Ingeniería ‘smart’

0 636

En un mundo en el que nos encontramos la etiqueta smart en todo lo que nos rodea (smart cities, smart energy networks, smart specialization strategies, smart destination, smartphones, smart tv, etc.), desde los teléfonos hasta los televisores, incluyendo todo tipo de tendencias, servicios y políticas, es necesario poner en valor el papel que tiene la ingeniería.

Evolucionadas desde el concepto de “aldea global”, las smart cities (mal llamadas ciudades inteligentes), son comunidades que se desarrollan de manera sostenible, facilitando la interacción del “aldeano” con los elementos urbanos, y con un gobierno abierto y participativo.

Todos imaginamos edificios, transportes e infraestructuras de vanguardia para el desarrollo de estas comunidades con el fin de hacer que sea posible materializar el compromiso del aldeano con el medio ambiente, la cultura y la historia, a la vez que se satisfacen plenamente sus necesidades de manera rápida y eficiente; pero para avanzar a un ritmo adecuado en las circunstancias actuales resulta necesario ser realista y hacer algunas renuncias sobre el modelo ideal a cambio de depositar más responsabilidad sobre los sistemas inalámbricos.

La ingeniería técnica industrial es protagonista en todas las fases de todas estas tareas, desde la innovación urbana, la planificación y los proyectos de obras, instalaciones y equipamientos, hasta la investigación y desarrollo de los sistemas, el diseño e incluso la fabricación de todos y cada uno de los dispositivos.


Durante 164 años, los ingenieros técnicos industriales nos hemos ocupado de construir nuestras ciudades, de equiparlas, de electrificarlas, de comunicarlas, de abastecerlas, de sanearlas… Ahora nuestra tarea consistirá en evolucionarlas, mediante rehabilitación, regeneración y renovación. El hecho de trabajar en toda la cadena de valor hace que la auténtica profesión smart sea la ingeniería técnica industrial, que trabaja en I+D+i de todas las tecnologías aplicables, en la fabricación de los distintos elementos y en la ejecución de obras e instalaciones; con una gran experiencia en edificios inteligentes y en el desarrollo de las TIC, que tanto han revolucionado nuestra sociedad y nuestra manera de vivir en las dos últimas décadas.

“EL HECHO DE TRABAJAR EN TODA LA CADENA DE VALOR HACE QUE LA AUTÉNTICA PROFESIÓN SMARTSEA LA INGENIERÍA TÉCNICA INDUSTRIAL, QUE TRABAJA EN I+D+i DE TODAS LAS TECNOLOGÍAS APLICABLES, EN LA FABRICACIÓN DE LOS DISTINTOS ELEMENTOS Y EN LA EJECUCIÓN DE OBRAS E INSTALACIONES”

Mal traducida en la mayoría de los casos, la palabra smart, más que a inteligente, se refiere a una optimización mayor. Una ingeniería transversal que interviene en todos los sectores y que, siempre, desde su origen, se ha regido por un desarrollo bottom-up, con la vocación incesante de cubrir necesidades, es la que merece el apellido smart, y sin duda es la ingeniería técnica industrial.

Los ingenieros smart deben reciclarse rápidamente y estar alineados con los grandes avances tecnológicos que se van produciendo, y para ello tienen un papel fundamental los colegios y asociaciones, en los cuales podemos aprovechar el know-how y el contacto directo con los compañeros que trabajan en primera línea de dichos avances.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.