Contadores de energía térmica para su control individualizado en edificios

0 16

El cambio climático es una realidad inequívoca más allá de cualquier duda científica. La reducción de gases que provocan el efecto invernadero es un asunto que ha copado las agendas políticas a nivel mundial. Así, la Unión Europea ha colocado como uno de sus objetivos primordiales la mejora de la eficiencia energética de sus miembros, asegurando así un suministro de energía seguro, sostenible y competitivo.

En ese ámbito, Sensus Metering Systems ha trabajado para apoyar esa tarea con sistemas de gestión y medición de energía, en especial para edificios tanto residenciales como de uso terciario. Esta certificación de eficiencia energética de los edificios es una exigencia derivada de la Directiva 2002/91/CE. Ésta se ha trasladado en España a través del Real Decreto 47/2007 que aprueba el procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios de nueva construcción, siendo un requisito legal que todos los edificios nuevos tienen que cumplir.

La climatización de los edificios es uno de los aspectos más influyentes en el consumo energético de las construcciones. Así, según la Guía Práctica de la Energía, editada por el IDAE (Instituto de Diversificación y Ahorro de la Energía), el 67% del consumo energético de los hogares viene dado de las instalaciones de climatización y agua caliente sanitaria (ACS). Para ayudar en esta gestión Sensus ha diseñado la línea Pollu de contadores de energía térmica. Está certificada bajo la Directiva de Instrumentos de Medida (MID) europea, por lo que son dispositivos totalmente legales para la medición y facturación de energía térmica. Disponen además de múltiples opciones de comunicación adaptadas a los sistemas más utilizados en el mercado: bus (M-Bus, ModBus y Lon), comunicación inalámbrica (vía radio) y los sistemas de control y regulación (PLC, SCADA).

Para realizar el seguimiento de la eficiencia energética de las instalaciones de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria de un edificio es necesario instalar contadores de energía térmica en los puntos adecuados de la instalación, de tal manera que permita obtener la medida de parámetros tales como la energía térmica útil aportada al sistema de calefacción en kWh, energía térmica útil aportada al sistema de producción de ACS en kWh, energía solar aportada al sistema de calefacción en kWh o energía solar aportada al sistema de refrigeración en kWh.

En los edificios de propiedad y/o uso colectivo (tanto residenciales como terciarios) también se debe realizar un registro con los consumos individuales de cada usuario mediante medidores de energía. Así, se registrarán como mínimo el consumo individual de calefacción en kWh, consumo inicial de refrigeración en kWh y consumo individual de ACS en m3 o kWh.

Los medidores de energía térmica o calorímetros constan de un contador de caudal que registra de manera continua el paso de agua de la instalación, de dos sondas de temperatura que miden la diferencia entre las temperaturas del agua de impulsión y retorno del circuito de climatización y de un sistema electrónico que integra en el tiempo la energía consumida en la vivienda o local (producto del caudal por el salto térmico).

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...