Refugio móvil de montaje ultrarrápido con sistema hidráulico semiautomatizado

0 30

Actualmente utilizado en numerosas operaciones militares, el refugio de carpa móvil de la entidad francesa Gillard es una estructura desplegable con montaje semi-automatizado. Su resistencia frente a las adversidades climáticas y su montaje rápido lo convierten en un producto único en el mundo. Sus tres tamaños le permiten adaptarse a numerosas aplicaciones: puesto de emergencia y de socorro, comedor o alojamiento, taller de mantenimiento. Según sus dimensiones, este producto puede ser trasladado en un contenedor, plataforma, remolque o semiremolque.

En relación con su superficie, la rapidez de montaje del refugio de carpa móvil Gillard constituye una auténtica hazaña. Dos personas pueden desplegar fácilmente una estructura de 60 m2, es decir, de 9 metros de diámetro, en 15 minutos, o el modelo de 120 m2 en 30 minutos. Basta con 50 minutos y 6 personas para montar el de 320 m2. A pesar de que este último presenta unas dimensiones especialmente grandes, mide 21 metros de diámetro por 6 metros de alto. Un sistema de levantamiento de dos postes mediante tornos elevadores eléctricos permite albergar material de gran envergadura, como un helicóptero con las aspas abiertas. El montaje es sencillo y sólo se requieren algunas horas de formación para utilizarlo.

Estas estructuras son tan fáciles de montar, a pesar de sus dimensiones, porque cuentan con un sistema de montaje hidráulico. Efectivamente, la carpa Gillard no requiere ningún compresor, al contrario que las tiendas hinchables. Los materiales que la componen no implican restricción de peso alguna, y el diseño de las estructuras no requiere de accesorios exteriores para el montaje y desmontaje.

Empleado frecuentemente por diferentes servicios de urgencias, bomberos y profesionales de la seguridad civil francesa como los sanitarios, el refugio de carpa móvil constituye un espacio rápidamente disponible y transportable. Su capacidad para proteger de las intemperies lo convierte en el producto perfecto para aislar del exterior y almacenar el material. Se presta a todos los usos de un refugio militar y, según las necesidades, puede utilizarse como puesto de mando u hospital militar de campaña. También se puede emplear para reparar vehículos militares: carros, camiones, helicópteros o aviones de caza.

Su solidez y fiabilidad le garantizan una larga duración de vida, superior a los veinte años. Especialmente resistente al viento, las pruebas realizadas durante diferentes maniobras han demostrado su fiabilidad en cualquier condición climática. Equipamientos opcionales pueden asegurar una superficie con calefacción, climatización o equipada con redes anti-calor, que lo convierten en habitable bajo cualquier latitud. También puede instalarse un deshidratador, y muchas otras opciones tales como mamparas interiores de lona, acondicionamientos y almacenamientos específicos, etc. La mayoría de ellos también pueden ser transportados en los mismos remolques que los refugios móviles. Sus numerosas cualidades han sido reconocidas en otros países, puesto que ya ha sido exportado a España, Arabia Saudita, Japón, Suiza o Austria. La sociedad Gillard Shelters se encuentra a la búsqueda de distribuidores.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.