De la idea a la producción en serie

0 16

El diseño industrial solo es posible cuando diseñador e industria se encuentran y juntos desarrollan un nuevo producto. La unión es siempre necesaria para la producción en serie y a gran escala

El diseño industrial es una disciplina que trata de la concepción formal de los múltiples productos manufacturados. Por ello, dentro de sus prioridades se debe dar una conjunción de objetivos como son el aspecto estético, su eficiencia funcional y su adecuación productiva y comercial. Es una actividad que incluye una amplia gama de procesos creativos y sistemáticos. Sus métodos son muy variados, pero la idea debe estar siempre sujeta a su futura producción y fabricación. El tejido industrial necesita de ellos. Una de las formas de dar a conocer estos nuevos productos son los premios. La competencia suele ser dura. Los Premios Alfa de Oro premian la innovación. La Sociedad Española de Cerámica y Vidrio, reconoce mediante ellos los productos que no solo aportan nuevos valores de uso a la cerámica, sino también los procesos y la maquinaria que contribuyen a mejorar la competitividad de la industria. Se valora especialmente la incorporación de innovaciones de fondo ya que el objeto de la convocatoria es estimular la creatividad científica, tecnológica y artística.

El jurado premió a la empresa Sacmi ibérica por su máquina que permite la mejora de la eficiencia en decoración digital, realizando el secado superficial mediante la aplicación de radiación infrarroja con regulación automática que se adapta a los grandes formatos. A Tejas Borja, por el desarrollo de un innovador sistema de instalación que permite la creación de una cubierta ventilada de tejado con piezas planas de gres porcelánico. La empresa Torrecid ha sido premiada por su desarrollo de tintas cerámicas basadas en fritas y esmaltes, capaces de producir efectos cerámicos especiales o incluso metalizados para tercer fuego, lo que permite obtener piezas exclusivas. El último Alfa de Oro ha sido para Vidres por la realización del proyecto Rainbow, en el que se controla la generación de microgrietas para poder simular el efecto óptico multicolor que confiere a la pieza cerámica características estéticas diferenciales.

La empresa Macer ha recibido el Alfa de Plata por la introducción de sensores de presión dentro de un punzón que mejora la calidad de las piezas prensadas y ahorran costes de procesos dentro de su proyecto Molde inteligente. El otro Alfa de Plata ha recaído en la empresa Togama. El jurado ha valorado dos aspectos: la revalorización del mosaico vítreo y la habilidad de apertura de nuevos nichos de mercado gracias al desarrollo de un producto fungicida.

Diseños prácticos

Los productos desarrollados y fabricados tienen que llegar al consumidor. Su embalaje es primordial para su buena conservación y son una llamada de atención importante para su venta. En los últimos premios Liderpack, dedicado a los embalajes, más de 72 trabajos compitieron por llevarse el galardón. Proyectos para café, cerveza y neumáticos, fueron los ganadores.

Las excelencias de la cerveza Inedit de Damm han sido muy alabadas en los sectores de la gastronomía. Para ella, Durero Packaging ha diseñado un pack especial capaz de contener dos botellas y dos copas en una estructura de forma trapezoidal, dando una visión transparente, elegante y accesible del producto. Además, es apilable, fácil de transportar y aporta protección al producto y eficiencia espacial.

Por su parte, la empresa Boixadós ha diseñado una tolva para café en grano de 3,5 kg de capacidad con unas características únicas en su sector, ya que, además de cubrir las necesidades prácticas de envasado del café para su transporte, conservación y uso, permite dar visibilidad al mensaje publicitario de la marca, cumpliendo así también la función de publicidad en el lugar de venta.

El premio en PLV ha sido para Zedis, por su columna expositora de productos Michelin. Se trata de un expositor que per-mite mostrar diferentes tipos de neumáticos, total o parcialmente, facilitando así la visualización de múltiples modelos en poco espacio. Dispone, además, de cartelería cambiable y está realizado en metal y plástico.

Premios internacionales

Los diseñadores españoles también tienen oportunidades internacionales. Un año más, la Fundación James Dyson pone en marcha el Concurso de Diseño James Dyson, destinado a estudiantes de ingeniería o diseño industrial y de producto, uno de los concursos más reconocidos y esperados por los nuevos talentos. El plazo de inscripción finalizará el 2 de agosto de 2012. Para Dyson, hacer que la gente se interese en el diseño y la ingeniería es increíblemente importante.

En esta séptima edición del concurso podrán participar estudiantes de 18 países que competirán por un premio internacional de 20.000 libras. Hay premios nacionales e internacionales.

En anteriores ediciones, se han presentado brillantes proyectos, como el proyecto Longreach (2010), un dispositivo que lanza un salvavidas a una distancia de hasta 150 metros. El ganador internacional de la pasada edición fue el estudiante australiano Edward Linacre, de la Swinburne University of Technology de Melbourne, que se inspiró en los escarabajos que habitan en el desierto del Namib para crear el sistema Airdrop. Se trata de un dispositivo que mediante una red de tuberías subterráneas, condensa el agua presente en el aire, la almacena en un tanque subterráneo y la bombea hacia las raíces de las plantas. El proyecto ganó el concurso por la ingeniosa, útil y eficiente forma en que puede solucionar el problema que las sequías crean a los agricultores en las zonas más secas del planeta.

En cuanto al ganador español de la pasada edición, fue el proyecto Fábrica de jabón, diseñado por Analía Blanco, estudiante de la Universidad CEU- Cardenal Herrera de Valencia. Se trata de un electrodoméstico que, de forma fácil, segura y limpia, fabrica jabón ecológico a partir del aceite usado en la cocina.

El ejemplo de Dyson es fundamental para dar ánimos. Los diseños de Dyson, como sus aspiradoras, también pueden verse en museos como: el Museo de Ciencia, Victoria & Albert Museum en Londres; San Francisco Museum of Modern Art; Museum für Angewandte Kunst, en Colonia; Zurich Design Museum; Georges Pompidou Centre, en Paris; Design Museum, en Lisboa, y Powerhouse Museum, en Sydney entre otros.

El primer producto de Dyson, el Sea Truck, fue lanzado en 1970 cuando era estudiante del Royal College of Art. Años más tarde, ganó un premio con la Ballbarrow, una carretilla con la que se podía acceder a terrenos a los que no llegaban las convencionales. Según palabras del propio Dyson, “los jóvenes ingenieros y diseñadores pueden hacer uso de su fresca percepción del mundo para desarrollar geniales y simples soluciones a los problemas cotidianos”.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...