Obtienen materiales plásticos ignífugos con componentes nanométricos

0 51

El Centro Tecnológico de Miranda de Ebro (CTME), en Burgos, junto con el Cellmat (Laboratorio de Materiales Celulares del Departamento de Física de la Universidad de Valladolid) han trabajado en la obtención de materiales de base polimérica, es decir, plásticos, con retardantes de llama basados en componentes nanométricos como nanoarcillas, nanotubos y nanofibras de carbono. La clave para conseguir materiales resistentes al fuego que se adapten a la nueva normativa es usar compuestos libres de halógenos. Además de la resistencia al fuego, el uso de nanocargas, que son partículas de tamaño nanométrico, optimizan las propiedades mecánicas de los materiales, según los investigadores. Denominado Proyecto Nanoignífugo, entre las posibles aplicaciones de uso final de estos materiales, dentro del sector de la construcción, pasan por formar elementos tales como láminas, tubos, aislantes térmicos y paneles. Sin embargo, los investigadores consideran que los resultados pueden extenderse a otros campos, como el sector aeronaútico y el de la automoción.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...