Juan Crespo

0 147

«Un aeropuerto eficiente, sostenible y con un alto nivel de calidad es lo que nos tiene que definir»

Juan Crespo es ingeniero técnico industrial
e ingeniero en organización industrial
por la Universitat Politècnica de Catalunya
(UPC). También ha realizado el Máster
en Gestión y Dirección Aeroportuaria y
Aeronáutica del Aeronautical Business
School. Desde el pasado 15 de septiembre,
es director del Aeropuerto de
Sabadell. Anteriormente desempeñó
funciones como ejecutivo de servicio en
el Aeropuerto de Barcelona-El Prat desde
marzo de 2012 hasta junio de este
año. En 2001 se incorporó a Aena en el
Departamento de Ingeniería y Mantenimiento
de la infraestructura barcelonesa,
donde realizaba gestiones relacionadas
con el área de energía y balizamiento. Su
vocación es la gestión aeroportuaria.

Ha evolucionado desde la ingeniería
técnica industrial a la dirección de aeropuertos,
una trayectoria profesional
poco común.

Inicié mi formación en el aspecto técnico
con una ingeniería y la complementé con
la Ingeniería de Organización Industrial,
enfocando mi futuro al ámbito de la gestión.
Dicha formación me ha permitido ir
asumiendo responsabilidades en Aena
como la de ejecutivo de Servicio y posteriormente
la dirección de aeropuerto.

¿Cómo fueron sus inicios en Aena y
qué formación complementaria ha
realizado?

Mi primer puesto en Aena fue el de técnico
de mantenimiento aeroportuario.
Lo compaginaba con mis estudios de
ingeniería. Aena es una compañía que
vela por la formación específica de sus
empleados, por lo que en función de la
responsabilidad que he asumido, he recibido
la formación adecuada.

En Aena ha desempeñado funciones
muy distintas. ¿Cómo ha vivido profesionalmente
tan diferentes cometidos?
¿Cuáles son las situaciones más
complejas experimentadas durante su
actividad aeroportuaria?

Me siento muy agradecido por la oportunidad
de progresar que me ha ofrecido
mi compañía. Con cada cambio, la motivación
era mayor, por lo que ha sido muy
enriquecedor haber podido desempeñar
mi labor en áreas completamente distintas.
Como etapa compleja no puedo
clasificar ninguna dentro de Aena ya que,
como he mencionado anteriormente, me
siento muy agradecido y satisfecho con
el trabajo realizado, la formación recibida
y la trayectoria lograda.

¿Los ingenieros técnicos industriales
tienen en la actualidad mayor cabida
en el sector aeroportuario o es un
mercado laboral de menor importancia?

Un aeropuerto es una infraestructura
multidisciplinar, por lo que no considero
que sea un mercado laboral de menor
importancia para este tipo de profesionales.

¿Qué es un director de aeropuerto?
¿Cuál es el perfil profesional más adecuado?
¿Qué valores de los ingenieros
técnicos industriales son más útiles
para el desempeño de su cargo?

El director de aeropuerto asume la máxima responsabilidad de la gestión y operativa de la infraestructura, en todos sus niveles. Considero que para dirigir un aeropuerto es imprescindible una buena capacidad de gestión, así como una implicación total para lograr objetivos. Es muy importante contar con equipos formados y motivados. La parte técnica tiene un gran peso en una infraestructura de esta naturaleza con instalaciones de todo tipo.

¿Cómo es un día de trabajo y qué decisiones debe tomar?

Cada día es imprevisible y las decisiones que tomo intento consensuarlas, en función de su naturaleza o implicación, con los responsables departamentales del aeropuerto o de mi compañía.

Su nombramiento para el aeropuerto de Sabadell es reciente. El plan director iniciado en 2016 tiene como objetivo su remodelación y modernizar su equipamiento. ¿Qué actuaciones se plantea realizar, teniendo en cuenta que el aeropuerto de Sabadell es la segunda infraestructura catalana en número de operaciones?

Estamos trabajando para progresar en todos los ámbitos. Fíjese que en lo que va de año, el aeródromo ha registrado un aumento considerable respecto al mismo periodo de tiempo de 2016. Por otro lado, se ha incrementado la actividad de las escuelas, más particulares salen a volar, etc.

¿Cuáles son sus prioridades? ¿Calidad de los servicios, seguridad, rentabilidad, eficiencia, fiabilidad?

La seguridad operacional es el principal objetivo. Un aeropuerto eficiente, sostenible y con un alto nivel de calidad es lo que nos tiene que definir.

El AVE ha afectado el escenario del transporte. ¿Cuáles son los retos y asignaturas pendientes que debe afrontar el sector aeroportuario español?

El sector tiene un gran potencial futuro porque el transporte aéreo es un valor en permanente revisión que cumple con todas las garantías exigidas.

¿Y qué papel tiene el primer aeroclub de España, el Aeroclub Barcelona-Sabadell?

Es un cliente muy importante dentro del Aeropuerto de Sabadell. Colaboramos en diferentes aspectos enriquecedores para ambas partes.

Cada vez más, los aeropuertos dependen de las nuevas tecnologías, que proporcionan grandes oportunidades, pero también representan grandes riesgos. ¿Cuáles son las innovaciones más positivas que existen en el entorno aeroportuario y cómo se pueden evitar los peligros?

Insisto en que es imprescindible un análisis de puntos fuertes y débiles a la hora de tomar decisiones e implementar nuevos sistemas, pero gracias a esas nuevas tecnologías nos mantenemos pioneros dentro de la industria y mantenemos estándares altos de calidad.

Fernando Echegaray, también ingeniero técnico industrial, fue director del aeropuerto de El Prat y responsable de la Dirección de Red de Aeropuertos de Aena. Ahora es el director de Aéroports de Paris. ¿Cuál es su meta profesional?

Mi principal objetivo, en el que centro to-dos mis esfuerzos, es realizar una buena labor en el Aeropuerto de Sabadell.

Dilatada historia

Barcelona, 1910. Se celebra el primer vuelo con motor. En
Sabadell se despierta el entusiasmo y diversos aficionados
de esta ciudad catalana organizan una exposición aeronáutica.
El alcalde de Sabadell solicita a la Asociación de Locomoción
Aérea (ALA) que visite la ciudad para ubicar en
ella un aeródromo. El proyecto no pasa de ahí. En 1919, se
produce la primera operación de un avión en Sabadell: un
aterrizaje de emergencia. Entre 1925 y 1927, se construye el
primer campo de vuelo, al nordeste de la urbe. Comienzan
a utilizarlo el piloto Joan Bonamusa con su biplano Harriot y
entusiastas del vuelo sin motor. El 2 de agosto de 1931, con
motivo de la fiesta mayor, se celebra el primer festival aéreo
en el Camp N’Oriac. Un grupo de apasionados forman el Aeroclub
de Sabadell del Vallés; su primer presidente, Antonio
Campmajó, acomete el viejo proyecto de un nuevo campo
de aviación de mayores dimensiones. El alcalde Salvador
Ribé lo impulsa y, en 1932, ofrece al Ministerio de la Guerra
los terrenos necesarios para establecer un campo de
aviación. En 1933, con la autorización gubernamental bajo
el brazo, el comandante de Ingenieros Miguel Ramírez de
Cartagena diseña el proyecto técnico. Tras explanar y nivelar
el terreno, se celebra un gran festival aéreo, organizado por
el Aeroclub de Sabadell.

El 1 de agosto de 1934, se inaugura oficialmente el aeródromo
de Sabadell para usos militares y de aviación civil.
Entre los días 12 y 19 de agosto, 36 aparatos participan en
la III Semana de vuelo sin motor, organizada por la Federación
Catalana de Vela. Comenzada la guerra civil, se instalan
en Sabadell los talleres de la Aeronáutica Naval, en
los que se terminan de construir los primeros 230 aviones
Polikarpov I-15 de una serie de 300. Los restantes aparatos
se terminan en la posguerra. En esas instalaciones también
se revisan y reparan los I-15 del Ejército del Aire hasta la
década de 1950.

En 1949, celebra el Festival Aéreo Internacional. En
1953, la instalación del Aeroclub Barcelona-Sabadell, fruto
de la fusión de los aeroclubes de ambas ciudades, genera
una mayor actividad aeronáutica. En 1954, el Ministerio del
Aire acepta oficialmente la cesión del aeródromo, con una
extensión de 76 hectáreas. El campo está destinado inicialmente
a la aviación militar. Para este fin se habían construido
dos hangares, un taller de reparaciones, almacenes,
depósitos de combustible, alojamientos para los oficiales
y la tropa, así como un edificio principal en el que estaba
situada también la torre de control.

En 1963, se establecen las servidumbres aeronáuticas,
modificadas al año siguiente con la puesta en servicio de
la pista 12-30. En enero de 1979, se abre al tráfico aéreo
nacional e internacional.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.