Leyre Olavarría

0 124
“El coche conectado y autónomo hará que la conducción sea diez veces más segura”

“El sector de la automoción se enfrenta a la mayor revolución que ha vivido la industria a lo largo de su historia, y si queremos afrontar el futuro con optimismo, debemos estar preparados”. Con estas palabras, la responsable de coche conectado de SEAT, Leyre Olavarría, describe la situación en la que se encuentra dicho sector en la actualidad. En la siguiente entrevista desgranamos con ella las claves y los desafíos que afrontan las nuevas tecnologías.

Su marca trabaja de forma intensiva en el desarrollo de tres nuevas tecnologías que ya son una realidad, pero que vivirán un ‘boom’ en los próximos años, como son el coche conectado, el eléctrico y el autónomo. ¿Cómo se están preparando para ello?

Hace tiempo que en SEAT nos dimos cuenta de que nuestro futuro pasaba por transformarnos y convertirnos en un proveedor de servicios de movilidad. La clave del éxito de esta transición es la cooperación. Tenemos que adoptar una actitud creativa y explorar nuevas vías de colaboración y tomárnoslo como una oportunidad para avanzar. En este sentido, trabajamos con empresas energéticas como Naturgy, para impulsar la tecnología CNG. Estamos explorando soluciones en el ámbito asegurador para el futuro coche autónomo con empresas del sector. Colideramos con Telefónica y Barcelona 5G un proyecto para impulsar la digitalización del automóvil a través de la tecnología 5G; y colaboramos en el proyecto Start4big, la primera iniciativa digital, abierta y multisectorial impulsada por Aigües de Barcelona, Caixabank, Naturgy, SEAT y Telefónica, que busca start-ups en estado de madurez para desarrollar pilotos disruptivos con el objetivo de mejorar la experiencia de los consumidores.

También trabajamos de manera estrecha con líderes tecnológicos como Google, Amazon, Apple, Microsoft o IBM. Sin ir más lejos, SEAT ha sido el primer fabricante automovilístico que ha integra-do Waze, Shazam y Amazon Alexa en el coche.

¿Tenemos todavía un horizonte lejano para que el uso del coche autónomo sea una realidad?

El coche autónomo todavía no es una realidad, pero cada vez está más cerca. El despliegue de las redes 5G supondrá la reducción drástica de la comunicación entre dispositivos, permitiendo que el coche reciba información del entorno urbano antes de que la vea el conductor, el primer paso en el desarrollo del coche autónomo.

¿Cuáles son las principales complicaciones técnicas que se presentan?

Actualmente estamos desarrollando junto a Telefónica un proyecto piloto en el desarrollo del coche conectado, el primer paso para una conducción totalmente cooperativa y autónoma. Este proyecto piloto nos permitirá estudiar la comunicación entre el automóvil, la infraestructura y el resto de vehículos en circulación. Por el momento, tendremos que esperar a que la tecnología 5G sea una realidad para poder testear la robustez del sistema, la comunicación entre vehículos y garantizar la seguridad.

¿Piensa que incrementará la seguridad y reducirá, por tanto, la siniestralidad en la carretera?

El coche conectado y autónomo hará que la conducción sea diez veces más segura, al eliminar el factor humano, responsable a día de hoy de más del 90% de los accidentes de tráfico.

¿Qué expectativas de demanda se prevé en este tipo de vehículos?

Es posible que a la gente le cueste acostumbrarse al coche autónomo, pero, en cualquier caso, será una realidad en nuestras ciudades antes de lo que creemos. Cuando la tecnología y la legislación estén listas, el coche autónomo tendrá el potencial de reducir el coste de transporte por carretera en un 90%.

¿Será necesario realizar una profunda revisión de la normativa vigente?

La tecnología está permitiendo avances que eran impensables hasta hace unos años, evolucionando a un ritmo vertiginoso que hace que el actual marco normativo quede obsoleto. Por este motivo, si queremos afrontar con éxito los retos a los que nos enfrentamos en materia de movilidad, debemos trabajar mano a mano con las administraciones públicas, empresas y otros agentes para establecer un marco regulatorio que se adapte a esta nueva realidad.

Hasta ahora, la industria automovilística estaba enfocada principalmente en la producción y la distribución, pero ahora se ha producido una gran aceleración de las inversiones en nueva tecnología para afrontar los nuevos retos del mercado. ¿Cómo lo afrontan desde SEAT?

Este nuevo escenario de cambio al que nos enfrentamos requiere que nos transformemos para poder ser más ágiles y eficientes. Si queremos pasar de ser un fabricante de automóviles a una empresa de movilidad, tenemos que hacer del software una competencia central. Para ello, SEAT ha reorganizado su estructura como grupo empresarial que reúne distintas compañías independientes como el nuevo SEAT: CODE, centrado en el desarrollo de software, o XMOBA, que identifican y comercializan nuevas soluciones para mejorar la movilidad urbana.

¿Qué supondrá la nueva movilidad para la ciudadanía?

Las grandes ciudades cada vez estarán más pobladas y se convertirán en grandes núcleos urbanos, en los cuales se
tendrán que repensar los servicios de movilidad y exigirán nuevas soluciones, que eran impensables hace solo unos años, como el carsharing o el kicksharing.

Estamos en un momento en el que no solo somos capaces de desarrollar la plataforma tecnológica que facilite los servicios de movilidad, sino que también tenemos el know how para crear los vehículos que se pueden adaptar a ellas, por lo que los fabricantes jugamos un papel determinante en el nuevo ecosistema de movilidad. Sin ir más lejos, ya contamos con nuestra propia app de carsharing ‘Respiro’, y estamos dando nuestros primeros pasos en el kicksharing en colaboración con UFO, y la experiencia está siendo positiva.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...