Ignacio Mangut Romero

0 670

Profesor en la Escuela Superior de Ciencias Experimentales y Tecnología de la Universidad Rey Juan Carlos

“En el sector de la ingeniería tenemos la suerte de poder encontrar un trabajo prácticamente todos”

Ignacio Mangut Romero durante una entrevista realizada por el Consejo Extremeño de la Ingeniería Técnica Industrial (CEXITI). Foto: CEXITI – AlexFo.

Un conocido programa de televisión, el concurso “Pasapalabra”, ha dado a conocer la pericia y sabiduría de Ignacio Mangut Romero, que se ha hecho muy popular tras su participación, a lo largo de 79 programas, en este concurso de definiciones lingüísticas. Han sido casi cuatro meses en los que los telespectadores han podido ver y familiarizarse con el concursante que entraba a diario en sus casas, a través de la pantalla. Técnica Industrial no ha querido dejar pasar la oportunidad de conocer un poco más a este profesor universitario, Graduado en Ingeniería Mecánica por la Universidad de Extremadura, de 27 años y natural de Badajoz (donde está colegiado), aficionado además a la música y al tenis. Un buen ejemplo de cómo la formación y los estudios técnicos que ha realizado, junto a los conocimientos que ha adquirido posteriormente, le han ayudado a llegar lejos en este programa de televisión, ya que ha demostrado un nivel cultural como pocos. También puso de manifiesto, en diferentes pruebas, su gran capacidad de memoria y de agilidad mental.

Debido a su popularidad, Ignacio Mangut se ha convertido en una fuente de inspiración para muchos jóvenes, al demostrar que la cultura no es una disciplina exclusiva ni de letras ni de ciencias, y les anima a estudiar una ingeniería de la rama industrial, dado que les ofrecerá un amplio abanico de posibilidades en el futuro.

¿Qué le animó a estudiar una Ingeniería?
Mi padre es arquitecto técnico y desde pequeño me gustaron las ciencias, aunque tuve muchas dudas con respecto a la elección de la carrera. Diría que mi decisión combinó las salidas laborales con la cantidad de asignaturas en las que se estudian ciencias base como matemáticas, física o dibujo técnico, que realmente era lo que más me atraía. Además de esto, yo prefería seguir viviendo en Badajoz y allí podía estudiar Ingeniería sin problema.

¿Estos estudios cumplieron sus expectativas?
En muchos aspectos sí, desde luego; considero que aprendí mucho, sobre todo en los primeros años. Es cierto que las carreras nunca son como te las imaginas, hay asignaturas y profesores muy diferentes, me quedo con lo bueno. A día de hoy me alegro sobre todo de controlar las ciencias básicas de varias áreas. Creo que este conocimiento es útil para abordar una gran variedad de problemas, y que no puede adquirirse en otros estudios, en general, personalmente prefiero tener formación básica en muchas áreas que especializarme en algo concreto, y creo que las ingenierías de la rama industrial te lo permiten.

¿Qué enseña la Ingeniería en la resolución de problemas técnicos profesionales? ¿Y en el día a día, en la vida cotidiana?
En cuanto a los problemas técnicos, pienso que con una buena base matemática, física y algo más específica según qué problema abordes; combinando estos conocimientos con el buen uso de las normativas, en general puedes encontrar una buena solución. Todo esto se aprende en la carrera.

En cuanto al día a día, pienso que el hecho de conocer los fundamentos teóricos de varias áreas, te permite solucionar algunos pequeños problemas de la vida cotidiana. Por otra parte, la propia dificultad de la carrera en algunas asignaturas, me refiero a la dificultad real de los contenidos de algunas áreas, no a la dificultad artificial que añaden los malos profesores, te hace consciente de que todo se puede resolver de alguna forma u otra.

¿Qué ventajas o valores añadidos destacaría de la Ingeniería Técnica Industrial, y de sus Escuelas, sobre otras carreras técnicas?
Veo dos ventajas, la primera es que son títulos que dan acceso a una profesión regulada, lo cual siempre es un seguro, puesto que puedes dedicarte a trabajar por tu cuenta sin ningún problema; pero sin duda, en la línea de lo que comenté anteriormente, son unos estudios que te permiten formarte en muchas áreas, de tal forma que no cierras ninguna puerta en cuanto a tu futuro, te aporta las bases para dedicarte prácticamente a lo que quieras, otras carreras son más específicas y tienen salidas menos variadas.

Ignacio Mangut en un momento de su participación como concursante en el programa Pasapalabra. Foto: Antena 3.

¿Qué reflexión haría para proponer estudios de Ingeniería a los estudiantes que van a iniciar una carrera universitaria?
Lo primero que les diría es que hay que estudiar lo que a uno le gusta. Si te gusta tocar el piano, lo que tienes que hacer es ir al conservatorio, si no, no serás feliz, que es lo importante. Pero dando por hecho que te gustan las ciencias, pienso que, por una parte, la formación como ya he dicho es variada y completa, lo cual ya es positivo, pues esos conocimientos siempre son útiles. Además de esto, destacaría la facilidad para encontrar empleo, aunque esto aún debe mejorar, ya que hay muchos puestos de trabajo mal pagados y prácticas no remuneradas. Pienso que en el sector de la ingeniería tenemos la suerte de poder encontrar un trabajo prácticamente todos.

¿Cómo descubrió su vocación por la docencia?
Mi madre es profesora de lengua y de francés. Mi padre, aunque se ha dedicado a varias cosas, durante mucho tiempo también lo ha sido. He tenido la suerte de que me enseñaran prácticamente todo lo que sé cuando era pequeño; lo hacen con gusto y son buenos profesores. Es un trabajo muy gratificante ya que, si lo haces bien, notas cómo ayudas a las personas a aprender. También me inspiraron los profesores que tuve a lo largo de mi vida estudiantil, los buenos y los malos; a veces, en la universidad, hay profesores que no valoran el daño que pueden hacer al alumnado. Cuando observé eso, decidí que al menos en la medida de lo posible, evitaría que pasara, y el mejor camino que se me ocurrió fue ser profesor de universidad.

¿Qué opina de la labor de los colegios profesionales? ¿Cómo pueden ayudar al colectivo en su trayectoria profesional?
Mi opinión sobre los colegios profesionales es muy buena; de hecho, mi trabajo lo conseguí gracias a ellos. Pienso que es algo que sale barato, luchan por los intereses de la profesión y ofrecen ayuda siempre que la necesitas.

Además de ser profesor en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, se ha hecho muy popular por su faceta televisiva, ya que ha sido concursante del programa de televisión “Pasapalabra” en varias ocasiones. La última vez durante los últimos meses. ¿Cómo recuerda su paso por este espacio televisivo?
Lo recuerdo con una gran alegría. Desde la primera vez que fui, ha sido una experiencia muy buena. Por una parte he aprendido muchas cosas, el diccionario y cultura general, eran dos temas que antes del concurso no dominaba para nada, y a raíz de ese aprendizaje he podido disfrutar más del tiempo libre. Ahora conozco muchos libros, películas, series, etc., que antes no conocía, entre otras cosas.

Además de esto, el dinero que he conseguido me ha dado una tranquilidad que me hace muy feliz, la verdad. Sé que pase lo que pase, siempre tendré un buen colchón y puedo vivir con tranquilidad. Mi objetivo es trabajar por gusto y no por obligación, y creo que el programa me ha permitido estar más cerca de conseguirlo.

¿Cómo se preparaba para el concurso? ¿Piensa que le ayudaron sus estudios de Ingeniería?
Lo más importante es ver todos los programas, esto te ayuda a afianzarte en más de 20 aciertos prácticamente siempre. Hay que apuntar todas las palabras que no te sepas y aprendértelas, ya que a veces se repiten. Además de esto, tengo un resumen del diccionario solo con palabras muy difíciles, y estudio esa base de datos combinada de las dos fuentes para intentar acertar las máximas posibles.

Sin duda, de forma general podría decir que estar acostumbrado a resolver problemas variados me hizo plantearme de forma muy clara el objetivo de mi preparación y buscar el camino óptimo. Pienso que el tiempo que dediqué a esta planificación me ha ahorrado decenas de horas de estudio. De forma más específica, los conocimientos de programación, que aprendimos en primero, me han servido para programar algunos Excel con funciones muy útiles para el estudio.

¿Volverías a participar?
Espero que sí, pero depende del programa. Yo estoy dispuesto y encantado; seguro que tengo otra oportunidad más adelante.

Y si te llevaras el bote, ¿has pensado a qué lo dedicarías?
Depende de la cuantía, pero creo que lo más sensato es empezar por comprarme una casa, y según lo que me sobre, creo que, en este orden, invitaría a mis amigos y familia a unas vacaciones, me compraría un piano de cola, y el resto, pues no sé, lo tendría guardado para vivir tranquilo.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...