Presentada la nueva Escuela de Fomento Industrial para potenciar la industria como motor de la economía

0 44

La Fundación Técnica Industrial, entidad sin ánimo de lucro vinculada al Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial (Cogiti), que integra a su vez a los 50 colegios de ingenieros técnicos industriales de España, ha creado un ambicioso proyecto, denominado Escuela de Fomento Industrial (EFI), que nace con el objetivo de fomentar el motor principal de la economía de una nación, como es la industria, factor clave para la salida de la crisis económica, y base esencial para generar estabilidad económica y de empleo en cualquier país o región. La EFI fue presentada el pasado 13 de junio.

Durante el acto de presentación, celebrado en la Real Academia de Ingeniería, se entregó también el Premio Especial para Emprendedores, convocado con motivo del 60º aniversario de la revista Técnica Industrial, y se ha anunciado la convocatoria del Premio Emprendedores 2014. Además, se han presentado las líneas maestras para la internacionalización de la ingeniería española.

La EFI pretende ser un apoyo y una ayuda a los directivos y técnicos de nuestra industria, a través de la realización de cursos que se impartirán en los colegios de ingenieros técnicos industriales, por profesionales de reconocido prestigio con formación específica en dirección empresarial. La Escuela de Fomento Industrial se presentó en un acto oficial ante invitados prin cipalmente del ámbito empresarial y profesional, universitario y de los colegios profesionales.

El presidente del Cogiti y de la Fundación Técnica Industrial, José Antonio Galdón, destacó que entre los objetivos de la Fundación Técnica Industrial se encuentra el fomento de la cultura industrial, la innovación y la investigación. “La industria es la base esencial para generar estabilidad económica y empleo en cualquier país o región, así como el soporte de la investigación, el desarrollo y la innovación. Y he aquí los tres pilares donde se cimenta una sociedad próspera: economía, empleo e innovación”, señaló.

“Partiendo de esas premisas, y como complemento a lo que es la esencia de la fundación, su revista Técnica Industrial, hemos querido impulsar otro tipo de actividades enfocadas tanto al emprendimiento de la industria, como a la formación orientada al aumento de la competitividad de nuestras industrias, algo más que necesario para alcanzar los objetivos de reindustrialización que, como país y como Unión Europea, nos hemos fijado: alcanzar ese ansiado 20% del PIB para el año 2020”.

Necesidad de generar inversiones

También se refirió a la necesidad de generar inversiones, para lo cual es necesario seguir una estrategia que mantenga la industria en la vanguardia de la innovación tecnológica, y de fomentar la cooperación de las empresas con las universidades y escuelas. “El nivel de empleo solo es posible con la mejor formación de los trabajadores, así como la captación de jóvenes para profesiones tecnológicas. Este es precisamente uno de los objetivos de la EFI”. Como datos significativos, indicó que el sector de la ingeniería en Europa está integrado por unas 130.000 empresas, y existen 10,3 millones de personas con un alto nivel de cualificación y capacitación.

“Hemos de ser conscientes de cuáles son nuestros activos, y de este modo potenciarlos y desarrollarlos. Tenemos los mejores ingenieros, el conocimiento científico, las infraestructuras, la cadena de distribución y dentro de Europa contamos con un mercado con más de 500 millones de posibles consumidores. España tiene todos los ingredientes para ser uno de los países más industriales y competitivos del mundo, y por ello tenemos que hacer todo lo posible para que las previsiones de empleo y desarrollo se consigan”, concluyó.

Por su parte, en representación del Ministerio de Industria intervino el subdirector general de Calidad y Seguridad Industrial, José Manuel Prieto, que manifestó su apoyo a la Escuela de Fomento Industrial. “Se trata de un ambicioso proyecto, y desde el Ministerio siempre apoyaremos este tipo de iniciativas que fomentan el conocimiento y la formación tanto del mundo empresarial como de los trabajadores de nuestro tejido industrial y que sirven de soporte para la innovación y la investigación. Son elementos esenciales en el incremento de la productividad y de la competitividad nacional”, destacó.

La industria en el PIB

También se refirió al importante reto de recuperar el 30% de la industria que se ha perdido en los últimos cinco años. Según indicó, desde el año 2000, la industria (tanto en España como en la Unión Europea, a excepción de Alemania) ha perdido peso respecto al PIB, y se ha llegado a situar en el 13,3% del PIB. El objetivo marcado es lograr el 20% (la cifra que maneja la Unión Europea en el Plan Europeo de Reindustrialización), o al menos alcanzar el 18% previsto, similar al porcentaje registrado en el año 2000.

Financiación e internacionalización

Asimismo, indicó las medidas que el Ministerio ha puesto en marcha para financiar la competitividad de nuestra industria, como los programas de apoyo financiero a la inversión industrial, que consisten en ofrecer préstamos para la reindustrialización y la mejora de la competitividad de las empresas, por un montante global de 695 millones de euros.

El acto contó también con una ponencia del presidente de Cofides (Compañía Española de Financiación del Desarrollo), Salvador Marín, sobre la primera línea de financiación específica para la internacionalización de las empresas de ingeniería (FINING). (Más información en www.cofides.es).

En primer lugar, dio la enhorabuena al Cogiti y a la Fundación Técnica Industrial “por esta brillante idea”. Cofides es una compañía público-privada (47% de participación privada y 53% pública) que gestiona el Fondo para Inversiones en el Exterior (Fiex), y el Fondo para Operaciones de Inversión en el Exterior de la Pequeña y Mediana Empresa (Fonpyme), por cuenta de la Secretaría de Estado de Comercio, adscrita al Ministerio de Economía y Competitividad. En su accionariado también participan el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, el Banco Santander, Banco Popular y el Banco Sabadell.

Está presente en más de 70 países, con más de 700 proyectos. Los principales sectores en los que enfoca su actividad son el de la energía, la automoción, las infraestructuras del transporte y el agroalimentario, entre otros, y las operaciones en las que trabaja van desde los 75.000 euros hasta los 30 millones.

Premio Emprendedores

Por otra parte, durante el evento, se entregó también el Premio Especial para Emprendedores, convocado con motivo del 60º aniversario de la revista Técnica Industrial, que falló un jurado calificador el pasado mes de marzo, y que fue concedido al ingeniero técnico industrial Miguel Sánchez Santiago, por su proyecto de Cortafuegos forestal artificial. El ganador del premio explicó a los asistentes al acto sus características principales y qué ventajas aporta.

Los trabajos presentados a esta convocatoria debían versar sobre un proyecto de oportunidades de negocio para emprendedores, que recogiera las directrices de cara a crear una empresa. Se trata, por tanto, de premiar el desarrollo y la puesta en práctica de una idea innovadora en el ámbito empresarial e industrial. Además, se llevó a cabo la presentación de la nueva convocatoria del Premio Especial Emprendedores 2014, por parte del secretario de la Fundación Técnica Industrial, Luis Francisco Pascual, quien avanzó que en la nueva convocatoria se ha previsto también la entrega de dos accésits para el segundo y tercer proyecto mejor valorados por el jurado calificador. Momentos antes había explicado las líneas básicas de la EFI.

Rosalina Díaz Valcárcel, consejera delegada de Wolters Kluwer Formación y presidenta de su fundación, fue la encargada de entregar el premio, como empresa copatrocinadora del mismo, quien destacó la importancia de la formación de los profesionales y de iniciativas como la Escuela de Fomento Industrial. Además, manifestó la intención de Wolters Kluwer de seguir en la línea de colaboración que desde hace más de una década mantiene con el Cogiti y la Fundación Técnica Industrial, a través de la firma de convenios que redunden en beneficio de la formación de los ingenieros y del desarrollo de la ingeniería técnica industrial.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.