Ana López del Olmo

0 23

«Incetivamos la mejora continua en la educación de nuestros representados para que sean más competitivos»

Desde mediados de la década de 1980,
la Asociación Estatal de Representantes
de Alumnos de Ingenierías de ámbito Industrial
(AERRAAITI) lleva desarrollando
su actividad como asociación sectorial.
Está integrada por representantes de
estudiantes de las titulaciones que conducen
al ejercicio de la profesión de ingeniero
técnico industrial, impartidas en
las diferentes Universidades de todo el
Estado y que han ido evolucionado a lo
largo de los años. En un inicio eran peritos
industriales, posteriormente ingenieros
técnicos industriales, y en la actualidad,
graduadoss. Ana López del Olmo
es la actual presidenta de la AERRAAITI.

Ana, eres estudiante del tercer curso
del Grado de Ingeniería Electrónica
Industrial y Automática en la Escuela
de Ingeniería Industrial de Toledo de
la Universidad de Castilla-La Mancha
(UCLM). ¿Qué fue lo que te animó a
estudiar este grado?

Desde siempre me ha gustado la rama
tecnológica y todo lo relacionado con
ello. Siempre he tenido claro que quería
dedicarme a esto y en ello estoy.

¿Cómo valoras la formación que se
imparte en las escuelas?

En términos generales es mejorable, pero
los alumnos no suelen quedar muy descontentos.
Quizá uno de los aspectos en
los que más hincapié deberían hacer las
escuelas es en la formación práctica; es
decir, las prácticas externas, en las cuales
se sintetizan y potencian la mayor parte
de los conocimientos y competencias.

¿Quiénes pertenecen a la ERRAAITI?

Son socios de nuestra asociación, a través
de los consejos o delegaciones de
estudiantes, las escuelas o facultades de
todo el Estado en las que se imparta algún
grado de ámbito industrial.

¿A cuántos estudiantes representa?

La AERRAAITI representa a más de 80
escuelas, lo que supone unos 70.000 estudiantes
de ingeniería técnica industrial
y grados de ámbito industrial.

¿Cuáles son las principales actuaciones
de la asociación?

En primer lugar, existe una tarea permanente
de asesoramiento a los alumnos a
los que representamos. Estamos en continuo
contacto con ellos, para que nos
hagan llegar sus ideas y problemas, que
después puedan ser tratados en las distintas
comisiones de la AERRAAITI o en
las asambleas, y poder darles respuesta.
Pero además, tratamos de incentivar un
proceso de mejora continua en el sistema
educativo de nuestros representados,
para así lograr que sean más competitivos
y productivos en sus futuros
puestos de trabajo y con ello, aumentar
la riqueza del tejido empresarial en el que
se desarrolle su trabajo.

¿Y vuestras principales reivindicaciones
en estos momentos?

La falta de unión entre muchas escuelas
y facultades con el mundo laboral. La disminución
cada vez mayor de las becas,
generales y de colaboración. La extrema
regulación de las profesiones de ingeniería
y la desactualización de la normativa
que regula las ingenierías técnicas industriales,
que no tiene en cuenta nuevas
titulaciones.

La AERRAAITI celebró en noviembre
su congreso en Valladolid y por primera
vez se realizó de forma conjunta
con el Congreso del Consejo Estatal
de Estudiantes de Ingeniería Industrial.
¿Cuáles son las principales conclusiones
extraídas?

En los últimos años, se ha avanzado en
las relaciones entre ambas asociaciones,
lo cual nos ha permitido encontrar
puntos de acuerdo comunes de cara a
adquirir una postura más fuerte frente a
temas como son las becas, la formación
continua, etc. No obstante, existen aún
diferencias notables que obligan a establecer todavía alguna línea de separación que esperamos que se eliminen en un futuro.

Desde el Cogiti y los colegios profesionales siempre se intenta transmitir a los alumnos que cuando finalicéis vuestros estudios no estaréis solos al iniciar vuestra carrera profesional, ya que contarán con los colegios de su demarcación para ayudarles y asesorarles. ¿Cómo percibís los alumnos la labor que se realiza desde los colegios profesionales?

Los colegios profesionales sirven de gran ayuda para entrar en el mundo laboral, tanto a los alumnos cercanos a titularse como a los egresados. Esto se consigue gracias a plataformas como Proempleoingenieros.es o por medio del sistema de Acreditación DPC (Desarrollo Profesional Continuo).

¿Qué necesidades profesionales piensas que tendréis como ingenieros cuando comience vuestra vida laboral en materia de formación, bolsa de empleo, asesoramiento profesional, etc.?

En primer lugar es necesario que exista alguna entidad que nos ayude y asesore a la hora de encontrar un primer empleo, ya que por regla general somos bastante inexpertos en cuanto a entrevistas de trabajo, redacción de un currículum, etc. También creo que la formación permanente es imprescindible, ya que vamos a trabajar en un mundo que está en constante cambio. Este tema ya lo tratamos en nuestro último congreso en Valladolid. No obstante, simultáneamente estaremos trabajando, por lo que se hace primordial una entidad o plataforma que nos ofrezca una educación a distancia de calidad. La asesoría jurídica también puede ser una necesidad a medio plazo, ya que desgraciadamente, puede que existan problemas laborales que necesitemos solventar, ya sea con nuestros propios jefes en el ámbito interno de la empresa o con la Administración pública a la hora de realizar algún proyecto técnico.

¿Cuáles son tus aspiraciones profesionales al terminar tus estudios?

Mis aspiraciones profesionales son las de poder trabajar en el campo de la robótica.

¿Y qué perspectivas tienes?

Actualmente, mis perspectivas son finalizar el grado, realizar un máster y entrar en el mundo laboral.

MURCIA


El Cogiti recibe un reconocimiento a su labor en la mediación judicial

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...