Hasta siempre (Ad usque Semper)

0 73

Cuando en el número 309 de Técnica Industrial, de marzo 2015, escribí NOVO, el editorial de mi incorporación a la Gerencia de la Fundación Técnica Industrial, tenía muy claro que ninguno somos eternos en un cargo y, en consecuencia, sabía que en algún momento futuro la dejaría.

Y el momento ha llegado, hoy quiero transmitir a todos los lectores de esta Revista nuestra, editada por la Fundación Técnica Industrial, escaparate, muestrario y pantalla general, nacional e internacional, lanzadera de la Ingeniería Técnica Industrial en el mundo, que parto convencido de haber colaborado con mi humilde ‘granito de arena’ en hacer más grande esta Revista, y dar a conocer y difundir nuestra profesión.

Me voy con el sabor profundo y satisfactorio del deber cumplido, de los logros conseguidos, de las metas alcanzadas y de los amigos obtenidos, pues como alguien dijo

“UN MUNDO NUEVO ESTÁ ABRIENDO A NUESTRA PROFESIÓN ESTA PROLONGADA SITUACIÓN DE EMERGENCIA CONTINUADA QUE ESTAMOS VIVIENDO, EN LA QUE ESTAMOS EN POSICIÓN VENTAJOSA PRECISAMENTE POR NUESTRA DIVERSIDAD Y VERSATILIDAD”

en su momento: “¿Qué es el hombre (genérico) sin sus amigos?”, a lo que yo añadiría, ¿y sin relaciones de amistad en la profesión, y humanas?; sí amigos míos, porque la amistad imprime carácter, pero también otras muchísimas virtudes en el hombre (genérico).

Mi trayectoria profesional no ha finalizado todavía; sigo trabajando en mi área profesional de Perito Industrial e Ingeniero Técnico Industrial de hace bastantes años, con una dedicación importante a la Ingeniería Forense, ese ámbito que siempre ha sido nuestro, aunque en los últimos tiempos haya quedado un poco olvidado, incluso por los nuestros; actividad profesional que requiere además de conocimiento de la materia a tratar, algunas otras aptitudes añadidas, pues se desarrolla normalmente en un ‘foro’, de ahí viene su apellido forense, y requiere dialéctica y plática expresiva.

Marcho, además, tranquilo, no sólo por lo dicho antes y por las amistades perdurables hechas, sino también porque no dejo de laborar por esta profesión nuestra, al dedicarme con mayor empeño si cabe a ese ámbito profesional pericial, forense y de mediación, en las áreas internacional y nacional, así como comunicativo, de difusión, de gestión y de normalización de dicho ámbito profesional de la Ingeniería Técnica Industrial.

Procuraré, por los medios de que disponga, tratar de hacer partícipes a todos los compañeros interesados en el ámbito pericial, forense y de mediación, de los logros alcanzados, pues conozco que quienes trabajáis en él sois conscientes del momento histórico que vivimos y la importancia que para todos nosotros pueden y deben tener nuestras actuaciones, con presencia permanente en los foros que debaten esta profesión de futuro.

Un mundo nuevo está abriendo a nuestra profesión esta prolongada situación de emergencia continuada que estamos viviendo, en la que estamos en posición ventajosa precisamente por nuestra diversidad y versatilidad, en los campos de actividad profesional que dominamos, no sólo en número sino también en experiencia y práctica.

Para quienes tengan interés y estén interesados en la Ingeniería Forense y en las indicadas áreas de actividad, pericial, forense y de mediación, estoy a disposición tanto de quienes quieran iniciarse, como de los que quieran perfeccionarse y completar su formación forense, así como a los compañeros que con más experiencia y méritos que yo, quieran participar en esta nueva y próxima singladura que tenemos para el futuro inmediato; ¡bienvenidos!

Quiero agradeceros a todos, al equipo que me ha ayudado y seguido en esta singladura de más de cinco años y medio, a colaboradores de la Fundación y la Revista, articulistas, entrevistados, escritores, etc., así como al gran número de autores de artículos técnicos e informes, vuestra ayuda, y pediros que continuéis con la línea que habéis emprendido y seguido con quien me sustituye en el cargo, persona a la que aprecio y estimo, de conocido y reconocido prestigio curricular, que ha desempeñado cargos importantes corporativos e institucionales en nuestra profesión; en bien, difusión y provecho de la Ingeniería Técnica Industrial, y de la sociedad a la que servimos como objetivo de nuestra profesión.

Luis Fco. Pascual Piñeiro
Perito Industrial e Ingeniero Técnico Industrial

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más...