el sentido de que muchos de ellos se están viendo obligados a emigrar a otras regiones, a otros países. Solo en Alemania se cifra el número que se necesita de ingenieros en varios miles”.

“Desde el colegio somos conscientes de todas estas circunstancias, y en la medida de nuestras posibilidades se están realizando actuaciones encaminadas, aunque no podamos solucionar todos los problemas, ya que no está en nuestras manos, sí a realizar actuaciones que allanen el camino a nuestros compañeros en la búsqueda de posibilidades, mejorando y actualizando la pro-pia infraestructura del colegio, para así poder prestar más y mejores servicios a los colegiados”, añadió.

Entrega de distinciones

Este año tuvo lugar uno de los momentos destacados en la historia de estos encuentros anuales, ya que, por primera vez, se concedió la máxima distinción honorífica –la de decano honorífico– que otorga este colegio.La decana del colegio, Vicenta Gómez Garrido, entregó la distinción de decano honorífico del Colegio Oficial de Peritos e Ingenieros Técnicos de Badajoz a su colegiado Manuel León Cuenca.

Se reconoce así “de forma muy especial la defensa y promoción de nuestra profesión, junto al desarrollo, consolidación y engrandecimiento de nuestro colegio, así como su especial dedicación a las tareas corporativas dentro de los órganos de gobierno colegiales, a lo largo de su dilatada vida profesional”.

Además, en este acto institucional, y siguiendo con los reconocimientos del Copitiba a los ingenieros técnicos industriales, se hizo entrega de las distinciones a los colegiados que han cumplido los 25 años profesionales, así como la insignia de oro a los colegiados que cumplen 50 años, y que este año ha correspondido también a Manuel León Cuenca, colegiado número 21. El secretario del Cogiti, Gerardo Arroyo Gutiérrez, fue el encargado de imponerle la insignia de oro.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...