Programa informático para ayudar a elegir la fuente de energía más adecuada

0 39
La Unión Europea se ha comprometido a reducir las emisiones originadas en el transporte, pues generan en la actualidad el 25 % del total de gases de efecto invernadero. Para ayudar a cumplir este objetivo está el proyecto Biolca, financiado por la Unión Europea a través del Programa LIFE+ para la creación de un programa informático capaz de evaluar los impactos medioambiental, social y económico asociados a distintas fuentes de energía.

Entre las fuentes de energía abarcadas se incluye el petróleo, el gasoil, el bioetanol, el biodiésel, la electricidad, el gas natural, el gas licuado de petróleo (GLP) y el queroseno. Además, el impacto medioambiental de cada una de estas fuentes de energía se calcula teniendo en cuenta su ciclo de vida al completo, desde la extracción, generación o cultivo hasta su consumo. La relevancia de esta capacidad reside en la variabilidad de los niveles de emisión en función del tipo y el origen de las materias primas utilizadas y el método de producción empleado.

El programa informático ayudará a las organizaciones dedicadas al transporte a tomar decisiones fundadas sobre la fuente de energía más adecuada. Además contribuirá a que los responsables políticos den prioridad o fomenten fuentes de energía concretas. El proyecto Biolca facilitará notablemente la evaluación de la sostenibilidad del ciclo de vida al completo de los combustibles y, en consecuencia, resultará más sencillo deducir cuáles son los más sostenibles. En Biolca participan Ekotek, la Fundación Gaiker, Tecnalia y Factor CO2, entre otros.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.