Sensores químicos de amplia sensibilidad para medir el pH, incluso de forma gaseosa en el aire

0 25

Investigadores del CSIC han desarrollado sensores químicos y un dispositivo electrónico portátil que permiten medir la acidez ambiental. Es el primer sistema que controla el pH en fase gaseosa, algo hasta ahora imposible, y puede hallar aplicación en instalaciones donde se conservan bienes culturales de interés artístico e histórico del patrimonio, así como para el control de ambientes en la industria. Se basa en un sensor que reacciona químicamente al grado de acidez ambiental, dando como respuesta un cambio de color. Acoplado a un sistema electrónico de medida, este último traduce el cambio de color a una medida cuantitativa, lo que permite evaluar la acidez ambiental con buena precisión.

Maria Ángeles Villegas, investigadora del CSIC en el Centro de Ciencias Humanas y Sociales, explica que el sistema tiene una gran sensibilidad: detecta cambios de pH de 0,1 unidades o incluso de 0,01 unidades pero, puntualiza, para controlar el pH ambiental es suficiente una precisión de 0,1 unidades. Villegas es química e investigadora principal del grupo de Arqueometría y Conservación de Vidrios y Materiales Cerámicos, en el Instituto de Historia del Centro de Ciencias Humanas y Sociales, un grupo interdisciplinar en cuya investigación convergen expertos del área de la química, la arqueología, la historia y la ingeniería electrónica.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...