Avance en la construcción de unidades de separación de gases más eficientes

0 18
Investigadores del Instituto de Tecnología Química (ITQ), un centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Politécnica de Valencia, han desarrollado una nueva tecnología para la separación de gases mediante membranas. El trabajo se publica en el último número de la revista Nature Materials.

Las membranas de compuestos ultrafinos o nanoláminas son nanoestructuras de dos dimensiones que tienen un gran potencial como componentes funcionales en campos como la optoelectrónica, el almacenamiento de energía y la separación de gases. El empleo de compuestos metalorgánicos (MOF, por sus siglas en inglés) altamente porosos en la preparación de las nanoláminas podría ampliar el alcance de su funcionalidad. Los MOF son compuestos con presencia de enlaces entre átomos de metal y moléculas orgánicas con numerosas aplicaciones industriales. Sin embargo, sintetizar MOF en forma de nanoláminas autosoportadas resulta todavía complicado.

El uso de membranas para la separación de gases presenta una serie de ventajas frente a otras tecnologías alternativas, como la destilación criogénica, condensación o absorción con aminas, que requieren por lo general un cambio de fase de gas a líquido de la mezcla de gases que se quiere separar y que supone un coste energético adicional muy importante. Además, el uso de membranas para separación de gases permite construir unidades de menor tamaño que el de otro tipo de instalaciones, como las de extracción con aminas, por lo que su impacto ambiental es también menor.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...