Francisco José Gómez Ramos

Director del Centro Universitario de la Defensa de Zaragoza

0 629

“La conjugación de ambos ámbitos, enseñanza y Defensa, tiene hoy más sentido que nunca”

Francisco José Gómez

Francisco José Gómez Ramos es Doctor Ingeniero (2001), Ingeniero de Armamento y Material (1990), y Licenciado en Ciencias Físicas (1981). Militar de carrera en situación de servicios especiales al servicio de la Administración, también es autor de libros y manuales de Historia de la Tecnología Militar, Balística y de Física de Explosivos, así como de más de una treintena de artículos publicados en revistas técnicas y profesionales, nacionales y extranjeras.

¿Desde cuándo es director del Centro Universitario de la Defensa de Zaragoza? ¿Cómo está siendo la experiencia?
Desde el 1 de agosto de 2019. La experiencia es ilusionante, una labor de mucha responsabilidad y un gran reto en el tramo final de mi vida profesional, donde estoy intentando volcar toda la variada experiencia adquirida durante mi carrera. No cabe duda de que también ha sido compleja, pues la pandemia ha trastocado planes, cambiado situaciones; incluso supuso un parón en la marcha hacia el logro de algunos de los objetivos marcados. Creo que, sin embargo, la experiencia ha sido al mismo tiempo enriquecedora, y nos ha hecho acelerar el paso en la implantación de las nuevas tecnologías en el proceso educativo. Ahora estamos completamente dedicados a ello para avanzar en el nivel de digitalización de las enseñanzas que se imparte.

¿Con qué objetivos y cuándo se puso en marcha el Centro Universitario de la Defensa de Zaragoza?
La Ley de la Carrera Militar de 2007 exige que antes de obtener el empleo de teniente, el futuro oficial deba obtener un grado universitario del sistema educativo general. Con el fin de satisfacer de la manera más adecuada este fin, cumpliendo la legislación militar y universitaria, se creó el sistema de Centros Universitarios de la Defensa, ubicando a cada uno de ellos en el interior de cada uno de los Centros Docentes Militares correspondientes, y adscritos a una universidad pública. Concretamente el Centro Universitario de la Defensa de Zaragoza se ubica en la Academia General Militar (AGM), está adscrito a la Universidad de Zaragoza, y tuvo sus primeros alumnos en el curso 2010-2011.

El currículo único que sigue el cadete durante cinco años comprende tanto el grado de Ingeniería en Organización Industrial perfil “Defensa”, como la formación, enseñanzas y actividades específicamente militares impartidas por la AGM. Es un currículo denso y exigente, pero la vida del cadete está muy regulada para ayudar a lograr el objetivo. En este proceso, una adecuada coordinación del CUD con la AGM resulta imprescindible, para equilibrar y compensar los aspectos del currículo. La formación eficaz de los futuros oficiales es el objetivo común de la AGM y del CUD.

La Ley de la Carrera Militar de 2007 exige que antes de obtener el empleo de teniente, el futuro oficial deba obtener un grado universitario del sistema educativo general. Con el fin de satisfacer de la manera más adecuada este fin, cumpliendo la legislación militar y universitaria, se creó el sistema de Centros Universitarios de la Defensa, ubicando a cada uno de ellos en el interior de cada uno de los Centros Docentes Militares correspondientes, y adscritos a una universidad pública. Concretamente el Centro Universitario de la Defensa de Zaragoza se ubica en la Academia General Militar (AGM), está adscrito a la Universidad de Zaragoza, y tuvo sus primeros alumnos en el curso 2010-2011.

El currículo único que sigue el cadete durante cinco años comprende tanto el grado de Ingeniería en Organización Industrial perfil “Defensa”, como la formación, enseñanzas y actividades específicamente militares impartidas por la AGM. Es un currículo denso y exigente, pero la vida del cadete está muy regulada para ayudar a lograr el objetivo. En este proceso, una adecuada coordinación del CUD con la AGM resulta imprescindible, para equilibrar y compensar los aspectos del currículo. La formación eficaz de los futuros oficiales es el objetivo común de la AGM y del CUD.

¿Cómo se conjuga la doble vocación de servicio a la sociedad: la Defensa y la enseñanza?
La conjugación de ambos ámbitos, enseñanza y Defensa, tiene hoy más sentido que nunca. La velocidad de transformación de los entornos geopolíticos, estratégicos y sociales es vertiginosa, con sus logros y ventajas, pero también con sus riesgos. La Seguridad, para hacer frente a estos, tiene en la Defensa uno de sus pilares fundamentales. La permanente transformación de esos riesgos obliga a una innovación constante, hasta el punto de que el éxito está, más que nunca, en la capacidad de innovar y reinventarse. Para ello, son esenciales el espíritu crítico y el aprendizaje constante. Y precisamente, la Defensa tiene en el sistema de enseñanza militar, y en los CUD, un componente que hace del aprendizaje su razón de ser. De esta manera, hoy en día, en mi opinión, la enseñanza se convierte en un activo de valor estratégico para la Defensa. Nunca, como hasta hoy, Defensa y enseñanza han estado tan ligadas. También es preciso decir que el mundo de la enseñanza está evolucionando muy rápidamente, y hay que aprovechar los nuevos recursos y las últimas tecnologías, de modo que el estudiante quede en el centro de ese proceso educativo. Él debe ser el foco, el objetivo fundamental, de modo que este quede orientado claramente a prepararle para su futuro ejercicio profesional, que, en nuestro caso, es un perfil muy específico.

En el periodo 2015-2018, fue director de la Escuela Politécnica Superior del Ejército (ESPOL), ¿cuáles serían las principales diferencias a la hora de impartir la formación en dicha Escuela y en el CUD?
Hay muchas cosas en común y también diferencias. Quizás la más evidente es que la mayoría de los alumnos del CUD, los cadetes, se enfrentan por primera vez al reto de seguir una enseñanza militar y universitaria muy exigente, pero reconfortante, en régimen de internado, con una agenda diaria muy comprimida y en un entorno que no es el familiar. En la Escuela Politécnica Superior del Ejército, los alumnos ya poseen formación militar, algunos de ellos son oficiales de carrera, y la práctica totalidad ya han seguido estudios universitarios y poseen un título de grado o máster en ingeniería, alguno incluso un doctorado, y otros poseen experiencia profesional. En definitiva, en la ESPOL está garantizado que sus alumnos ya tienen una vocación por ejercer su profesión como militares ingenieros. En los CUD, en la mayoría de los casos, los estudios del grado no son sino un requisito para llegar a su auténtica vocación, que es la de ser militares.

En el Centro Universitario de la Defensa, los estudiantes se preparan para obtener el título oficial de graduado o graduada en Ingeniería de Organización Industrial por la Universidad de Zaragoza. ¿Qué capacitaciones aporta este grado en términos generales? ¿Y en el ámbito específico de la Defensa?
Además de las mismas que aporta esta titulación obtenida en el ámbito universitario “civil” en cualquier universidad española, se le añaden las específicas para la formación del futuro oficial del Ejército de Tierra, que proporciona el “perfil Defensa” que se imparte en el CUD de Zaragoza, y que incluyen en su plan de estudios asignaturas como, Liderazgo, Mundo Actual, Derecho… Con ello, la amplia formación científica, tecnológica y humanística que proporciona la titulación de grado se interrelaciona con los conocimientos propios de la profesión militar, de modo que se integra y convierte en todo el conjunto de competencias y habilidades profesionales que necesita el oficial para que pueda desarrollar sus cometidos con iniciativa y capacidad de liderazgo ya sea en un entorno nacional o multinacional.

Desde que el Centro comenzó su andadura, ¿cuántos oficiales del Ejército de Tierra cuentan con este título de grado? ¿Cuántos alumnos suelen graduarse en cada promoción?
En el momento actual han egresado ocho promociones y se han graduado 1361 oficiales del Ejército de Tierra. El pasado curso escolar fueron 208 los egresados. Además, casi 500 oficiales de la Guardia Civil, que han egresado del Centro Universitario de la Guardia Civil, con el título de grado de Ingeniería de la Seguridad, han efectuado dos cursos de formación en nuestro Centro.

¿Qué requisitos y capacidades personales es necesario tener para ingresar en el CUD? ¿Qué porcentaje hay de mujeres?
Lo primero que hay que decir es que ingresar en el CUD supone ingresar en la Academia General Militar (AGM), pues por ley, sólo se puede ser alumno del CUD si se es cadete de la AGM.

Además de las que se requieren en cualquier carrera universitaria, creo que es indispensable el tener vocación militar y de servicio, y tener predisposición al desarrollo de valores, como, el compañerismo o la disciplina. Una buena condición física y un nivel adecuado de inglés y equilibrio mental es indispensable, pues hay que superar unas pruebas físicas, psicotécnicas y de inglés para poder ingresar. Una alta nota de EvAU es también necesaria en el acceso directo sin titulación previa (en la última convocatoria la nota de corte estuvo en 12,6).

El porcentaje de mujeres en nuestro Centro varía de unas promociones a otras y con una tendencia en los últimos años de aumento. La última promoción que ha ingresado cuenta con un 26% de mujeres entre los alumnos de la Guardia Civil y un 18% entre los alumnos del Ejército de Tierra. El número total de alumnos es de 1200.

Además de la formación universitaria propiamente dicha, ¿qué otras actividades se llevan a cabo en el CUD?
Obviamente, con el fin de aprovechar los recursos humanos y materiales, se estableció que los CUD impartieran también enseñanzas de postgrado, máster y doctorado, y llevaran a cabo investigación relacionada con la paz, la seguridad y la defensa. En concreto, en el de Zaragoza se imparte además de otras enseñanzas, un Máster en Dirección y Gestión de Adquisición de Sistemas para la Defensa.

Junto a su labor docente e investigadora, el Centro Universitario de la Defensa de Zaragoza desarrolla actividades solidarias y divulgativas para contribuir a la mejora de la sociedad.  Participamos activamente en diversos proyectos sociales, entre los que sobresalen “Más Capaces”, de la Fundación Adecco, dirigido a la integración laboral de personas discapacitadas en Aragón a través de la oferta de realización de las prácticas profesionales, y la Campaña de Navidad en favor de la Santa y Real Hermandad de Nuestra Señora del Refugio y Piedad de Zaragoza.

Además, el CUD desarrolla también una gestión socialmente responsable en el desarrollo humano y sostenible de Aragón, a través de ayudas o del patrocinio de eventos como el Campeonato de Aragón de Bádminton Adaptado e Inclusivo.

También el centro se empeña en la difusión del conocimiento generado mediante su investigación, a través de la participación en foros de divulgación como congresos, la Feria General de Zaragoza o el Día Internacional de la Niña y la Mujer en la Ciencia; o de la colaboración con los medios de comunicación locales y regionales.

Es preciso también añadir que en nuestro plan de actuación del CUD 2022-2024, en uno de sus objetivos generales, se especifica el desarrollar actividades y acciones de responsabilidad social desde el compromiso con los Objetivos de Desarrollo sostenible (ODS) con los alumnos, con el personal, y con las instituciones y agentes sociales con los que el centro colabora.

Tenemos en marcha, con la Universidad de Zaragoza, proyectos de innovación directamente relacionados, con la respuesta a esta pregunta, como la educación en desarrollo sostenible como competencia transversal en el grado y el desarrollo de estrategias de implantación.

Asimismo, también colaboramos en la difusión de la cultura de Defensa en la sociedad, particularmente en la aragonesa.

Para lograr un óptimo desarrollo de las líneas de investigación consideradas de interés en el ámbito de las Fuerzas Armadas y de la Paz, la Seguridad y la Defensa, recogido en el convenio de adscripción del centro a la Universidad de Zaragoza, en mayo de 2013 se creó la Oficina de Promoción de la Investigación y el Desarrollo (OPID). ¿Cuáles son sus principales funciones?
Desde abril de 2021 la investigación en los CUD está regulada por una orden ministerial que aprobó las directrices generales para la ordenación de la investigación y la transferencia del conocimiento en los centros universitarios de la defensa.  La OPID es un elemento fundamental para ayudar a gestionar y facilitar a los profesores del CUD el ejercicio de su derecho y deber de investigar, ayudando a que se formen grupos de investigación propios, y en coordinación con el equipo directivo poder llevar a cabo y cumplir lo que marca la citada orden. En concreto, la necesidad de orientar e integrar las posibilidades de investigación del CUD en la Estrategia de Tecnología e Innovación (ETID) para la Defensa, y que se verifique de una forma eficaz la transferencia del conocimiento de los métodos, trabajos y resultados de esa investigación hacia la enseñanza de los cadetes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.