Cálido y multitudinario homenaje al decano y empresario Enrique Pérez Rodríguez

0 38
El pasado 11 de septiembre se rindió un cálido homenaje al compañero Enrique Pérez Rodríguez, decano del colegio y presidente de la firma Irelsa. Este acto tuvo lugar en el marco de una cena en el hotel NH Gijón. Este homenaje se gestó en diversos sectores de la sociedad asturiana y fue organizado por la Federación de Empresarios del Metal (Femetal), la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Gijón, la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Industrial, además del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales del Principado de Asturias.

En este homenaje hay que destacar la asistencia del presidente del Gobierno del Principado de Asturias, Vicente Álvarez Areces; la alcaldesa-presidenta del Ayuntamiento de Gijón, Paz Fernández Felgueroso; el presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Oviedo y presidente de FADE, Severino García Vigón; el presidente de Femetal, César Figaredo de la Mora; el consejero de Infraestructuras del Principado de Asturias, Francisco González Buendía; el presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Gijón, Luis Arias de Velasco; la presidenta del Partido Popular de Gijón, Pilar Fernández Pardo; el presidente de la Cámara de Comercio de Avilés, Francisco Menéndez Díaz; el director de la Escuela Universitaria de la Ingeniería Técnica Industrial de Gijón, Joaquín Mateos Palacios; el presidente del Consejo General de la Unión de Asociaciones y de la Fundación Técnica Industrial, Vicente Martínez García; decanos de distintos colegios del ámbito nacional; directores generales de la Conserjería del Principado de Asturias y destacadas y numerosas personalidades del mundo empresarial, económico, social y deportivo, así como un nutrido grupo de amigos y familiares. También hay que mencionar los distintos escritos de adhesión a este homenaje.

Se hace difícil, en tan corto espacio para esta reseña, relatar el acto en su conjunto y sobre todo resaltar los innumerables méritos por los que se le concede tal honor en homenaje a nuestro querido compañero Enrique Pérez Rodríguez. Aun así, haremos el esfuerzo de resaltar los aspectos más significativos sobre el mismo. Indicaremos que la presentación del acto estuvo a cargo de Aquiles Tuero, y acto seguido se procedió a la presentación del homenajeado por parte de Alberto Sánchez Riesgo, amigo y compañero, que destacó desde sus inicios del bachillerato y preuniversitario en Gijón, así como la realización de sus estudios en la Escuela de Peritos de Gijón, centro de gran prestigio en los estudios de la carrera de peritos industriales y posteriormente Ingeniería Técnica Industrial. Formó parte de la promoción de 1964, integrada por un grupo de excelentes profesionales que han ocupado cargos de relevancia en la industria y en la sociedad asturiana.

Enrique Pérez Rodríguez inició su trayectoria profesional en diversas empresas del sector y fundó en 1980 la firma Irelsa (Ingeniería y Realizaciones Eléctricas SA), de la que sigue siendo presidente y que en la actualidad pertenece al Grupo TSK. No se puede dejar atrás su actividad deportiva, que combinó con sus estudios y destacando como un futbolista especialmente dotado para el regate. Podríamos sacar la conclusión de que también ha sabido jugar extraordinariamente en la actividad empresarial y profesional, con ese estilo tan necesario para alcanzar los éxitos que él ha tenido. Finalmente, hay que destacar su trayectoria como decano de ingenieros técnicos industriales de Asturias desde 1995. Ha sido distinguido por ello como socio de mérito de la Unión de Asociaciones, insignia de plata, máxima distinción entre los ingenieros técnicos industriales y colegiado de honor de muchos colegios de España. Todo este amplio currículum se puede resumir en su gran generosidad y nobleza, y en su extraordinaria cordialidad y buen hacer. Y yo me atrevo a decir, parafraseando a Antonio Machado, que es «un hombre bueno», algo escaso en los tiempos que corren.

En su intervención, el presidente del Consejo y de la Unión de Asociaciones, Vicente Martínez García, dedicó sentidas palabras a la persona del homenajeado, resaltando fundamentalmente su labor en el campo de la ingeniería técnica industrial como hombre de consenso y gran negociador en los temas difíciles. Destacó así la organización anual del encuentro de la Ingeniería Técnica Industrial en la Feria Internacional de Muestras de Asturias, que desde hace muchos años nos viene convocando a todos y en la que el colegio participa con un pabellón dedicado a la ingeniería y su interesante labor colegial a lo largo de estos años. También hay que dejar constancia de que el Consejo General y la Unión de Asociaciones, desde el primer momento, ha querido solidarizarse con este merecido homenaje.

Siguiendo el acto en su orden protocolario, la alcaldesa pronunció unas calurosas palabras sobre la persona de Enrique Pérez Rodríguez, manifestando su amistad y destacando sus innumerables méritos profesionales en la sociedad asturiana, y concretamente en la ciudad de Gijón, donde se le tiene la consideración más distinguida. Por ello quiso participar en este acto, tan solemne y acogedor, para galardonar al empresario y profesional.

Por su parte, el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, compañero de Enrique Pérez en la promoción de 1964, ensalzó la labor del homenajeado al frente del colegio, gracias a la cual los profesionales de la ingeniería han ganado presencia y prestigio en la sociedad asturiana y la profesión ha encontrado nuevos cauces de formación. Los 4.000 ingenieros técnicos industriales colegiados en Asturias constituyen un alto valor para el progreso de la región. Posteriormente, se procedió a la entrega de diversos obsequios y placas al homenajeado por parte del Gobierno de Asturias, el Ayuntamiento de Gijón, el Comité Organizador, el Consejo General de Colegios de Ingenieros Técnicos Industriales, la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Industrial, el Colegio, Femetal, FADE.

Finalmente, para cerrar el acto, intervino el homenajeado Enrique Pérez Rodríguez, que con emoción y agradecimiento en sus palabras, mostró como siempre su especial sensibilidad, su humanidad y su delicadeza con todos los asistentes al homenaje, que según él quedará grabado para siempre en su corazón. Dedicó un especial recuerdo a sus padres y a sus compañeros de estudios, e hizo un recorrido emocionado por sus años de formación, su desarrollo profesional a lo largo de su dilatada trayectoria en la vida empresarial y colegial, haciendo un guiño especial a su distinguida y querida esposa Carmen, copartícipe de este homenaje por su incondicional apoyo a lo largo de tantos años a su lado.

Desde la Fundación Técnica Industrial nos congratulamos con el merecido homenaje al compañero y amigo Enrique Pérez Rodríguez, felicitando a la vez a su esposa Carmen, a su familia, al Comité Organizador y a su Junta de Gobierno por esta iniciativa. J. S. A.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.