ÁLVARO MAZARRASA ALVEAR

0 479

La escalada del precio del petróleo y la urgente necesidad de reducir las emisiones contaminantes obligan a los agentes implicados en la industria energética de nuestro país a buscar soluciones que permitan seguir disfrutando del nivel de vida alcanzado, sin renunciar a ninguno de los grandes avances impulsados gracias al consumo del combustible fósil. Álvaro Mazarrasa Alvear, director general de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), afirma que el sector petrolero está comprometido desde hace muchos años con la necesidad de cambiar los hábitos energéticos y ve la necesidad de buscar nuevas tecnologías que faciliten un menor consumo energético y favorezcan un consumo más eficiente. Asimismo, indica, se ha hecho una gran apuesta por la investigación de energías alternativas que puedan reducir la dependencia mundial del petróleo.

¿Cuál ha sido la mayor aportación de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos al desarrollo socioeconómico de nuestro país en los últimos años?

Como asociación que representa a las compañías petrolíferas que operan en España, hemos continuado desarrollando nuestra labor de interlocución y colaboración con las diferentes administraciones. Al mismo tiempo, en AOP colaboramos en el de sarrollo normativo de las diversas materias que afectan al sector, como cuestiones medioambientales, tributarias, industriales. Desde el pasado año, la normativa que regula la incorporación de biocarburantes nos ha exigido una intensa actividad para dar a conocer nuestra postura tanto a la Administración como a la sociedad. Otra de nuestras misiones consiste en divulgar la aportación de nuestra industria. Cabe destacar también el apoyo de AOP y sus compañías asociadas a iniciativas de resposabilidad social corporativa, como es su participación en la campaña educativa La carretera te pide SIN que tiene como objetivo disminuir el número de accidentes de tráfico, o en la campaña Conducción Eficiente. Consumo Inteligente.

Cuando se produce una escalada del precio del petróleo, como la actual, se plantea la necesidad de propiciar un cambio del patrón de gasto energético. ¿Apoyan una cultura que impulse el ahorro y la eficiencia? ¿En qué medida puede afectar al negocio de su compañías?

AOP y sus compañías asociadas apoyan firmemente la diversificación energética y la búsqueda de energías alternativas a los combustibles fósiles que contribuyan a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Los biocombustibles representan una de las soluciones posibles, y por esta razón las compañías petrolíferas están comprometidas desde hace tiempo con su incorporación en las mejores condiciones para los usuarios y respetando los criterios y objetivos de eficiencia energética y sostenibilidad. Desde AOP manifestamos nuestro convencimiento de que una medida muy importante también es la acción individual de ahorro energético de todos los consumidores. Tenemos que hacer un uso más eficiente y responsable del petróleo y sus derivados, ya que en el futuro vamos a vivir en un entorno de precios energéticos altos.

Ustedes han puesto en marcha una campaña para promover el consumo responsable de carburantes.

En efecto, el sector está muy comprometido en materia medioambiental. Muestra de ello es la campaña Conducción Eficiente, Consumo Inteligente, que hemos puesto en marcha recientemente, con el objetivo de concienciar a los ciudadanos para promover una conducción más eficiente, segura y respetuosa con el medio ambiente. Asimismo, pretendemos trasladar al consumidor la necesidad urgente de reducir las emisiones de CO2, apelando a su responsabilidad para que adopte pequeños cambios en su estilo de conducción que pueden suponer un importante ahorro económico y de combustible. Para ello, ofrecemos 10 consejos básicos que son de sentido común y fáciles de aplicar, que promueven el consumo responsable de carburantes que supondría un ahorro del 10% de carburante. Este tipo de campañas pone de manifiesto el papel activo y el compromiso que ha adoptado la industria petrolera en la búsqueda de soluciones ante el desafío climático y energético al que nos enfrentamos en la actualidad.

Las energías renovables y, en concreto los biocarburantes, ¿llegarán a tener la importancia del petróleo?

Los operadores petrolíferos españoles han sido pioneros en Europa en la introducción de biocombustibles. Desde el año 2000 incorporamos bioetanol en la gasolina a través del ETBE, componente que producimos en las refinerías, absorbiendo la totalidad de la producción de las dos primeras plantas de bioetanol construidas para este fin. Y somos los promotores de ocho de las mayores fábricas de biodiésel que se están construyendo en España. Los biocarburantes son una alternativa para conseguir el compromiso propuesto por la Unión Europea de reducir las emisiones de CO2 y aumentar la eficiencia energética. De hecho, la Administración española está desarrollando una normativa al respecto cuyo contenido conoceremos en los próximos meses. En este sentido desde AOP hemos alertado a las administraciones y los agentes sociales implicados de que no todos los biocarburantes son iguales desde el punto de vista de la eficiencia energética y de su posible contribución a la lucha contra el cambio climático. Por lo tanto, hemos solicitado al Gobierno español flexibilidad normativa para que el mercado pueda optar por la solución más eficiente teniendo en cuenta la demanda de carburantes, la composición del parque móvil, las diferentes necesidades logísticas y el interés de los consumidores. En España, el consumo de gasóleo es cuatro veces superior al de gasolina, y obliga a una importación de gasóleo y exportación de gasolina. El mayor poder energético del biodiésel frente al bioetanol y los problemas logísticos en la distribución de este último hacen que el biodiésel sea el producto más adecuado para cumplir con los objetivos de incorporación de la forma más eficiente. Hay una coincidencia de todos los expertos en que sólo reemplazarán una parte, relativamente pequeña, del consumo de hidrocarburos. La disponibilidad de ma terias primas sostenibles que no compitan con los productos alimentarios es limitada. La AIE [Agencia Internacional de la Energía] estima que en el año 2030 alcanzarán un 6% de los carburantes.

¿En qué áreas es necesaria una mayor inversión en I+D+i, dentro del sector español de productos petrolíferos?

El sector petrolero apuesta por realizar inversiones sobre todo en el área tecnológica, y favorecer así el equilibrio entre oferta y demanda a corto, medio y largo plazo que actualmente está desigualada, mejor calidad de los productos finales con menores emisiones y mayor poder calorífico. Recientemente, se han aprobado inversiones y ya han empezado los trabajos en las refinerías existentes por un coste estimado superior a los 6.000 millones de euros para aumentar la producción de los productos deficitarios en más de ocho millones de toneladas anuales, para producir carburantes de mejor calidad, en condiciones operativas más restrictivas desde el punto de vista de emisiones y, por supuesto, para mejorar la eficiencia energética. También se está invirtiendo en investigación de biocombustibles de segunda generación.

“TENEMOS QUE HACER UN USO MÁS EFICIENTE Y RESPONSABLE DEL PETRÓLEO Y SUS DERIVADOS, YA QUE EN EL FUTURO VAMOS A VIVIR EN UN ENTORNO DE PRECIOS ENERGÉTICOS ALTOS”

El precio del petróleo no deja de acaparar titulares en la prensa. ¿Cuáles son los factores de fondo que han provocado esta alza en el precio del crudo?

A lo largo del pasado año y durante los primeros meses de éste, el precio del petróleo Brent ha sufrido un gran incremento en los mercados de futuros y en las transacciones físicas de cargamentos. El precio medio anual en dólares en 2007 fue un 11,5% superior al año anterior y en los meses transcurridos hasta la fecha del año 2008 la subida ha sido del 74%, debido principalmente al ajustado equilibrio entre la oferta y la demanda, al miedo de que puedan existir problemas de suministro a corto plazo, a las tensiones políticas entre Irán e Israel, a las continuas pérdidas de producción en Nigeria y a las debilidades del dólar y otros activos financieros nominados en dólares. En 2008 se prevé un crecimiento del consumo de petróleo más moderado por la desaceleración económica. El último informe de la AIE sobre perspectivas mundiales prevé hasta el 2030 un incremento de la demanda de crudo del 42%, hasta los 116 millones de barriles diarios. El crecimiento en los próximos años se concentrará en los países emergentes, principalmente en Asia, Oriente Medio y Rusia, en definitiva en los países de fuera de la OCDE. La nueva oferta de crudo de los países no pertenecientes a la OPEP empezará a aumentar a partir de 2009 cuando arranquen los nuevos yacimientos del golfo de Méjico, Brasil, mar Caspio o Rusia y compensen las caídas de los yacimientos ya maduros, como los del mar del Norte o México. Otro de los aspectos que inciden en las variaciones del mercado es la capacidad excedentaria de producción de crudo de la OPEP, que es próxima a los dos millones de barriles al día y que se espera que en 2009 sea superior. Arabia Saudí anunció el incremento de su producción en 500.000 barriles al día y que a finales de 2009 tendrá una capacidad de producción de 12,5 millones de barriles por día, 1,9 millones superior a su capacidad actual. Teniendo en cuenta que las últimas previsiones de aumento de la demanda a corto plazo son del orden de un millón de barriles por día, se podría conseguir una recuperación de la capacidad excedentaria y con ello aliviar la tensión en los precios. En definitiva, son múltiples factores los que influyen en la formación de precios, aunque la relación entre la oferta y la demanda es la que marca la tendencia principal.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.