Un ingeniero en cada pyme industrial

0 15

El Cogiti aboga por la contratación de un ingeniero en cada pyme del ámbito industrial para fomentar la competitividad de las pequeñas y medianas empresas españolas

El presidente de la Fundación Técnica Industrial, José Antonio Galdón Ruiz, entidad sin ánimo de lucro vinculada al Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España (Cogiti), ha reivindicado el papel fundamental de la industria en el desarrollo y la competitividad de un país, así como el liderazgo que han de protagonizar los ingenieros del ámbito industrial en las empresas, y la importancia de incentivar su contratación en las pymes industriales, con el lema una pyme industrial, un ingeniero.

Durante su intervención en el desayuno temático Liderazgo en entornos industriales, celebrado el pasado 22 de mayo, el presidente de la Fundación Técnica Industrial señaló que casi el 90% de los ingenieros técnicos industriales está dedicado directa o indirectamente al sector industrial. A la jornada asistieron representantes de los colegios profesionales y directivos del área de recursos humanos de destacadas empresas, entre otros profesionales.

«En el análisis que hacemos desde la ingeniería técnica industrial, vemos que hay sectores muy competitivos, como el automovilístico, el petroquímico y el aeronáutico, y son muchas las inversiones extranjeras que estamos captando para desarrollar este tipo de industria en España. Sin embargo, el principal problema está en la pequeña y mediana empresa industrial, ya que realmente es poco competitiva», destacó Galdón. Entre los principales problemas de las pymes españolas destaca el acceso a la financiación, ya que en España es el 35% más caro que en la media de la Eurozona. «No se apoya realmente el crecimiento de las empresas ya existentes», señaló el presidente. Otro problema es la internacionalización: mientras que las empresas medianas exportan el 14%, son las empresas grandes las que más exportan, con el 30%.

En cuanto a la innovación, Galdón señaló: «Con la crisis hemos vivido un declive. Las empresas han dejado de innovar, y en el ámbito del sector industrial ha caído en un 18% el gasto en innovación, algo bastante preocupante. En el conjunto global de la industria, en España se destina el 0,71% del PIB industrial a la innovación, frente al 1,8% de países como Alemania y Reino Unido y el 1,4% de Francia. Son las empresas pequeñas las que menos invierten en innovación».

Fomento de cultura industrial

El presidente se refirió también a la importancia de fomentar el sector industrial, puesto que es el motor que genera estabilidad económica y empleo en un país. Por ello, la Unión Europea se ha marcado el objetivo de que al menos el 20% de su PIB proceda del ámbito de la industria. En España se sitúa en el 13,6% de peso del sector industrial en su PIB. «De tal modo que tenemos que aumentar el 50% la producción industrial hasta el año 2020 para alcanzar este objetivo», indica Galdón.

Las empresas de 1 a 49 empleados tienen un problema fundamental para su crecimiento: la falta de competitividad, derivada de su difícil acceso a la innovación

Y para ello, es necesario fomentar una cultura industrial. Este es precisamente el principal objetivo de la Escuela de Fomento Industrial (EFI), puesta en marcha por la Fundación Técnica Industrial. «Se trata de una escuela itinerante, que fomenta la vocación de los ingenieros, dentro del sector industrial, y que, por el momento, ha puesto en marcha seis cursos, todos ellos enfocados al ámbito de la industria, y que están teniendo mucho éxito».

Galdón destacó también que la competitividad de un país empieza «por la de sus profesionales; si los profesionales son competitivos, el país en sí es competitivo. Nosotros, como entidad de servicio a la sociedad, lo que hacemos es servir a la sociedad a través de nuestros ingenieros. Y para que sean los mejores, les ofrecemos las mejores herramientas competitivas», como la Acreditación DPC (Desarrollo Profesional Continuo) Ingenieros, que conlleva la certificación de toda la experiencia profesional y la formación de un ingeniero. Además, se les ofrece una evolución profesional a través de la formación continua, que es imprescindible, debido a los avances tecnológicos. Por ello, también se ha puesto en marcha una plataforma de formación en Internet (www.cogitiformacion.es), y el portal www.proempleoingenieros.es, la primera plataforma integral de empleo especializada en ingenieros técnicos industriales y graduados en ingeniería de la rama industrial.

Para concluir, José Antonio Galdón abogó por la contratación de ingenieros para ayudar a crecer a las pymes industriales y mejorar su competitividad, con el lema una pyme industrial, un ingeniero. «Las microempresas y las pequeñas, de 1 a 49 empleados, tienen un problema fundamental para su crecimiento, y es la falta de competitividad, derivada del difícil acceso a la innovación y el desarrollo de producto, la organización, la planificación, la producción, etc. Y ahí es donde se hace primordial la función de los ingenieros, que son los que pueden trasladar de forma directa el potencial que necesitan las empresas para desarrollarse, crecer e innovar, y es aquí donde pedimos que se adopten las medidas necesarias que faciliten la contratación de ingenieros en las pequeñas industrias españolas», señaló Galdón. «Los ingenieros pueden aportar todo su potencial en materia de innovación, calidad, seguridad y desarrollo del producto, generando a su vez una mayor producción en las empresas, haciéndolas crecer y propiciando la generación de empleo», indicó.

El caso de Iberia en Barajas

El director del aeropuerto de Barajas de Iberia y exdirector del Taller de Motores de la Dirección Técnica de Iberia, Enrique Robledo, también participó en este desayuno temático con una ponencia titulada El caso de Iberia. De la Excelencia técnica a la excelencia en el rol de mando, para hablar sobre su experiencia en dos proyectos que se han llevado a cabo en la compañía para mejorar y desarrollar el liderazgo en los equipos de trabajo, de cara a incrementar la productividad.

Se trata de dos proyectos concretos que se han puesto en marcha: por un lado, en el taller de motores, entre los años 2007 y 2011, y por otra parte, en el aeropuerto de Barajas, que comenzó a realizarse a principios de 2014, y todavía está en fase de desarrollo.

En ambos proyectos uno de los puntos clave era el papel de los mandos intermedios, ya que además del rol operativo que venían ejerciendo tradicionalmente, también se les pedía un enfoque económico para reducir costes, así como que fueran buenos comunicadores y líderes de sus equipos. Para conseguirlo son fundamentales acciones de formación y alineamiento. «En proyectos de cambio de este estilo es fundamental acompañar una formación de mandos intermedios con acciones que hagan que estos conozcan la estrategia, la compartan y la comuniquen adecuadamente a sus equipos, como primer paso para poder involucrarles más en la función de mando como líder de equipos», señaló Enrique Robledo.

La gestión del liderazgo

A continuación, intervino Verónica Fernández Mesías, experta en desarrollo y cultura organizacional y responsable de consultoría de TMI. En líneas generales, habló sobre el denominado Liderazgo 2.0 para mandos técnicos, dejando patente el hecho de que la gestión del liderazgo en las empresas industriales ha cambiado aceleradamente en los últimos tiempos, cuando las nuevas generaciones y los retos de las empresas industriales exigen un liderazgo más moderno y flexible.

Hay técnicos muy buenos en su trabajo, que ahora además tienen que ser gestores de personas y de negocio, y tener habilidades de comunicación y liderazgo

«Hay técnicos muy buenos en su trabajo que ahora además tienen que ser gestores de personas y de negocio, con habilidades de comunicación y liderazgo. Hay que generar sinergias y transversalidad, todo ello apoyado en la experiencia que pueden aportar los colectivos con mayor antigüedad, haciéndolos partícipes en los modelos de liderazgo», explicó Verónica Fernández.

Además, añadió: «Los mandos intermedios han de ser referentes de actuación», con relación al impacto que tienen los mismos sobre la implantación de la estrategia en toda la organización y la creación de una cultura de excelencia. Y cerró con una reflexión ante las posibles barreras y circunstancias del colectivo con la frase: «Que nuestros mandos técnicos sean líderes 2.0 no es un reto, es una oportunidad»..

Fundación Técnica Industrial

Por último, intervino el gerente de la Fundación Técnica Industrial (FTI), Luis Francisco Pascual Piñeiro, quien señaló: «En la Fundación estamos desarrollando un plan de actuación y desarrollo que denominamos Objetivo 10, en cuanto a la consideración del 10 como la valoración o calificación máxima, en el cual potenciaremos los fines estatutarios de la Fundación». Además, destacó que la FTI tiene cuatro fundamentos:

– La revista Técnica Industrial, que es el órgano de comunicación, con una difusión en sus dos versiones, impresa y digital en pdf, que llega a los 150.000 lectores, entre ingenieros técnicos industriales, empresas, organismos, entidades y universidades.

– La Escuela de Fomento Industrial, que es elemento de apoyo a la industria, con la que se pretende proporcionar nuevas herramientas a sus técnicos, mandos y directivos.

– Los premios y becas que convoca la FTI para recompensar a los más destacados en distintos campos y áreas científicas y técnicas de la ingeniería. El Premio Emprendedores es un ejemplo destacado.

– El cuarto pilar sería la excelencia en la calidad, como objetivo último del trabajo habitual y cotidiano del ingeniero técnico industrial y su razón última justificativa de su trabajo.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...