Cárcel tal vez sí, transgénicos no

0 127
En la mayoría de países suscita polémica la plantación de semillas transgénicas. Las movilizaciones se extienden y las acciones contra ellas varían, desde gobiernos del tercer mundo que se niegan a plantarlas en su territorio, a pesar de las hambrunas en su país, hasta la destrucción de las parcelas ya sembradas. Esto último fue lo que hizo el líder francés antiglobalización José Bové en una parcela experimental de colza transgénica. Esta acción le podría suponer cinco años de cárcel y una multa. El acusado afirmó que no se cansará de explicar nunca los riesgos de los transgénicos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.