CosmoCaixa Barcelona

0 224

El primer museo de la ciencia en España creado por una fundación privada ha renovado recientemente sus instalaciones y numerosos espacios divulgativos

El Museo de la Ciencia de la Caixa, actualmente rebautizado como CosmoCaixa, abrió sus puertas en 1981. Fue el primer museo de la ciencia en España creado por una fundación privada y de sarrollado por su mentor, el físico y escritor Jorge Wagensberg. Desde el principio, el museo incorporó uno de los conceptos que revolucionaron lo que podríamos de nominar la nueva museística de la ciencia: “Prohibido no tocar”, lo cual dejaba atrás la sagrada veneración de lo preservado y lo sustituía por la transgresión de lo tocable e incluso, a veces con un esfuerzo considerable, lo rompible.

Bajo este mandamiento, el museo desarrolló una serie de módulos que adquirían su importancia a través de la interacción con los visitantes. El lema fue madurando y evolucionando y acabó convirtiéndose en la seña de identidad de la casa y, de paso, de muchos otros centros españoles y europeos que siguieron este criterio para incorporar una mirada activa y dinámica del ciudadano hacia la ciencia. Los visitantes veían lo que se mostraba y lo que se mostraba adquiría vida propia cuando el visitante lo tocaba, olía, miraba o directamente modificaba.

Refundación del museo

Desde el principio, el principal objetivo del museo eran los estudiantes, que lo hicieron suyo gracias a la relación implícita que establecieron con la propia comunidad científica de Cataluña, que desarrolló muchos de los módulos más espectaculares. A mediados de los años 90, el museo emprendió una remode lación para ampliar sus 7.000 metros cuadrados de superficie hasta convertirlo en un gigantesco centro dedicado a la comunicación de la ciencia de

50.000 m2, que concluyó con una especie de refundación en el 2005, ya bajo su nuevo nombre de CosmoCaixa.

Entre los espacios más llamativos del nuevo museo destacan el Bosque Inundado –un gran invernadero de 1.000 m2 que contiene un bosque húmedo de la Amazonia–, el Muro Geológico –una explicación de los procesos geológicos–, un renovado Planetario y decenas de módulos nuevos agrupados temáticamente. Al igual que en el an terior museo de la ciencia, se proponen nu merosos experimentos científicos para que el visitante juegue, indague, se sorprenda y aprenda.

Como ha sucedido en tantos otros centros dedicados a comunicar la problemática de la ciencia y la tecnología con un sello de rabiosa actualidad, las cuestiones medioambientales han ido ganando una presencia cada vez más destacada. Temas como el Eco-diseño, la visión del paisaje del planeta desde su conformación geológica (y donde encuentran sus laboratorios naturales los paleontólogos y arqueólogos) o el contacto con los animales se han convertido en espacios favoritos de los visitantes.


MÁS INFORMACIÓN


CosmoCaixa

Dirección:
Teodoro Roviralta 47-51. Barcelona

Internet:
http://obrasocial.lacaixa.es/centros/cosmocaixabcn_ es.html

Teléfono:
932 126 050

Horario general:
Martes a domingo de 10 a 20 h. Lunes cerrado.

Precio:
Tarifa normal: 3 euros; suplemento por actividad: 2 euros. Reducida: 2 euros; suplemento por actividad: 1,5 euros. Planetario: 2 euros. Menores de 7 años y jubilados: gratis. Primer domingo de mes: gratis.

Inauguración:
1981

Director:
Ana Sanahuja

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.