Presentación del libro “10001 amigas ingenieras”, para despertar vocaciones tempranas en Educación Primaria

0 534

Con motivo del Día internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, el pasado 10 de febrero se celebró una jornada telemática para divulgar esta publicación, una iniciativa de AMIT-Aragón (Asociación de Mujeres investigadoras y tecnólogas) y la Universidad de Zaragoza, que pretende fomentar las vocaciones científico técnicas a una edad temprana.

El proyecto está apoyado, además, por el Instituto Aragonés de la Mujer, el Gobierno de Aragón, Instituto de las Mujeres y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, dentro del proyecto “Una ingeniera en cada cole”

Esta iniciativa comenzó en el mes de febrero de 2016 como una prueba piloto, en la que unas 10 ingenieras de AMIT-Aragón se propusieron recorrer cinco colegios de la Comunidad Autónoma con actividades adaptadas a los alumnos/as de Primaria para demostrar que la Ingeniería puede ser divertida.

En el año 2017, “Una ingeniera en cada cole” recibió el premio Tercer Milenio del Heraldo de Aragón en la categoría de Divulgación, y un año después, hubo una participación de más de 100 ingenieras y tecnólogas que acudieron a más de 50 colegios de Aragón, dentro de este proyecto, llegando con sus mensaje hasta 3.000 niños y niñas.

En la cuarta edición, ya en el año 2019, había 200 ingenieras y tecnólogas participantes, y en 2020, debido a la pandemia y a la imposibilidad de trasladar el proyecto a los colegios, fue cuando se realizó esta publicación.

Sinopsis
La historia y trayectoria de 17 ingenieras socias de AMIT-Aragón se acerca con un lenguaje sencillo, divertido y comprensible para la edad de las niñas y niños de Primaria, con una narración en forma de cuento para acercarles estas vivencias, ante la necesidad de hacer ya actividades a una edad temprana, para que no se alejen de este ámbito de conocimiento y, en especial, de asignaturas como la de Matemáticas, que son básicas para estas carreras técnicas.

Cada una de las ingenieras cuenta, por ejemplo, porqué le gustaban las matemáticas o se interesaban por entender el funcionamiento de elementos que tenían alrededor, además de dar a conocer en qué consiste su trabajo y aspectos más concretos.

AMIT-Aragón y la Universidad de Zaragoza, creadoras del cuento «10001 amigas ingenieras», idearon esta “magnífica iniciativa” a la que se sumaron también Instituciones como el Instituto de Graduados en Ingeniería e Ingenieros Técnicos de España (INGITE) y el Colegio y la Asociación de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de Aragón (COGITIAR).

La presentación del libro contó con la participación del presidente del Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España (COGITI) e INGITE, José Antonio Galdón Ruiz, que estuvo acompañado en la jornada telemática por Enrique Zaro Giménez, decano de COGITIAR; Luis Forcano Obón, director de la Cátedra COGITIAR; María del Mar Castellón García, secretaria de la Cátedra y vocal de la Junta de Gobierno de COGITIAR; y por parte de AMIT, Maria Villarroya Gaudo, coordinadora del libro; Lola Mariscal Masot, defensora universitaria y autora, y Manuela Delgado Cruz, autora y colegiada del COGITIAR. La jornada comenzó con las palabras del anfitrión del acto, el decano Enrique Zaro, que presentó a las personas que iban a participar en el mismo

Durante su intervención, José Antonio Galdón destacó que “hay que eliminar los estereotipos hacia la mujer en determinados ámbitos”, y expresó que le había encantado la forma en la que está escrito el libro, “de una forma tan sencilla y tan bonita”. Además, señaló la importancia de fomentar las vocaciones a una edad temprana, cuando los niños y niñas están en la fase de aprendizaje y se interesan por comprender el porqué de las cosas y la ciencia. “Afortunadamente, ahora hay más mujeres ingenieras que cuando yo era estudiante, y entre todos tenemos que fomentar el acercamiento de los jóvenes a las ramas técnicas”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.