Ángel Cagigas Delgado

0 340

Ángel Cagigas Delgado, subdirector General de Tratamiento y Control de Calidad de las Aguas, del ministerio de Medio Ambiente, cree que es necesario que se produzca un cambio de mentalidad en ciertos sectores, en relación con los temas medioambientales, para que el futuro de este recurso no corra peligro. El trabajo de este Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos a lo largo de los años le permite afirmar que se puede hacer más por el agua si se consigue una mayor sensibilidad en los que ahora son causantes de vertidos contaminantes que con una contundente labor de policía.

En nuestro país ¿la calidad del agua es la asignatura pendiente de la política hidrológica?

Desde que se iniciaron los trabajos de la Planificación Hidrológica ha cambiado mucho la percepción de la Administración Hidráulica en relación con la importancia que debe tener la calidad del agua en la gestiónde losrecursoshídricos. LosPlanes Hidrológicos de Cuenca definen los objetivos de calidad que deben cumplir en los diferentes tramos de río en escenarios temporales, a medio y largo plazo, a través de una adecuada política de ordenación de vertidos, regulados perfectamente en la Ley de Aguas y el Reglamento del Dominio Público Hidráulico, ahora en revisión, después de la modificación de la Ley. Asimismo, los decretos de trasposición de las directivas comunitarias marcan claramente las estrategias a seguir para la mejora de la calidad de las aguas, por lo quenotiene porqué tener reflejo en la propia Ley del Plan Hidrológico.

En este sentido ¿qué ha significado la aprobación del Plan Hidrológico Nacional y qué mejoras contempla?

No se puede separar el PHN de la planificación hidrológica en su conjunto, de la que forman parte los PlanesHidrológicos de Cuenca y otros planes sectoriales como el Plan Nacional de Depuración. Hay que dejar claro que, aún siendo la transferencia de caudales elejecentral del PHN, también se contemplan medidas para la racionalización y optimización de los recursos hídricos mediante el fomento de recursos no convencionales (desalación y reutilización) y depuración de aguas residuales. Entre los objetivos de la Ley del PHN figuran el alcanzar el buen estado de las masas de agua (principio esencial delaDirectivaMarco),gestionarlosrecursos de forma que se garantice la suficiencia y su calidad y reequilibrar la disponibilidad del recurso protegiendo la calidad.

Su respuesta a la pregunta anterior contesta a quienes dicen que el PHN se olvida de la calidad del agua.

Insisto que, aún no siendo la calidad del agua el eje fundamental del PHN, no debe olvidarse que las estrategias para el control y mejora de la misma están definidas y reguladas sobradamente en distintos actos jurídicos. En cualquier caso, el PHN asume el Plan Nacional de Saneamiento y Depuración y no sólo mantiene los compromisos de la Administración Central en la ejecución de las infraestructuras incluidas en dicho Plan, sino que además los aumenta al elevar el techo de compromiso inicialmente previsto de medio billón de pesetas, incorporando nuevas actuaciones que mejoran notablemente la calidad de los vertidos urbanos y que ayudarán a cumplir con las obligaciones de la Directiva 91/271.

La Ley de de Prevención y Control de la Contaminación, recientemente aprobada, ¿va a suponer un antes y un después en la relación existenteentre la calidad delas aguas y los vertidos industriales?

Esta Ley es consecuencia de la obligatoria y necesaria trasposición de la Directiva 96/61/CE que introduce como nuevo concepto “la autorización medioambiental integrada”, de forma que cualquier actividad industrial requerirá una autorización relativa a residuos, agua y atmósfera. Ahora bien, el control de los vertidos industriales y su incidencia en la calidad del agua estaba y está perfectamente regulada por otras Directivas Comunitarias, algunas de las cuales (caso de la 76/464/CE) serán derogadas con la futura aplicación de la Directiva Marco. Por lo tanto, lo que verdaderamente marcará un hito en el control de los vertidos es el desarrollo de la nueva Ley de Aguas (Reglamento del DPH en revisión) que establecerá nuevas condiciones para las autorizaciones de vertidoenfunción delas normasde emisión, inmisión y objetivos de calidad definidas en la normativa sectorial.

¿Ha logrado el Plan Nacional de Saneamiento y Depuración controlar los vertidos urbanos?

El Plan Nacional de Saneamiento y Depuración prevee la ejecución de un gran número de infraestructuras, tanto de colectores como depuradoras urbanas, de acuerdocon losescenariostemporales que establece la Directiva 91/271, debiendo estar todas las actuaciones totalmente en marcha con anterioridad al 1 de enero de 2006. No se puede afirmar que al día de hoy estén totalmente controlados todos los vertidos urbanos, pero si que existe un alto grado de depuración conforme a los criterios de la mencionada Directiva. En efecto, en los últimos cinco años se ha pasado de un nivel de depuración del 40 al 60%, a lo que hay que añadir un 20% que cuenta con sistema de depuración en fase constructiva, por lo que no es arriesgado aventurar que en el horizonte de 2006 se tendrá un nivel muy alto de control de vertidos urbanos.

“EL IMPULSO DE UN MAYOR CONTROL DE LOS VERTIDOS ASÍ COMO UN SISTEMA SANCIONADOR MÁS EFICAZ PERMITIRÁN IR REDUCIENDO CIERTAS PRÁCTICAS NO DESEABLES”

Piensa que los distintos agentes sociales implicados en el consumo de grandes cantidades de agua (agricultores, empresarios…) están concienciados de la importancia añadida que tiene contar con plantas depuradoras?

Este es un aspecto en el que se advierte una evolución favorable y tengo que decir que, es bastante más frecuente de lo que la gente se cree mantener reuniones con sectores industriales que quieran llevar a cabo una estrategia de “acuerdos voluntarios” para la reducción de la contaminación. No obstante, quedaría todavía mucha labor por hacer ya que no todos los sectores implicados tienen el mismo nivel de concienciación en la necesidad de corregir sus vertidos. Problema bien diferente es el de los agricultores, por cuanto el impacto de su actividad tiene un carácter difuso mucho más difícil de controlar y corregir que la contaminación puntual. Habrá que concienciar a este sector de la población para que cumpla los códigos de buenas prácticas agrarias que las Comunidades Autónomas, en el ejercicio sus competencias, han elaborado y publicado oficialmente.

¿A que se debe la escasa utilización de recursos no convencionales?

La reutilización de las aguas residuales depuradas como recurso no convencional suponeefectivamenteunporcentajemínimo (1%) sobre la demanda total anual en España. Ahora bien, si se tiene en cuenta que las actuaciones de reutilización están muy localizadas (Litoral Mediterráneo Islas Canarias)el peso real de este recurso debe considerarsemuchomásrelevante.Enestos momentos se conocen 124 actuaciones de reutilización directa que totalizan del orden de 250 Hm/año, volumen que espera duplicarse en los próximos cinco años. No obstante, con todo el Plan Nacional de Depuración operativo las oportunidades de la reutilización podrán alcanzar los 1000 Hm/año.

¿De que factores depende el que en el futuro el nivel de calidad del agua sea el mejor posible?

El que la calidad de las aguas de nuestros ríos y costas siga evolucionando favorablemente y se alcancen los objetivos de la Directiva Marco (buen estado ecológico dentro de 15 años) depende de diversos factores. Es evidente que habrá que seguir haciendo infraestructuras para corregir los vertidos urbanos, sin olvidarnos de la necesidad de llevar a cabo una buena gestión delos sistemas de depuración que, a veces, resulta ser el verdadero caballo de batalla, ya que no siempre se poseen los medios idóneos para la más adecuada explotación de dichas instalaciones. En otro orden de cosas, el impulso de un mayor control de los vertidos, así como un sistema sancionador más eficaz también permitirán ir reduciendo ciertas prácticas que han venido siendo más habituales de lo deseable. Es evidente que los medios humanos harán una labor complementaria al necesario cambio de mentalidad que ya se ha advertido en la sociedad en su conjunto, en relación con los temas medioambientales, pero que requiere imponerse en ciertos sectores. Si conseguimos una mayor sensibilidad medioambiental en los que ahora son causantes de vertidos contaminantes, estoy seguro de que conseguiremos una mayor eficacia en la mejora de la calidad que con una simple y más contundente labor de policía.

El trabajo que se realiza desde esa Subdirección ¿está encaminado a lograr que la calidad y cantidad de agua no sea un problema en el futuro?

La Subdirección General de Tratamiento y Control de la Calidad de las Aguas tiene dos ejes fundamentales de actuación. El primero de ellos está relacionado con la ejecución de actuaciones de saneamiento y depuración de aguas residuales urbanas. Se han invertido en los últimos años más de trescientos mil millones de pesetas por parte delMinisteriode MedioAmbiente, siendo esta Subdirección General la responsable de la supervisión de los proyectos y su aplicación; incluso realiza tareas en el seguimiento de las obras y, lo que es más importante, se siguen muy de cerca los trabajos de puesta a punto y pruebas de funcionamiento de las instalaciones. En los próximos años todos nos habremos dado cuenta de que la tarea que tenemos encomendada habrá servido para mejorar el nivel de calidad de nuestros recursos. Espero, además, que las generacionesfuturas así lo perciban. Laotra actividad de la Subdirección está basada en el control de vertidos y vigilancia de la calidad de las aguas, actuando como coordinadores e impulsores de la actividad de las Comisarías de Aguas. El trabajo está muy centrado en seguir de cerca los resultados de todas las redes de control existentes, definir otras nuevas como resultado de la implantación de nuevas Directivas y, sobre todo, analizar el grado de cumplimiento del complejo marco normativo europeo en la materia. Creo que, a través del esfuerzo que se está llevando a cabo en la revisión de las autorizaciones de vertido, el control de la calidad en nuestros ríos y embalses, a través de las redes de control, las tareas de policía y sanciones, etc.,y el esfuerzopresupuestario en la ejecución de infraestructuras de saneamiento nos permitirá afrontar el futuro con optimismo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.