Ángel Rodríguez Lagunilla

Ingeniero Técnico Industrial y Presidente de IVECO España

0 779

“El rol del ingeniero es esencial para mejorar la competitividad de nuestras fábricas”

El pasado mes de septiembre, Ángel Rodríguez Lagunilla, presidente de Iveco España, recibía la distinción de Colegiado de Honor por parte de IngenierosVA (Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Valladolid). Un reconocimiento con el que la institución quería distinguir a este ilustre vallisoletanto, que ha llegado a lo más alto en la compañía, en nuestro país.

Ingeniero Técnico Industrial por la Universidad de Valladolid, cuenta con una amplia experiencia en la multinacional, pues en 1998 comenzó su carrera profesional en Iveco, donde poco tiempo después desempeñó diferentes cargos de responsabilidad, como director de las plantas españolas de la marca en Valladolid y Madrid. En 2008 asumió la dirección de montaje de la factoría de Brescia (Italia), y en enero de 2010 regresó a España como director de la planta de Valladolid.

Posteriormente, en 2015, fue nombrado responsable de producción de vehículos industriales y autobuses para la región EMEA (Europa, Oriente Medio y África), y finalmente, en 2020, fue nombrado nuevo presidente y consejero delegado de la filial en España del fabricante de vehículos industriales Iveco.

Ingeniero Técnico Industrial por la Universidad de Valladolid, comenzó su carrera profesional en IVECO en 1998, ¿cómo recuerda los comienzos de su carrera profesional?
Ha sido toda una vida profesional dedicada a IVECO, y le tengo que agradecer que me haya formado en muchos aspectos. Todavía recuerdo con alegría el primer día que crucé las puertas de la fábrica de Valladolid. Si aquel día alguien me hubiera preguntado a qué aspiraba dentro de la empresa, no creo que hubiera imaginado ninguno de los puestos que he tenido la oportunidad de asumir.

El trabajo, la suerte y el esfuerzo, me ha llevado a donde estoy en esta compañía.

Y llegamos al momento actual. El pasado año, CNH industrial anunciaba su nombramiento como nuevo presidente de IVECO España, cargo que ostenta desde octubre de 2020, ¿Qué significó para usted afrontar esta nueva responsabilidad?
Desde luego afronté este nuevo cargo muy agradecido, se trata de una labor que desempeño con mucho gusto y una experiencia que disfruto cada día. Además, tomar el testigo de Jaime Revilla, fue todo un honor porque ha sido uno de mis referentes dentro de IVECO en cuanto a la gestión de personas, la toma de decisiones, cómo hacer frente a los problemas, y cómo empatizar con la gente.

¿Qué valores y aptitudes le han aportado sus estudios de Ingeniería Técnica Industrial en el desempeño de sus responsabilidades?
Profesionalmente diría que ha influido en mi modelo de gestión, el cual baso mucho en el equipo. Creo que la fuerza y el éxito de las personas están basados en el equipo, en la habilidad que uno tenga de rodearse de gente válida y también de saber gestionar, motivar e involucrar a ese equipo. Al final, es el éxito del equipo el que da el éxito o no a un gestor. Desde mi punto de vista, creo que las claves para ello son escuchar, motivarles para que tengan la libertad de expresar sus comentarios y opiniones, y que se tomen las decisiones que en ese momento pueden parecer las más adecuadas.

¿Cómo ve la profesión de ingeniero en la actualidad?
Nos encontramos en un momento de transición y de cambios, especialmente en el sector de la automoción e industria. Un ingeniero, como su propia palabra indica, es alguien que usa el ingenio y la capacidad del pensamiento para crear nuevas soluciones, por lo que ahora más que nunca, su rol es esencial para mejorar la competitividad de nuestras fábricas y poder desarrollar y aplicar nuevas tecnologías, innovadoras y sostenibles, que hagan de esta transición una realidad.

¿Qué les diría a las nuevas generaciones de estudiantes para animarles a estudiar una ingeniería?
Les diría que han escogido una de las carreras más interesantes y más importantes que hay, pero sobre todo, querría trasladarles que no teman en innovar, porque precisamente ahí se encuentra el motor de esta industria. Asimismo, desde el mundo de la ingeniería tenemos que preparar y hacer frente a los estudiantes e ingenieros del futuro en aquellas áreas que ahora mismo se están desarrollando.

En su sector, en concreto, ¿cuáles son las principales innovaciones que se han llevado a cabo?
La innovación tecnológica que estamos viviendo es muy importante y seguramente lo que viviremos en los próximos años lo será aún más. En los próximos años vamos a ver más cambios en el sector que los vividos en los últimos 50 años. Nuestras Plantas de IVECO en Madrid y Valladolid llevan años enfocadas en ámbitos como la Industria 4.0, a través de la digitalización y conectividad de nuestros procesos, y en una mayor sensorización dentro de las fábricas, con el objetivo de mejorar la eficiencia de nuestros procesos productivos. También estamos trabajando en conceptos como Smart Factory, cyber-physical systems, robots colaborativos que, a día de hoy, algunos de estas innovaciones son ya una realidad en muchas de nuestras industrias.

Ambas factorías españolas son referentes dentro del Grupo a nivel mundial y su éxito reside, además del compromiso e involucración del gran equipo que las forman, en adelantarnos al futuro, en la medida de lo posible, y ser cada vez más competitivos. Nuestro camino ahora es seguir apostando por la automatización y digitalización de los procesos y, en paralelo, por la formación tanto técnica como de softskill de nuestras personas.

En la actualidad, un tema que preocupa considerablemente es la preservación del medioambiente y el gran desafío que supone el cambio climático.
En este sentido, se habla del futuro de los vehículos industriales y pesados, y del desarrollo de nuevas tecnologías sostenibles para lograr la descarbonización del sector, ¿cómo ven los fabricantes esta transición para alcanzar las cero emisiones previstas para el año 2030?
Siempre hablamos de la descarbonización en los productos y en la sostenibilidad de los mismos, en la transición a vehículos con energías alternativas y renovables, digitalización y conectividad de los vehículos; pero todo esto lo tenemos que trasladar también a nuestros procesos productivos. No podemos hablar sólo de descarbonización y sostenibilidad cuando nos referimos al producto final, tenemos que incluir toda la cadena de valor, todo el proceso productivo.

Un producto sostenible y con cero emisiones debe ser producido y fabricado en un proceso sostenible. Los fabricantes estamos esforzándonos para cumplir todos los objetivos establecidos por la Unión Europea, y de hecho, en IVECO, la sostenibilidad es uno de nuestros principales pilares, también en la fabricación, en nuestro sistema de auditoría World Class Manufacturing.

¿Cuáles son las principales dificultades a las que se enfrentan en dicha transición?
Sin duda, a la hora de implementar una nueva tecnología, la confianza del consumidor es esencial. Para ello, el primer paso es que los fabricantes pongamos en el mercado el producto. Otro factor clave son las infraestructuras; es necesario que haya una red de suministro disponible y capaz de dar solución a la demanda de los clientes. El apoyo de las Administraciones será fundamental en su implantación, con un plan de ayudas que fomente la adquisición de estos vehículos.

Una vez que todo este entorno se dé, la labor informativa de cara a los clientes será necesaria para que comprendan los beneficios, tanto en materia de sostenibilidad como de rentabilidad. Además, no podemos olvidar que nuestros clientes son empresas de transporte y, por tanto, además de tener la obligación de cumplir con las normativas medioambientales, estos vehículos tienen que dar solución a sus necesidades y misiones, un elemento muy importante que los fabricantes debemos tener en cuenta en el desarrollo de nuevas tecnologías.

¿Cómo se imagina el sector del mercado de camiones, vehículos industriales y pesados dentro de diez o veinte años?
Nos encontramos inmersos en una revolución industrial y el principal reto es mantener y mejorar la competitividad de nuestras fábricas. Desde IVECO, nuestros objetivos son seguir aumentando el valor añadido en nuestros vehículos, seguir posicionándonos como pioneros y propulsores del transporte por carretera hacia las cero emisiones. En esta transición energética, nosotros llevamos apostando, desde hace más de 25 años, por el gas natural y biometano como energías alternativas, las cuales son una realidad en el presente, que servirán de puente hacia la electrificación y la pila de hidrógeno, y que seguro cohabitarán dentro de diez años.

Otro punto clave son nuestras plantas, donde se debe seguir invirtiendo en tecnología, incrementando el valor de lo producido. La formación de las personas será clave para el futuro, con todas las necesidades que surgirán con la llegada de estas nuevas tecnologías. En este aspecto también me gustaría resaltar que en IVECO hemos sido pioneros en la formación dual, la cual empezamos a impulsar hace ya casi 10 años.

¿Cuáles son sus proyectos más inmediatos?
En la actualidad, IVECO, como fabricante líder, está inmerso en varios proyectos de platooning en colaboración con otras marcas y organizaciones, que permitirá desarrollar avances en esta materia. También acabamos de dar un paso más hacia la descarbonización del transporte, con la inauguración de la fábrica conjunta de IVECO y Nikola en Ulm, Alemania, que estará lista para empezar a producir el Nikola Tre, el vehículo 100 % eléctrico (BEV), a finales de año, y donde se fabricará posteriormente el prototipo del Nikola Tre de pila de combustible (FCEV) a finales de 2023.

Por último, queremos destacar que el Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Valladolid, ingenierosVA, le ha nombrado Colegio de Honor, ¿qué supone para usted este reconocimiento por parte de la profesión?
Para mí, que el Colegio de Ingenieros de Valladolid haya pensado en mí es todo un honor, y lo recibo con mucha ilusión y sobre todo, con orgullo, como vallisoletano que soy.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.